Sobre Ivanov y el nuevo proyecto del Lucentum

 
Foto: Berni Perez-enCancha.com

Kaloyan Ivanov se encuentra ahora mismo concentrado con la selección búlgara que disputará el Eurobasket de Lituania el próximo mes de septiembre, con lo que, si no es descartado antes, no se incorporará a la concentración del Lucentum hasta avanzado el mes de septiembre.


La selección búlgara se encuentra encuadrada en el Grupo D, junto a Bélgica, Georgia, Rusia, Eslovenia y Ucrania.

Como curiosidad, decir que está convocado también su hermano gemelo Deyan Ivanov.

Ivanov ya disputó el Eurobasket 2009 con Bulgaria, acabando en 13ª posición.
 

En sus cinco temporadas en ACB fue de menos a más en su etapa en Menorca, alcanzando su mejor rendimiento en Manresa donde fue clave en el equipo promediando 8 puntos, 6.2 rebotes y 12.3 de valoración en los 23 minutos que disputó en promedio. Esa gran temporada le abrió las puertas de un equipo más ambicioso como era el Cajasol, donde sin embargo no ha rendido al nivel de años anteriores y no gozó de tanta presencia en la cancha como le hubiera gustado.


Ivanov decidió hace unos meses poner fin a su relación contractual con Cajasol de manera unilateral, dejándose así libertad para elegir su futuro, que finalmente pasará por Alicante.

Con la pareja Ivanov-Barnes, el Lucentum se hace con una pareja que aporta intensidad y capacidad reboteadora, algo que en las últimas temporadas se ha echado en falta en el Lucentum. Para completar la pintura hace falta ahora la pieza clave, la que aporte potencial ofensivo y capacidad anotadora. 

La opción de que continúe Rancik está todavía abierta. Con Ivanov y Barnes, el bueno de Martin se vería algo más liberado de la labor reboteadora y de las tareas defensivas más duras, de forma que podría aportar mayor capacidad ofensiva. Esperaremos a ver si se busca su continuidad o si se pone a tiro algún americano interesante para esa posición.

Seguiremos a la espera de ver como se termina de dibujar la plantilla, pero creo que con lo que llevamos a día de hoy estaríamos hablando de una de las temporadas más ilusionantes en cuanto a fichajes de los últimos años, en los que se apostó sobretodo por jugadores sin mucha experiencia ACB y desconocidos para la mayoría, y con diversidad en sus rendimientos (Doellman, Heurtel, Sow, Urtasun, Austin, Hill, Katleynas...).

Los nombres de Freire, Barnes, Ivanov, sin ser grandes estrellas, ni mucho menos, si que resultan conocidos y con experiencia en ACB, además de suponer una interesante mezcla de veteranía, juventud y conocimiento de la liga, que hacía tiempo que no teníamos. A ellos se une Ben Dewar, que es un jugador experimentado en Europa y que será impotante en el equipo. Y, teóricamente, aun quedan al menos dos fichajes importantes.

De momento, estos movimientos cuadran con la línea de coherencia presupuestaria que se marcaba la directiva. Jugadores y fichajes creíbles para un equipo en nuestra situación. Podemos decir que son de los mejores que podemos fichar.

Y sobre la llegada de Jódar, un jugador joven, sin experiencia en ACB, es interesante, porque hacía falta tener a un jugador joven y en progresión que pueda crecer con nosotros. Se trata de un campeón de Europa U20, que la pasada temporada estuvo en EBA, promediando con el Real Madrid 7.3 puntos, 3.3 rebotes por partido, con 46% en triples. Es un alero alto (2.03) que podría jugar de 4, aunque le falta decisión y físico para adentrarse en la pintura, por lo que suele acabar escorándose en la línea de tres, desde donde es una amenaza interesante.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración