Entrevista a Digbeu en Diario La Verdad - Lucentum Blogging

Lucentum Blogging

Desde 2007 hablando del Lucentum Alicante. Ahora también mucha #LEBOro

ÚLTIMAS NOTICIAS

Home Top Ad

Post Top Ad

17 abril 2008

Entrevista a Digbeu en Diario La Verdad


Alain Digbeu asume con optimismo el cambio de entrenador en el banquillo aunque haya perdido un buen amigo dentro del vestuario. El alero francés demanda tranquilidad a todo el mundo para que se pueda lograr el objetivo a final de temporada. Reconoce su mal momento de juego y apela a su ética profesional para que nadie dude de que va a hacer todo lo que esté en su mano para ayudar a Óscar Quintana.


- ¿Cómo está el equipo?

- El equipo está bien, con la moral alta; ayer hizo un buen entrenamiento con la presencia de Quintana. Cuando se cambia algo se supone que es para mejor. El equipo necesita tranquilidad, volver a saborear la victoria y cambiar la dinámica. Ahora empezamos un nuevo camino después de los últimos resultados inesperados.


- ¿Entiende que la directiva buscara un revulsivo con el cambio en el banquillo?

- Había mucha presión antes de afrontar el partido del CAI, se perdió de forma extraña y todo el mundo se quedó muy decepcionado porque fue un golpe duro. Yo creo que la plantilla reaccionó, aunque no se notara porque perdimos en Huelva y Gandía. Hay que pensar a corto plazo y afrontar el partido del domingo siendo conscientes de que es muy importante. Ahora no podemos ir deprisa, hay que recuperar las buenas sensaciones y no dramatizar, porque las cosas no están tan mal como algunos las pintan. Es evidente que no somos los Lakers, que las derrotas tenían que llegar, aunque éstas no se hayan sabido interpretar. Pero los jugadores debemos hablar en la pista y no fuera.


- Entonces, ¿no encuentra lógica la decisión?

- No sé si es lógico el cambio de técnico, lo que tengo claro es que el trabajo de Quim Costa, para mí, era bueno. Pero yo sólo soy un jugador y no tengo que tomar decisiones, yo únicamente recibo órdenes y no tengo que discutir con nadie mi punto de vista personal porque la gente ya sabe cuál es. A mí no va a afectarme el cambio, porque yo estoy aquí para jugar y no para hacer política. La filosofía de Quim no ha calado igual en todo el mundo.


- Puede haber alguien que piense que usted va a bajar el pistón ahora que ya no está Quim, ¿qué le diría?

- Si alguien cree que yo no vaya a dar el máximo con Óscar Quintana por mi buena relación con Quim que se vaya olvidando, porque mi ética profesional no va a cambiar. Yo estoy aquí para jugar, y a pesar de que en las últimas jornadas no he estado a mi mejor nivel, espero, como el resto de compañeros, recuperar las buenas sensaciones y dar lo mejor de nosotros.


- ¿El ascenso es todavía posible?

- Todo es posible y el futuro nos puede sonreír todavía. Hay que esforzarse por entender lo que el nuevo entrenador nos quiera transmitir, porque hay tiempo para ello. Pero para eso necesitamos tranquilidad, porque hay mucha gente nerviosa. Yo le pido calma a todo el mundo porque las cosas se van a arreglar de una forma u otra. Hay que ser positivos porque todavía queda mucho hasta la Final a Cuatro.


- Costa les acusó a ustedes, tras la derrota de Gandía, de no estar a la altura, de falta de intensidad, ¿fue así?

- Nunca hemos tenido una actitud negativa, pero sí es probable que nos haya faltado intensidad en algunas ocasiones. En Gandía pudimos pagar que salimos como espectadores en el primer cuarto, pero esto ya es historia, hay que mirar para adelante y divertirse jugando al baloncesto.


- ¿Conocía a Quintana?

- Personalmente, no; pero sí como entrenador. Recuerdo que era muy activo en la banda y me hago una idea de cómo pueden ser sus métodos. Tenemos una base buena, no creo que pretenda enseñarnos 25 jugadas de golpe. Él tiene que ser un revulsivo para todos, pero sin tratar de meter miles de cosas en la cabeza de cada jugador.


- ¿Interpreta la destitución como un toque de atención para todos?

- Yo soy uno de los veteranos, pero sólo es la segunda destitución que vivo en un equipo, así que no sabría decir si es un toque de atención a la plantilla. Yo lo único que tengo claro es que lo que hace falta ahora es tranquilidad, porque la situación no es tan dramática como algunos piensan. Me guastaría que todos mantuviésemos la calma, que todo el mundo tenga voluntad de ayudar al equipo, que se ocupen de lo suyo, que se queden en su lugar y que trabajen duro para poder lograr el objetivo entre todos.

No hay comentarios:

Post Bottom Ad

Pages