Volver a los orígenes y jugar en el Pitiu Rochel ¿factible a corto plazo?

Imagen de un Pitiu Rochel abarrotado en un encuentro del Mar Alicante
La travesía por el desierto que ha comenzado el Lucentum no es algo exclusivo de nuestro equipo. Con distintos matices, pero otros clubes han vivido situaciones similares. El CB Granada se disolvió por problemas económicos en 2012 y el baloncesto granadino resurgió bajo el amparo de la Fundación CB Granada, desde Primera Nacional.


La pasada temporada lograron ascender a EBA y esta temporada están firmando una bonita temporada que les ha servido para situarse en la lucha por pasar a la Fase de Ascenso a Adecco Plata. Para esta temporada, han sumado el apoyo de un patrocinador histórico del baloncesto granadino, Covirán.

Además, sus encuentros los están disputando en el Pabellón Veleta, con capacidad para cerca de 500 espectadores, de forma que cada semana consiguen casi llenarlo y crear un bonito ambiente de baloncesto.

Con sus pros y contras, son un espejo en el que podemos mirarnos para ver cómo se puede trazar el camino del futuro del Lucentum. Uno de los aspectos claves creo que es el poder cambiar de pabellón a corto plazo. La frialdad del Centro de Tecnificación diluye el ambiente de los partidos. Los 300-400 espectadores que asisten a los partidos del Lucentum apenas pueden dar color a unas gradas con capacidad para 5.500 espectadores. 

El Lucentum y el Ayuntamiento deberían acelerar las gestiones para que el Pitiu Rochel pueda reunir las condiciones necesarias para la práctica del baloncesto, de forma que los clubes de la ciudad, puedan disfrutar de dicha instalación, que cuenta además con las pistas anexas del Rafa Pastor y que podría convertirse en un eje del baloncesto en la ciudad.

Desconozco la inversión necesaria para que el Pitiu pueda acoger partidos de baloncesto, pero creo que sería una buena inversión el poder recuperar dicho pabellón para los partidos de competición y para los entrenamientos de los clubes alicantinos.

El Pabellón Pumarín de Oviedo se llena jornada a jornada en Adecco Oro

Además, es el recinto ideal, en cuanto a dimensiones para albergar partidos de EBA, en los que una afluencia que pudiera acercarse a los 1000 espectadores podría generar un bonito ambiente en la grada. Incluso si el club acabara jugando en Plata o en Oro en unos años, podría ser un pabellón perfectamente válido. Ahí tenemos el ejemplo del Pabellón Pumarín de Oviedo (1000 espectadores) donde el equipo local es el único que no conoce la derrota en su cancha de toda la Adecco Oro y donde las gradas se abarrotan partido tras partido.

Se trata de ir dando pasos, pequeños pero continuos en la buena dirección. Lo que está claro es que para que ello hace falta implicación y predisposición por parte de club, de Ayuntamiento y un clima de colaboración por mejorar el conjunto de instalaciones deportivas de la ciudad, pues me consta que el estado de mantenimiento de algunas de ellas es mejorable.
Share on Google Plus

About Ramón Juan

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :