Previa del DKV Joventut - Meridiano Alicante

 
 Foto: Aitor Bouzo-enCancha.com

El Meridiano Alicante visitará este domingo una cancha en la que nunca ha conseguido vencer. Badalona ha sido siempre tierra prohibida para el Lucentum. El equipo llega con una dinámica de resultado muy mala. 1 victoria en los últimos 8 partidos, lo que supone igualar el arranque liguero que costó el puesto a Óscar Quintana. Segunda vez en la temporada que el equipo enlaza cinco derrotas consecutivas. 

La serie actual de cinco derrotas solo ha sido superada en dos ocasiones en la historia del equipo: hasta once derrotas seguidas tuvimos en la 2003-04 y siete derrotas se encadenaron en la temporada del debut ACB en 2000-01.

Por suerte la competición pone un límite a los descensos y solo descienden los dos más malos, y de momento parece que hay dos equipos empeñados en hacer que esta mala racha de Meridiano Alicante no sirva para que bajemos. Que siga así la cosa (no la racha del Lucentum si puede ser).

Este partido nos deja unos datos interesantes para analizar:

 Foto: Aitor Bouzo-enCancha.com

DKV Joventut, paradigma del juego ofensivo

El equipo de Pepu es el segundo que más anota (77.8), aunque desde la baja de English han moderado algo sus registros. Sin embargo, ese poder ofensivo no viene secundado por su defensa, que es la peor de la liga, encajan 81 puntos por partido. 

Esa diferencia entre ambos aspectos es la que evita que estén situados ahora mismo en la zona alta de la tabla. 
Una de las claves del partido será ver si el trabajo defensivo habitual de Meridiano Alicante (3ª mejor defensa) se impone a ese ataque o si el bajo potencial ofensivo de Meridiano Alicante se crece ante una defensa tan benevolente como la del DKV. 

DATO: DKV anota 77.8 por partido y Meridiano recibe 70.3. Meridiano anota 66.6 y DKV recibe 81 puntos por partido.

 Foto: Jordi Montraveta-enCancha.com

El ritmo de juego

Ese juego alegre y descarado del Joventut se construye con la dirección de juego de dos hombres que siempre buscan las transiciones rápidas, Josep Franch y Russell Robinson. Será fundamental para Meridiano Alicante conseguir hacer buenos balances defensivos y estar concentrados para intentar llevar el partido a un ritmo más tranquilo y llevar el partido a un marcador bajo.

DATO: DKV no sabe lo que es ganar anotando menos de 75 puntos.

 Foto: Joaquim Alberch-enCancha.com

El dominio del rebote será más fundamental que nunca

Siempre sale este aspecto en todas las previas pero en la de esta semana es más fundamental que nunca que el equipo mejore en este aspecto o de lo contrario las opciones de victorias se diluyen.

DKV es el equipo que más rebotes captura en la liga, especialmente ofensivos lo que les genera muchas segundas opciones de tiro. Además, si dominio también en el rebote defensivo es la primera piedra para que el DKV Joventut construya el juego que le gusta, de transiciones rápidas y de aprovechar la superioridad en contraataque.

El Joventut va al rebote con todas sus piezas, desde sus interiores, McDonald (5.1), Trias (6.4) hasta suss bases Robinson (2.5) y Franch (2), pasando por sus exteriores Hosley (6) y Tomàs (3.8).

Andriuskevicius y Doellman tendrán que multiplicarse para cerrar el rebote defensivo y hará falta también que todo el equipo colabore en esa faceta, jugadores.
DATO: DKV Joventut captura 8 rebotes más por partido que el Meridiano Alicante.
 Foto: Aitor Bouzo-enCancha.com

Buscando el estilo de juego perdido

Meridiano Alicante sigue lastrado por las bajas, y aunque va recuperando algunas piezas, lo cierto es que la baja de Rancik es la más sensible. Desde la llegada de Txus Vidorreta el equipo no ha ganado ningún partido sin Rancik en pista. Es la piedra angular del juego del equipo, el único jugador que recibe en el poste bajo de espaldas al aro atrayendo ayudas defensivas que facilitan la circulación de balón dentro-fuera y fuera-dentro. Sin él en pista, los argumentos interiores del equipo alicantino pierden presencia cerca del aro porque ni Doellman ni Martynas se encuentran cómodos en esa faceta.

Con la llegada de De Miguel se ha ganado un hombre más en los entrenos pero todavía falta por ver si también se va a ganar a un hombre que aporte algo de trabajo en el poste y permita a Vidorreta desarrollar su juego, de lo contrario, el equipo se ve abocado a depender de la inspiración de su perímetro, algo que está visto que es una bomba de relojería.

Defender serio y aprovechar las pérdidas

Uno de los puntos débiles que destapan las estadísticas está en el apartado de pérdidas, donde el DKV Joventut es el peor equipo de la liga con más de 17 pérdidas por partido. Una buena defensa y mucha concentración tienen que ser claves para intentar aprovechar esta faceta.


Acoplar la "Cuarta Revolución"

En la última rueda de prensa, Vidorreta hablaba de que el equipo ha sufrido ya cuatro remodelaciones entre bajas, altas, lesiones y demás movimientos.

En Badalona veremos si Popovic mejora en su faceta defensiva y de cuantos minutos dispone como segundo base. También veremos si Heurtel sigue disfrutando de confianza en el puesto de escolta acompañando a Hasbrouck o a Stojic. Sabremos si Urtasun sigue condenado al ostracismo salvo causas de fuerza mayor. Comprobaremos si De Miguel ha llegado en condiciones de sumar algunos minutos de calidad al juego interior del equipo mientras regresa Rancik. Veremos si Doellman y Stojic reaccionan positivamente al toque de atención que les dio Vidorreta tras la última derrota. Sabremos si los roces que se vieron en el último partido fueron fruto del fragor de la derrota o si hay algo más detrás. Y todo esto sin saber si los jugadores van a cobrar o no este mes.

A todo esto hay que sumarle el aspecto positivo de que el equipo, a pesar de todos los males, ha competido en todos los partidos (excepto ante el Real Madrid), especialmente fuera de casa. Así que, dejando a un lado los números, las opciones estarán ahí y habrá que seguir el partido y soñar con una victoria.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración