La interminable agonía del Lucentum


Que los corazones de los aficionados del Lucentum están a prueba de bombas ya lo hemos comprobado durante muchas temporadas en el Centro de Tecnificación, pero parece que desde el club siguen empeñados en que tengamos vuelcos día sí día también y en alargar el sufrimiento de toda la afición.

Ayer, gracias a unas declaraciones de la alcaldesa previas al Consejo saltó la noticia de que no habían llegado los 700.000 euros y además deslizó que si el Lucentum no salia en ACB habría que intentar que saliera en LEB. Blanco y en botella. Esas dos premisas eran sinónimo de que el baloncesto ACB se acababa en Alicante y así corrío por las redes sociales y los principales medios deportivos.


Tras el Consejo de Administración vino un vuelco a la situación con las declaraciones de Luis Castillo en las que decía que no había acabado ningún plazo y que el Lucentum se iba a inscribir en ACB y que sería el martes cuando se decidiría todo. A priori eso era una buena noticia, aunque leyendo todos los periódicos hoy nos dicen que eso es un mero trámite más de la venta de la plaza y del adiós a la ACB. ¿En qué quedamos?

En caliente, todo lo que no sea ACB es un bajón tremendo para los seguidores, un golpe muy duro. Si lo pensamos fríamente, el poder seguir en alguna categoría inferior sería mejor que la disolución absoluta de la entidad. O tal vez no.

Parece que conseguir en pocos días los 700.000 euros que no han llegado en varios meses de gestiones se antoja imposible, con lo que la posibilidad de salir en ACB es ínfima.

En mi opinión, si se va a buscar alguna opción intermedia entre ACB y disolución, debe de ser una viable de verdad. Prefiero salir en Adecco Plata, con un equipo sin aspiraciones de ascenso pero con un presupuesto viable y realista que en Adecco Oro con un equipo potente pero sin viabilidad económica. Uno lo piensa fríamente y, aunque fuera en Adecco Plata, podríamos saciar nuestro mono de Lucentum y de basket y que cuando hubiera posibilidad real y viable de afrontar ascensos de categoría se hagan. Pero esperaremos antes de hacer hipótesis.

Quiero pensar que el silencio y esa sensación de que todo se hace a espaldas de la afición y de puertas adentro tiene una verdadera razón de ser, y espero que cuando acabe todo se den todas las explicaciones de las gestiones llevadas y que se le diga a la afición la verdad de todo. El esfuerzo de los consejeros por que "haya baloncesto en Alicante" se supone que se hace para que la gente pueda disfrutar de él, pero tanto secretismo y tanta opacidad al final lo que hace es que la gente esté ya extenuada y cansada de tanta agonía.

Nos toca esperar unos días más para saber el desenlace de todo. Triste situación para un club, un deporte y una afición que no se merece pasar por lo que estamos pasando.


Diario Información:

Diario La Verdad:

El Dia:

Diario de Avisos:

La Opinión de Tenerife:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

Importante triunfo de HLA Lucentum basado en el dominio en la pintura