Juan Seva: "A día de hoy, es utópico que el Lucentum juegue en Adecco Oro"


Hoy ha sido Juan Seva, concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Alicante y consejero del Lucentum, el que ha hecho declaraciones sobre el futuro del club. Ha sido en sintonía de Deportes COPE y ha sido bastante pesimista sobre la posibilidad de que el Lucentum pueda jugar la próxima temporada en Adecco Oro.

Seva volvía a recalcar que "la única ayuda segura con la que el Lucentum va a contar es la subvención de 500.000 euros del Ayuntamiento", y apuntó que "una parte de esa ayuda tiene que ir a pagar las deudas contraídas y al cumplimiento del convenio del concurso de acreedores". De esta manera, el presupuesto real sería de unos 200.000 euros una vez descontados los pagos de las deudas.

El concejal apuntaba a que "se siguen buscando patrocinadores y colaboradores para la temporada"

Sobre la posibilidad de competir en Adecco Oro, Seva dijo que" a día de hoy es utópico". El concejal apuntaba a que "no se va a poder formalizar el aval ni hacer una plantilla competitiva en Adecco Oro, lo que supone un presupuesto de un millon o un millón doscientos mil euros".

Seva apuntaba que el futuro del Lucentum es el saneamiento económico por encima de lo deportivo y que el club se tiene que adecuar a los ingresos que tiene, que se basa en la aportación del Ayuntamiento.

El concejal se lamentaba de que, tras la salida de José María Choclán del Consejo, únicamente haya tres miembros en el Consejo de Administración, que son Mariano Postigo (concejal de Deportes), Luis Castillo y el propio Juan Seva (concejal de Hacienda).


Desde mi punto de vista, estamos viendo que el Lucentum va a pagar caro las malas gestiones del pasado y las deudas generadas. Vemos que desde el Ayuntamiento se lamentan de que no haya apoyos privados, desde la directiva se ha apuntado siempre a que ni Generalitat ni Diputación ayuden al club. 

El Ayuntamiento se pone la medalla de ser el único que apoya al club, pero también fue el que adquirió hace unos años casi todas las acciones de la última ampliación de capital, tras la cual la deuda volvió a seguir creciendo sin que se hiciera nada por evitarlo, por lo que también tienen su parte de culpa en la situación actual. Al igual que Diputación y Generalitat, que han aportado dinero en otras épocas pero que no han supervisado que existieran buenas gestiones. De aquellos polvos vienen estos lodos, dice el refrán.

Lo que parece triste es que un club como el Lucentum no sea capaz de conseguir ninguna empresa que de el nombre al equipo durante estos dos años. En ACB estuvo cerca de sellarse el acuerdo con Herbalife pero al final se quedó en nada, pero es que en Oro tampoco se ha conseguido encontrar una empresa que aporte una cantidad económica menor para dar nombre al equipo.

Luego está el hecho de encontrar a gente que quiera entrar a ocupar la directiva. Nadie. Nos damos cuenta de que el Lucentum está muy solo. No hay un circulo de empresarios cercano que quiera sumarse a tirar de un club que tiene arraigo y que tiene mucha gente detrás. ¿Por qué? Esa y otras muchas son las preguntas que se hace la gente. Mientras tanto, nos vamos rumbo a la EBA.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración