Meridiano Alicante, a sufrir toca

 
 Fotos: Aitor Bouzo/enCancha.com

Que poco tiempo ha hecho falta para que vuelva a escucharse el "runrun" del sufrimiento en la afición y en los medios tanto alicantinos como en los de las ciudades de los equipos rivales.

Cinco jornadas para el final de liga y dos victorias (más average) de ventaja sobre los rivales. Si lo miramos desde un punto de vista realista-optimista podemos decir que el equipo está con la misma ventaja que hace dos jornadas pero quedando dos jornadas menos para el final de la competición y además con la plantilla al completo. El aspecto más pesimista se puede sacar si valoramos que las importantes victorias de Menorca y Granada se han producido ante equipos que se jugaban sus posibilidades de entrar en playoff y que demuestran que ambos equipos quieren y pueden dar todavía algún que otro susto.


Miramos a Menorca y Granada, pero no hay que perder de vista a un Manresa que es un mal invitado en esta "fiesta" ya que "disuelve" nuestra ventaja en caso de triples empates en los que se mezcle el equipo catalán. Además, el Manresa tiene que visitar Menorca en un duelo clave.

De los rivales, el Granada nos puede causar inquietud porque tiene un calendario más asequible a corto plazo (recibe a un irregular DKV y visita a Lagun Aro) y puede plantarse en la jornada 32 con la oportunidad de igualarnos en la tabla (aunque quedando por detrás por el average), lo que generaría una ansiedad demasiado grande para nuestro equipo y supondría un aldabonazo de moral para los granadinos.

Yo he sido el primero en "confiarme" tras ver la clasificación tras la pasada jornada y ahora reconozco que me recorre un cierto miedete por el cuerpo, sobretodo mirando al Granada. 


En la propia prensa granadina podemos leer un artículo en el que ya intentan meter cierta presión a nuestro equipo y en el que repasan el calendario que nos queda a ambos hasta el final y en el que apelan incluso a la "motivación extra" que pueda tener Pablo Aguilar para intentar que su CAI ayuda a la salvación de su ex equipo o incluso al partido Unicaja-Granada en el que recordemos que el equipo granadino es casi un filial del Unicaja con jugadores como Lima, Freire, Barrera, Prestes...

Señores, somos el Lucentum y el sufrimiento viene incluido en el precio del abono, así que si podéis, revisad los marcapasos y preparaos para sufrir.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración