Somos pocos pero los tenemos bien puestos. A Madrid a pelear.


Con el esfuerzo realizado ante Bilbao aún reciente y con las bajas seguras de Hasbrouck, Rancik y Cazorla, nos presentamos mañana domingo en la Caja Mágica ante el Real Madrid. 

Normalmente suelo hacer una previa de los partidos intentando mirar los puntos débiles y fuertes de nuestros rivales y ver cuáles pueden ser las claves del partido, pero en este caso vamos a intentar repasar las posibles alternativas o soluciones que puede plantear Vidorreta a los problemas que sufrimos en todas las líneas, porque a las bajas anteriormente enumeradas hay que sumar que Heurtel y Urtasun están todavía en fase de recuperación de sus molestias y contamos con un Popovic recién llegado y con falta de acoplamiento.


En la dirección de juego es donde contamos con más piezas. Llompart y Heurtel estarán disponibles y a ellos se une Bojan Popovic, cuya posición natural es la de base.

Una de las decisiones que tendrá que tomar Vidorreta es ver a quién le da minutos como escolta para dar descanso a nuestros únicos exteriores, Stojic y Urtasun. El jueves pudimos ver a Heurtel compartir minutos en la cancha con Llompart, y puede ser el elegido, más si cabe después de haber dado un gran paso al frente y realizar un gran partido. La capacidad ofensiva de Heurtel juegan a su favor para disfrutar minutos como escolta.
Con varios días más de entrenamientos, será el momento de que Popovic entre en la dinámica del equipo. Sin la presión de jugar en casa ante un rival al que se le podía haber ganado, debe coger rodaje con sus compañeros y con los sistemas de cara a los próximos encuentros en los que su papel será importante.

Por fuera, Stojic volverá a tener que darlo todo y asumir, más si cabe, protagonismo tanto a nivel defensivo como en ataque. Y Urtasun volverá a disfrutar de muchos minutos y esperemos que siga creciendo y pueda aportar intensidad y acierto en su juego.

Con la baja de Rancik el equipo pierde a una pieza angular en el equilibrio del juego. Su trabajo en el poste bajo era fundamental en el esquema de Vidorreta y sin él en la cancha se pierde mucho potencial. Martynas y Doellman tendrán que jugar cerca de treinta minutos cada uno y además deberán de protegerse de las faltas, con la bajada de intensidad que eso supone.

Será clave que el partido comience igualado, y que el equipo se mantenga en distancias cortas que permitan a Vidorreta dosificar a las piezas principales, dando entrada y minutos a Rejón y Weigand, intentando que no se resienta demasiado el marcador, algo complicado teniendo enfrente al Real Madrid.

Pero si hay algo que ha demostrado este equipo es que tiene garra y que no da ningún partido por perdido. Ante Bilbao se compitió con uñas y dientes a pesar de todos los problemas y lo mismo sucedió el partido frente al CAI.

En otras épocas no tendría ninguna fe en el partido de mañana pero después de ver el espíritu de este equipo os aseguro que estaré a las 12:30 delante del televisor con la ilusión de dar la sorpresa al Real Madrid. Y es por un motivo: porque este equipo ha demostrado que sabe lo que es echarle C******.
Share on Google Plus

About Ramón Juan

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

1 comentarios :

Mr. Propper dijo...

Totalmente de acuerdo con tu post, Ramón, pero no sólo con co..... vamos a mantener el tipo en ACB. Lo de Madrid va a ser un trámite (para ellos) y creo que es mejor no soñar con una victoria imposible. Si ya hubiera sido dificil con el equipo en plenas facultades, en estas circunstancias, sería como soñar en ganarle a los Lakers en condiciones normales.
Señores este deporte es estadística pura y se arregla con billetes. Y nosotros, de esos, andamos muy justos. No hay que restarle méritos a esta extraordinaria plantilla que a poco que vuelvan los lesionados ya tiene casi asegurada la permanencia. Mientras tanto, habrá que incorporar otro pivot porque de lo contrario los frutos de lo ya conseguido se diluirán como un azucarillo.
El Granada viene a por nosotros disparado (acaban de incorporar a Rafa Freire a la plantilla). Cuanto antes venga un pivot mejor. Luego ya no tendrá ningún remedio.
¡Aupa Lucentum!