Los verdaderos pilares del Lucentum

 
 Foto: ACBPhoto/Oscar Gimeno

El Lucentum Alicante sigue imparable en la liga. Tras la marcha de Singler muchos apostaban por un hundimiento del Lucentum. Se equivocaban. Las dos últimas victorias del Lucentum confirman que hay algo más detrás de la presencia de un NBA como Kyle Singler, o de un jugador como Kaloyan Ivanov que ha sido ya tres veces MVP de la jornada esta temporada, o incluso de la gran temporada de Pedro Llompart. Entre estos tres jugadores suman el 60% de la valoración del equipo y el 63% de los puntos.

Los focos y la atención suelen recaer en esos jugadores a los que las estadísticas encumbran, en esos jugadores que se llevan el premio más vistoso con buenas anotaciones, o gran cantidad de situaciones que les hacen destacar con grandes valoraciones, pero esos buenos números se construyen gracias a cosas que no se reflejan en esas estadísticas y gracias al trabajo del resto del equipo.

Hoy me gustaría dedicar una entrada especial a esos otros jugadores en los que se cimenta realmente el éxito de este equipo.


BEN DEWAR

Fue el primer fichaje de este nuevo Lucentum. Un jugador desconocido para la mayoría  y cuyo nombre no despertó especial interés, pero que con el paso del tiempo se está convirtiendo una pieza fundamental para Vidorreta

En el artículo de presentación me sorprendió encontrar un vídeo en el que le homenajeaban y retiraban su dorsal tras tres años en Orléans, y tras verle en estos meses, puedo entender que si rindió con esta seriedad durante tres años fuera un hombre importante en un club modesto. 

Es un jugador que juega con mucha inteligencia, que trabaja como nadie en la pista y que sabe buscar siempre la mejor opción o ese pase extra que genere un tiro más fácil a un compañero. Buena selección de tiro. Tiene un 71% en tiro de 2, y tardó 6 partidos en fallar un lanzamiento de dos puntos.

Aporta seriedad en defensa y en ataque aparece en momento decisivos. Más de una vez ha sido el que ha resuelto una posesión que se agotaba, y esos puntos deberían de valorarse más. Se ofrece con facilidad en el perímetro y tiene buena mano. No es un gran anotador pero es muy regular (ha anotado 8 o más puntos en 10 partidos).

Ha jugado normalmente en posición de escolta, pero tras la marcha de Singler ha ocupado la posición de alero dejando a Ellis, Luz y Urtasun repartiéndose minutos en posición de 2.



 RAFA LUZ

La buena temporada de Llompart le ha permitido tener la oportunidad de crecer como jugador sin las urgencias de ser imprescindible en la plantilla. Su peso en el juego del equipo va aumentando y su papel está siendo cada vez más importante.

Su entrada en la cancha ha sido muchas veces demasiado impetuosa y le ha costado cargarse de faltas o cometer imprecisiones. Es joven y tiene mucho que mejorar, pero el equipo también se ha beneficiado de esa chispa extra que añade al juego con su velocidad.

Su capacidad de desbordar y entrar a canasta cuando se le dejan espacios es espectacular, a lo que se suma un físico que le permite acabar esas acciones con potentes saltos que le hacen evitar tapones e incluso acabar con un mate.

Además, Vidorreta está sacándole partido también en la posición de escolta, bien cuando las defensa rival presiona mucho a Llompart, como sucedió en Valencia, o bien para completar la rotación exterior cuando ha estado Ellis lesionado o cuando, tras la marcha de Singler, Dewar ha tenido que jugar de alero.

Tiene que mejorar en la toma de decisiones a la hora de dirigir el juego pero va por el buen camino y se está complementando muy bien con Llompart.



 LAMONT BARNES

¿Cuánto se valora un bloqueo bien puesto? ¿Cuánto vale ese balón que llega a tres metros del aro y que atrae defensores para luego dar un pase al hombre libre? ¿Cuánto vale cada recuperación en ese momento decisivo del partido? ¿Cuánto vale esa presencia que disuade al rival de meter balones a sus interiores? ¿Cuánto vale ese espacio que genera para que otro compañero lo aproveche? Tal vez si todo esto entrara en las valoraciones estaríamos hablando de más de un MVP para Lamont Barnes.

Creo que la mayoría de los que vamos todos los partidos al Centro de Tecnificación apreciamos su labor y sabemos valorar la presencia de un jugador de sus características en nuestra pintura, porque venimos de precedentes muy diferentes.

Tras dos grandes partidos al comienzo de liga, Barnes entró en una fase en la que no encontraba el acierto de cara al aro y perdió algo de confianza en su juego, pero a pesar de ello nunca faltaron sus rebotes y, sobretodo, su buena actitud en defensa.

En los últimos partidos está siendo fundamental para el equipo. Para la curiosidad quedó la paradoja estadística del partido ante Lagun Aro en el que firmó -9 de valoración, pero en el que mientras estuvo en la pista el equipo valoró +15. Intangibles.

Siempre se ofrece para recibir en la pintura y si es en situación ventajosa, consigue ser efectivo bajo el aro, de manera que su sola presencia obliga a cerrar defensas rivales, lo que genera espacios para que Ivanov pueda hacer sus entradas a canasta o encarar 1x1 con mayor facilidad. Más de una de las canastas de Ivanov tendrían que sumar en la valoración de Barnes.

Sin duda, otro de los pilares de este equipo, y de esos que no vemos en los titulares. Sin ir más lejos la victoria de ayer tuvo en Barnes al gran protagonista con cuatro recuperaciones en momentos importantes y con una acción decisiva en la que tras robar el balón arrancó con una velocidad espectacular para un hombre de su envergadura para anotar la canasta casi decisiva.

Quiero tener siempre un Lamont en mi equipo.


He querido destacar el trabajo de estos tres hombres, porque creo que lo merecen especialmente, pero también el resto de jugadores están sumando y apareciendo siempre que Vidorreta los necesita.

Mario Stojic está asumiendo su nuevo rol en el equipo y sigue siendo importante como sexto hombre para el equipo. Mohamed Kone tiene un papel claro, y aunque en ataque tiene limitaciones, aporta intimidación en defensa y centímetros que son importantes en ciertas situaciones.

Tyrone Ellis sigue mejorando y es un jugador del perfil que le gusta a Vidorreta. Experto, que entiende los sistemas y que a medio plazo va a ser rentable para el equipo, tal y como lo empezó a demostrar ayer mismo. Si va a más podemos frotarnos las manos por tener a un jugador como él en nuestro equipo.

Por último una mención también a Álex Urtasun, que está sabiendo dar ese pasito al frente ahora que el equipo le necesita y que, a pesar de no entrar en la rotación durante muchas jornadas, se ha mostrado intenso y con ganas de sumar al equipo, lo que da muestra de su trabajo en la semana y del trabajo de Vidorreta para mantenerlo siempre en dinamica de grupo.

Nos queda Jódar, sigue en la recámara, trabajando sabiendo cual es su rol este año y mejorando para poder llegar a tener sus minutos.


Y, como siempre, mención para el que mueve las piezas de este ajedrez. Gran trabajo de Txus Vidorreta sabiendo sacar partido del equipo y sabiendo cubrir las carencias y las bajas de manera que hay algo que todos sabemos este año cuando llega el fin de semana: El Lucentum compite en todas las canchas. Y eso es mucho decir.
Share on Google Plus

About Ramón Juan

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :