Cano pide tranquilidad pero a mi me puede el pesimismo

 

Aunque parezca mentira, a uno no le vienen cosas sobre las que escribir sobre el Lucentum. Y a estas alturas de semana, creo que ya está todo dicho sobre la situación del equipo y cuando pienso en el próximo partido tampoco encuentro mucha motivación.

Hacía tiempo que el equipo transmitía tan poco. Hoy se pueden leer declaraciones del presidente, de esas que suenan a lo de siempre "confianza", "tranquilidad" "Hemos hablado y no ocurre ningún tipo de problema, sólo las cosas del juego, que no lo hemos hecho bien y hemos tenido unos minutos muy malos que nos han llevado a dos derrotas que tenían que haber sido victorias. En estos momentos no tenemos que leer más allá de que es una situación del juego". También reconoce que el equipo "ha regalado dos partidos en casa" lo cual no me genera a mi ninguna confianza ni tranquilidad.

Malos tiempos. El equipo ha dado un paso atrás con respecto al año pasado, donde en casa mostraba mucha más eficacia y donde "disimulaba" los fracasos a domicilio, pero este año no se está jugando bien, más allá de esos últimos minutos en los que se "regalaron" los partidos ante Fuenlabrada y Menorca. Jugadores fuera de forma. Fichajes que no acaban de adaptarse. Lesiones que agravan la situación. 
Y todo esto se suma a una masa social que está estancada, por no hablar de que se está en disminución. El pabellón se convierte a veces en un teatro en el que los espectadores asistimos sentados y en silencio al espectáculo, cada vez hay menos ambiente en el Centro de Tecnificación y únicamente se escuchan los bombos de las peñas.

Los partidos ante Real Madrid y Bilbao no parecen muy propicios para levantar cabeza y todos tenemos la vista puesta en el partido ante Manresa. Ojalá nos llevemos una alegría en forma de sorpresa, pero un Meridiano Alicante-Assignia Manresa con un 0-6 en el casillero es algo muy plausible y que generará un ambiente muy enrarecido, con la gente muy susceptible y con unos ánimos hacia el equipo que se pueden tornar en pitos, críticas o abucheos si el partido se tuerce. 

¿Soluciones? La primera y más infalible que se me ocurre es ganar cuanto antes. Eso está en manos de los que están ahora en el equipo, entrenador y jugadores. Pero claro, eso es fácil de decir. Si las victorias no llegan es obvio que habrá que tomar otro tipo de decisiones. Hay jugadores que no están rayando al nivel que se espera y también es cierto que el puesto de Quintana estará también en el aire.

No es nada nuevo decir que en estos casos la cuerda se suele romper por el mismo sitio. También es por todos sabido que el club se mueve bastante atado de pies y manos por las restricciones económicas. Ojalá cambien las cosas, y este pesimista artículo se diluya y se olvide en poco tiempo.
Share on Google Plus

About Ramón Juan

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :