Lucentum: 38 jugadores en 3 temporadas


Una de las peores cosas de que el Lucentum esté todos los veranos sumido en un mar de incertidumbres sobre el futuro es el hecho de que sea casi imposible mantener una cierta continuidad en las plantillas, lo que pueda permitir que la gente se pueda identificar con sus jugadores y se puedan asentar el sentimiento de vinculación entre club-jugador-afición.

En el verano de 2011 fue la vez que más cerca ha estado el club de la desaparición. En junio se tuvo que abrir las puertas de salida a todos los jugadores, a los que además se les adeudaba mensualidades y a los que no se les podía garantizar un futuro. Salieron jugadores como Doellman, Heurtel, Hasbrouk, Rancik, etcétera. Tras un largo verano, los únicos que continuaron fueron Llompart, Stojic y Álex Urtasun.

Tras la histórica temporada 2011-12 el equipo se vio obligado a renunciar a seguir en ACB a costa de asegurar su viabilidad económica. Adiós a jugadores que eran ya ídolos entre la afición, como Ivanov, Llompart o Dewar y al resto del equipo. Otra vez a empezar de cero.

En Adecco Oro se conformó un equipo 100% nuevo. Una gran plantilla que, a base de trabajo y de profesionalidad, se acabó ganando el respeto y la admiración de toda la afición al Lucentum. Desde Rivero a Rejón, pasando por Sàbat, Bas, Llorca y el resto del equipo han dejado buen sabor de boca y parece que puede tocar volver a despedirnos de ellos.

38 jugadores en tres temporadas han pasado por nuestro equipo. Únicamente Llompart, Stojic, Álex Urtasun y Rejón han militado en dos de las últimas tres temporadas.

Falta por ver en qué categoría compite finalmente el Lucentum la próxima temporada. En caso de que finalmente se jugase en Adecco Oro es posible que se pudiera mantener a alguno de los jugadores de la pasada temporada pero es una pena que no se pueda mantener continuidad en la parcela deportiva.

Poco se valora el mérito de una afición que se mantiene fiel a su equipo, a pesar de que los éxitos deportivos no sirvan para casi nada, de que los ídolos se vayan año tras años, de que nadie apoya al club. Me hace gracia cuando en los medios de comunicación se dice que "solo van 1500 al Centro de Tecnificación", me gustaría saber a mi qué club deportivo podría mantenerse en pie después de tanto varapalo. 

Sí, habitualmente van 1500 o 2000, pero a pesar de todo se ha sido capaz de llenar el Centro de Tecnificación cuando se ha percibido cierta ilusión en el ascenso. En ACB no se llenaba el pabellón en los últimos años, pero es que la afición del Lucentum hace muchos años que no puede disfrutar al 100% de nada, siempre tenemos que ir con el freno de mano echado sabiendo que todo pasa por la falta de apoyos del club. ¿Alguien se imagina lo que sería un Lucentum con un verdadero respaldo económico, con un patrocinador de verdad y con la posibilidad de hacer un proyecto sólido año a año?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración