El Lucentum llegó tarde al partido y cayó ante Xuven (62-63)

Foto: José Fco. Martínez - CB Lucentum
Cualquiera que no haya visto o seguido el partido de hoy del Lucentum y se haya enterado de que ha perdido 62-63 puede pensar que vaya lástima el partido que se le ha escapado al Lucentum, o que vaya partido emocionante que se puede haber vivido en el Pabellón...

Lo cierto es que el Lucentum ha ido todo el partido por detrás en el marcador. Además, el equipo no ha dado señales de vida durante la primera mitad, dando la que ha sido la peor imagen de la temporada del equipo en el Pabellón Pedro Ferrándiz. Sin ideas, sin recursos en ataque y lo que es peor con una falta de intensidad preocupantes

Llamativo fue ver que durante un lamentable segundo cuarto del equipo, no se pidiera ni un solo tiempo muerto por parte de Kuko Cruza para intentar frenar la sangría que estaba sufriendo el equipo.

En la segunda mitad el equipo subió un poco el nivel defensivo pero Xuven seguía con muy buenos porcentajes de tiro y el Lucentum era incapaz de abrir la zona del equipo gallego ante la falta de acierto exterior que hubo en la primera mitad.

Dos triples consecutivos en el último tramo del tercer periodo conseguían acercar al Lucentum a 10 puntos (42-52) y albergar una mínima esperanza de poder competir en el tramo final. 

Lo que está claro es que cuando durante más de medio partido no das el nivel mínimo exigible, es complicado sacar el partido adelante.

Al comienzo del último periodo se produjo una falta en ataque de Xuven que fue protestada por su entrenador Yago Casal, a lo que el árbitro respondió señalando una técnica al entrenador, y en breves segundos lo descalificó directamente. Desconozco lo que le debió decir, pero fue llamativo porque el entrenador de Xuven no mostró durante el partido una actitud de excesiva protesta como para que el árbitro fuera tan fulminante con una decisión que propició que el Lucentum se enganchara definitivamente al partido.

A base de más ganas y fe que de acierto y buen juego, el Lucentum consiguió llegar a los instantes finales con opciones de triunfo. Demostró una vez más que es un equipo difícil de eliminar y que, aunque juegue mal, es capaz de engancharse a los partidos.

La última jugada, con 13 segundos de posesión y 62-63 en el marcador, acabó siendo una jugada improvisada, no salió lo que ponía en la pizarra y fue el reflejo de lo que fue el partido de un Lucentum que encadena su tercera derrota consecutiva y que vuelve a dejar una imagen gris en el Centro de Tecnificación, lejos de aquellos partidos en los que el equipo se encontraba fluido, hacía un juego equilibrado.

El mejor del Lucentum hoy ha sido sin duda Johan Kody. Ha sido el único jugador que se ha mostrado regular durante todo el encuentro. En la primera mitad ha sido el único que ha estado activo e intenso en el juego y cuando el equipo remontaba ha sido el único que ha conseguido generar peligro cerca del aro.

El equipo enlaza su peor racha de la temporada con tres derrotas en vísperas de enfrentarse a los dos equipos que se están jugando el ascenso.
Share on Google Plus

About Ramón Juan

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :