El Lucentum se cita otra vez con la historia


Llegó el día. A las 21:00 se jugará el ascenso del Lucentum en Andorra. Dos horas después sabremos el desenlace. Todo a una carta, todo jugado a cuarenta minutos en la cancha.

Hoy ha acabará, con alegría o con decepción, la temporada del Lucentum. Lejos quedan ya todo lo que hemos vivido en un año muy intenso. Desde la virtual desaparición hasta la posibilidad de seguir en Adecco Oro. Lejos queda ya la marcha de Berrocal y el Efecto Perelló. El bache de juego en el que el equipo dejó escapar sus opciones de ascenso directo. La salida del concurso de acreedores también parece lejana. Los torpedeos externos que ha recibido el club. La racha final de victorias. Todo eso queda ahora en un segundo plano. 

Hemos disfrutado de una buena temporada de basket y de un equipo comprometido con el proyecto. Y eso es algo que en Alicante hemos aprendido a valorar año a año. 

Los jugadores se han plantado en el partido decisivo de la temporada y con plenas opciones de darnos una alegría. La plantilla vino a Andorra con las pilas cargadas gracias al apoyo de la afición y aunque esta noche en las gradas serán 15-20 los alicantinos que apoyarán al equipo, el equipo siente a tope el respaldo de toda la afición y de toda la ciudad de Alicante. Se percibe en el ambiente.

Todavía me cuesta hacerme a la idea de que la próxima entrada que escriba en este blog pueda ser para contar un ascenso a la ACB. Un ascenso deportivo, ganado en la cancha, de los buenos. También existe la posibilidad de que nos quedemos a las puertas, en ese caso espero por lo menos poder contaros que he visto a un equipo que se ha dejado la piel en la cancha y que si ha perdido ha sido porque Andorra ha sido mejor.


Comentarios

Entradas populares de este blog

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

Calendario LEB Plata 2017-18