Análisis de dos jornadas para olvidar de Meridiano Alicante

 

Después de estos dos partidos de liga que lleva el equipo resulta bastante fácil encontrar aspectos a criticar y jugadores a los que sacar los colores, tanto por lo visto en la cancha como con estadísticas en la mano. Si uno mira los números del equipo, la cosa es para asustarse. 

Es muy pronto para que la estadísticas sean reveladoras de la realidad del equipo, y esperemos que la cosa cambie porque los datos que se ven a día de hoy asustan un poco:

Somos el peor ataque de la liga (57.5), la segunda peor defensa (84.0), el equipo que menos valoración hace (42.5), el peor en porcentaje de tiro de 2 (39.29%), el tercero peor en rebotes defensivos (17), el segundo peor en rebotes totales (25.5) y el cuato equipo que más pérdidas hace (18.5). 



Pero más allá de esos números a nivel de equipo, lo que peor sabor de boca deja, en mi opinión, es el hecho de haber sufrido dos derrotas de forma distinta, pero ambos muy dolorosas. La remontada de Fuenlabrada supone una derrota de esas de las que luego te puedes acordar a final de temporada.

Analizando un poco por partes la situación:

BASES:
La lesión de Heurtel ha marcado el inicio de liga, Pedro Llompart ha tenido que disputar 27 minutos por partido y los equipos rivales han sabido buscarnos las cosquillas en ese aspecto, presionando mucho la subida de balón y desgastando continuamente a nuestro base. La rotación con Matías Ibarra suponía una bajada de nivel, a pesar de que Ibarra no tomaba decisiones arriesgadas, pero era muy romo en ataque y, sobretodo ante Fuenlabrada sufrió bastante ante la presión de los rivales, que le hacían dos contra uno constantemente. 


Óscar Quintana ha buscado distitnas alternativas, sin mucha suerte, ante esos problemas, colocando a Serkan Erdogan en la dirección de juego en ciertas fases e incluso en el partido ante Fuenlabrada colocó unos minutos a Álex Urtasun en la dirección para no limitar a un Serkan Erdogan enchufadísimo en el partido. El resultado lo conocemos, en esa fase de partido fue cuando Fuenlabrada comenzó a crecer y remontar.

Ojalá el posible regreso de Heurtel en el partido ante Cajasol sea un paso adelante del equipo en este aspecto.

EXTERIORES:

Serkan Erdogan se ha erigido como líder del juego ofensivo del equipo, se le ve muy motivado en la cancha y con mucha confianza en su juego. Sin duda que es lo mejor de lo que llevamos visto esta temporada y es una esperanza para el equipo tener a un jugador como él.


Mario Stojic, como siempre, aporta en varias facetas, y aunque a veces se le ve algo precipitado en su juego, es una pieza importante en el equilibrio del equipo.

Álex Urtasun ha dispuesto de pocos minutos, pero está haciendo una labor interesante, ante Fuenlabrada se le vio con más confianza y realizó algunas buenas acciones.

Cazorla ha tenido poca participación y sigue en su rol.



JUEGO INTERIOR:

De momento se han visto muchas carencias, tanto a nivel ofensivo como defensivo. Ante Fuenlabrada, en la segunda mitad se permitió que la pareja Batista-Ayón campara a sus anchas en la pintura y que nos hicieran un destrozo. 


A Martynas aún lo estamos esperando de vuelta, el otro día tuvo el típico partido en el que da la sensación de que está más pendiente de lamentarse de las faltas que le pitan (sean o no correctas, me da igual) que del propio juego, de forma que se va del partido de una forma preocupante.

Pape Sow, ha asumido más peso en ataque y eso es una mala señal, porque lo que sucede es que al ver que los compañeros no responden, asume esa responsabilidad, bajando el nivel de su papel defensivo.

Justin Doellman está sufriendo mucho desde el comienzo de liga, y empieza a dar miedo que se pueda convertir en un jugador que no acaba de cogerle el pulso a la competición y empiece a bloquearse, me vienen a la cabeza nombres como Osella, Hill o Britton Johnsen... pero espero que despierte y demuestre que lo que se ha visto esta pretemporada no fue un espejismo. En defensa va justito, pero en ataque sufre mucho para entrar al poste bajo y el pasado domingo cometió muchas pérdidas al entrar en un sitio donde no podía competir. Tampoco encontró buenas opciones exteriores y sus números hablan por si solos (2/6 triples, 1/14 tiros de 2, 7 pérdidas y -2 de valoración media en dos partidos). Si tu jugador franquicia interior se marca estos números, vamos a tener problemas.

Weigand y Rejón han tenido un papel casi simbólico en estos dos encuentros, con muy poca presencia en cancha.

Pero la liga sigue y no hay que cegarse en el derrotismo, hay que viajar a Sevilla con ganas de dar buena imagen, de competir y de mejorar la sensaciones para intentar sorprender en una cancha muy complicada.
Share on Google Plus

About Ramón Juan

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

1 comentarios :

carlos dijo...

Han renovado a Stojic por dos años.