Analizamos el "Efecto Vidorreta" que ha sacudido a Meridiano Alicante

 

Otra victoria a domicilio de Meridiano Alicante. Tercera victoria en cuatro partidos y el equipo se reengancha definitivamente a la competición de la mano de un juego serio y coherente, sin estadísticas especialmente llamativas, pero con una gran dosis de trabajo del gran protagonista de este cambio: Txus Vidorreta.

Repaso a las estadísticas antes y después de Vidorreta

Después del partido de hoy me he parado a hacer una comparativa estadística entre los ocho partidos de la era Quintana y los seis que lleva Vidorreta dirigiendo al equipo, y me he llevado una sorpresa cuando he visto que realmente no hay ningún vuelco a nivel estadístico. Se ha mejorado en determinados aspectos, como en el porcentaje de tiro de 2 (del 43% se pasa al 48%), se ha mejorado en el rebote (de 28.6 se pasa a 32.3), se han reducido las pérdidas (de 17.7 a 15.2) y se ha mejorado la valoración (de 51.6 a 59.8).



PTOS
T2
%T2
T3
%T3
QUINTANA
62,4
35,5
43,8%
19,6
32,20%
VIDORRETA
65,5
34
48,80%
21,3
28,70%

TL
%TL
REB
REB DEF
REB OFE
QUINTANA
16,25
72%
28,6
19,8
8,75
VIDORRETA
19
75,60%
32,3
23,2
9,2

ASIST
REC
PERDIDAS
FALT REC
VALORACION
QUINTANA
10
8,8
17,7
19,5
51,6
VIDORRETA
10,5
5,2
15,2
20,3
59,8

Parece que el cambio va más allá de unos datos generales de equipo, porque la percepción exterior del equipo es de una mejoría mucho mayor de la que se muestra en estos datos generales.


Hasbrouck y Rancik, su aportación va más allá de los números

Lo siguiente que podemos pensar es que la aportación de Rancik y Hasbrouck ha sido la clave para las victorias, de hecho los triunfos coincidieron con la incorporación de estos jugadores, y es cierto, pero su aportación va más allá de los números:

Hasbrouck (9.8 pts, 2.3 reb, 2.5 asist, 5.3 valoración)
Rancik (8.7 pts, 5 reb, 3.3 faltas rec, 4 valoración) vs Sow (9.8 pts, 5.3 reb, 2.1 falt. rec, 8.7 valoración)

Después de ver sus números, se ve que su papel no es el de ser las estrellas que vienen a salvarnos a golpe de MVP, al contrario, se trata de dos piezas que han equilibrado y completado un engranaje que estaba falto de ciertas piezas y que ahora, sobretodo con Rancik es mucho más coherente. De hecho, se ve que Sow hacía mejores valoraciones que Rancik, y sin embargo, la coherencia y polivalencia que aporta Rancik al juego es tremenda.

Hasbrouck por su parte aporta capacidad de decisión en momentos importantes, y también se trata de un jugador decidido a la hora de buscar penetraciones, que dividen y generan desequilibrios defensivos y situaciones de ventaja para otros jugadores. Su llegada y el retorno de Erdogan tras la lesión han dejado fuera a un Urtasun que ha sido una de las decepciones de la temporada.

El "Efecto Vidorreta" individualizado:
 

Justin Doellman: 

Justín Doellman tuvo un mal arranque de liga, pero poco a poco se fue convirtiendo en una pieza importante del juego todavía con Quintana en el banquillo, pero con la llegada de Vidorreta se ha conseguido que su juego vaya más lejos de lo que hacía con Quintana, que era jugar siempre a más de cuatro metros del aro y buscar lanzamientos exteriores.
Los datos, en este caso sí, hablan claro de su cambio de rol: ha pasado de rebotear 5.3 a 8.2 por partido, pero uno de los datos más importantes es el hecho de que en la era Quintana lanzaba 1.5 tiros libres por partido y ahora va 3.5 veces a la línea de tiros libres, un dato que indica que ahora busca más el contacto y que busca opciones cerca del aro, algo que nuestro equipo necesitaba.


Mario Stojic:

Su aportación estadística no ha sufrido grandes variaciones, aunque su papel en la cancha ahora está más definido y busca más el contacto, bien en penetraciones o posteando, lo que le genera también muchas más situaciones de ir a la línea de libres (de 1.1 a 3.2 por partido). 


Thomas Heurtel:

Sin duda que es uno de los jugadores sobre los que más trabajo tiene Vidorreta, al que se le ha visto "sufrir" las pequeñas locuras del base francés en la cancha, capaz de cometer pérdidas infantiles y luego anotar triples imposibles. El jugador francés juega a un ritmo que no es el que buscaba Vidorreta, y poco a poco tendrá que ir llevándolo a su redil.

Lo primero que ha buscado Vidorreta es que Heurtel no asuma tantos lanzamientos (de 9.4 en la era Quintana a 4.6 en los últimos cinco encuentros), lo que provoca que el jugador francés tenga que buscar un juego de mayor dirección y le está costando acostumbrarse, lo que le lleva a cometer imprecisiones y a no llevar el tempo de partido que le pide Vidorreta.

Pedro Llompart:

Ha asimilado mejor que Heurtel la idea de juego de Vidorreta y, con sus limitaciones, ha sabido dirigir mejor el juego de equipo en estos últimos partidos, especialmente el de la victoria ante Unicaja donde firmó un partido enorme.


Serkan Erdogan:

Con la llegada de Hasbrouck, completa una interesante rotación exterior. Su capacidad anotadora sigue siendo muy importante para el equipo, y ahora, con un juego colectivo más equilibrado tendrá menos responsabilidad en el ataque y dispondrá de mayores espacios al no ser el único polo atrayente de las defensas rivales.



Martynas Andriuskevicius:

Una de las claves de la mejoría del equipo. Tras la rescisión de Sow, su papel iba a ser clave y poco a poco parece que ha encontrado la regularidad que necesitaba y está volviendo a encontrarse. Vidorreta le hace jugar más cerca del aro (sólo ha tirado dos triples en 6 partidos) y con la ayuda de Rancik, ha mejorado en su juego. Sus porcentajes han subido (del 35% al 59% con Vidorreta), también ha mejorado en su capacidad reboteadora (de 4 a 6.2 rebotes por partido).

En un jugador como el lituano, es importantísimo que coja confianza y parece que va en la buena línea, con cinco partidos consecutivos por encima de los 10 de valoración. También hay que destacar su mejoría a nivel físico en los últimos encuentros.

Carlos Cazorla:

Su papel no cambia con el nuevo técnico. Aporta trabajo, seriedad y defensa. Se echa de menos algo más de potencial ofensivo, pero lo compensa con su gran labor como la que hizo parando a Víctor Claver la pasada semana. Un jugador que siempre interesa tener.


Álex Urtasun:

Decepcionante la aportación de Urtasun. Hasta cinco partidos en valoración negativa. Con la llegada de Hasbrouck se ha quedado sin hueco en el equipo y ahora mismo completa el cupo de seleccionables que hay que tener. Esperemos que siga trabajando y que pueda aportar en la medida que pueda ser necesario.

Guillermo Rejón y Axel Weigand:

Están para dar algún minuto de descanso a los tres interiores titulares en caso de problemas de faltas o de lesiones.

Reflexión final:

Después de buscar en los números, creo que el trabajo de Vidorreta se percibe más en la cancha que en las propias estadísticas, lo cual creo que es mérito aún mayor del técnico vasco.  Es un placer ver jugar al equipo con otro criterio, buscando balones interiores, apoyándose para generar situaciones de ventaja en el exterior.

Me quedo con una jugada del partido ante Power Electronics, en la que el equipo circulaba el balón por el perímetro, corría la posesión y, en lugar de apostar por un uno contra uno, se siguió moviendo el balón, buscando un balón interior a Martynas, que dobló a la línea exterior y acabó con un triple de Doellman a falta de 1 segundo para el final de posesión. Para mí, esta jugada representa el cambio de juego del equipo, más paciencia, más recursos y más "savoir faire".

Está claro que la salvación, y las victorias son cosa de todos, pero, de momento, no tengo más que quitarme el sombrero con el trabajo de Txus Vidorreta y seguir deseándole lo mejor a él, que será lo mejor para nuestro equipo.

¡Grande Txus!
Share on Google Plus

About Ramón Juan

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

2 comentarios :

Carlos Belío dijo...

Hola Ramón,

No sé, pero a mi esas variaciones estadísticas sí me parecen muy relevantes. Cuantifica el número de posesiones que ahora el Lucentum utiliza para lanzar a canasta. Cuantifica la mejora en porcentajes... Ramón, en 6 partidos y con 2 cambios de jugadores, la mejoría es más que evidente numéricamente hablando. Seguro fruto de un mejor criterio de cómo jugar en función de la plantilla, la calidad de los rivales, etc.

Ramón dijo...

Mis análisis estadísticos reconozco que son más bien superficiales, y estoy seguro de que me dejo parámetros más elaborados que tienen que sacar a la luz esa mejoría.

Estoy seguro que gente más experta en estos temas apreciaréis cosas que a mi se me pasan.

Desde luego, que la mejoría es evidente y eso es lo importante.

un abrazo Carlos