Los jugadores del Lucentum ya tienen dorsales para la temporada 2009-10

COMUNICACIÓN LUCENTUM BALONCESTO

Los jugadores del Lucentum Alicante ya tienen claro qué números quieren vestir en sus camisetas en la nueva etapa ACB que comienza el 11 de octubre. La mayor parte de ellos han hecho su elección por tradición, aunque algunos han decidido cambiar por una cuestión sentimental o por considerar el factor suerte.

Los lituanos Mindaugas Katelynas y Martynas Andriuskevicius son los que más suerte han tenido, pues conservan el mismo número desde el instituto. Y es que, generalmente, los jugadores no pueden vestir siempre el mismo dorsal por cuestión de veteranía, pues los que llegan nuevos a un equipo deben conformarse con los que queden libres. En el caso de Katelynas, que ha escogido el 15, su elección se debe a que “siempre he llevado este dorsal, y no por una cuestión de suerte ya que la suerte no influye en mi juego, sino simplemente porque me gusta”. Andriuskevicius, por su parte, conserva el 11 “porque siempre me ha ido bien”, al tiempo que, por veteranía, lo vistan Rejón o Kyle Hill que también lo preferían.

El capitán Guillermo Rejón, que tuvo que buscar una alternativa al 11, explica que “al no poder coger ese número el año pasado me decidí por el 8 en honor a Calderón, al que por cierto se le echa en falta en la selección. Y este año lo sigo llevando porque el año pasado me dio suerte”. Hill, por su parte, ha decidido mantener el 13 de la temporada pasada porque “jugué muy bien con este número y si algo funciona ¿por qué vas a cambiarlo?”.

El base Pedro Llompart también ha decidido conservar el 9 del año pasado por el mismo motivo que Hill, mientras algunos de sus compañeros como Vule Avdalovic (14), Txemi Urtasun (10) o Carlos Cazorla (5) han tenido la suerte de conservar los números desde hace años por el simple motivo de que siempre les ha gustado.

En el caso de Jorge García, también admite que ha decidido vestir el 12 por el gran resultado que dio el año pasado, aunque añade que “son los años que llevo jugando a nivel profesional y también los que me quedan jugando en ACB con el Lucentum”.

El pívot norteamericano Mario Austin es el que ha escogido cambiar de dorsal libremente por una cuestión sentimental. Hasta la fecha siempre había llevado el 33, pero este año ha decidido vestir el 16 en honor a su madre, pues falleció el pasado 16 de diciembre y es un homenaje a ella. Sólo resta por decidirse el croata Mario Stojic, que se encuentra con su selección camino al Eurobasket, y que aunque los últimos años ha vestido el 19 podría cambiar de opinión y llevar el 7 que tan buenos resultados le dio en su anterior etapa en el Lucentum.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

Importante triunfo de HLA Lucentum basado en el dominio en la pintura