El Lucentum de Kuko Cruza: baloncesto a tanteos mínimos


La Fundación Lucentum desaprovechó esta semana una buena ocasión para haberse colocado líder de la LEB Plata. El equipo de Kuko Cruza volvió a mostrar su peor cara, esa que suele aparecer de manera más acusada cuando juega lejos de Alicante. Una falta de efectividad en ataque que empieza a ser preocupante y que hace que nos sirva de poco el ser el equipo que menos puntos encaja de todas las profesionales del basket español.

El equipo está mostrando dos caras esta temporada, al menos a nivel ofensivo. En defensa el equipo mantiene las prestaciones tanto en Alicante como lejos de casa, pero parece que los aros de los pabellones rivales se nos hacen pequeños. La Fundación Lucentum anota 73.4 puntos de media como local, pero ese registro baja un 20% lejos de Alicante, hasta los 60.6 puntos.

A nivel de valoración de equipo es más drástica la diferencia: Fundación Lucentum valora un 30% menos lejos de Alicante. Los porcentajes de tiro de campo descienden casi un 15% lejos de Alicante, pasando del 46.1% como local al 39.9% como visitante. El descenso en el acierto exterior se agudiza y al equipo le cuesta todavía más encontrar el equilibrio en su juego lejos de Alicante.


Otras facetas que mutan a domicilio: el equipo comete un 50% más de pérdidas lejos de Alicante. Se recuperan un 33% menos de balones lejos de casa... y así en más facetas.

El Lucentum se está mostrando como un equipo al que le cuesta anotar. El promedio anotador del equipo (66.4 puntos por partido) es el más bajo de los 22 años de historia del Lucentum. Los siguiente registros son 67.7 y 69.1 de las temporadas de Txus Vidorreta en el banquillo. Lejos de los 79 puntos por partido de aquel Lucentum de Rubén Perelló que lograba el último ascenso a la ACB.

Por contra, el equipo está firmando la segunda mejor temporada de su historia en cuanto a puntos recibidos. Es curioso ver que las tres temporadas en las que el equipo ha recibido menos puntos han sido las tres de Kuko Cruza en el banquillo: 2013-14 (57.4), 2014-15 (65.5) y 2015-16 (62.5).


La era Kuko Cruza nos está acostumbrando a los tanteos bajos. El resultado a nivel clasificatorio no es malo. El equipo ascendió de Primera Nacional a EBA, luego firmó una buena temporada debut en LEB Plata alcanzando las semifinales por el ascenso y esta misma temporada el equipo está en la zona alta y seguimos optando a todo.

En Alicante siempre se ha valorado la buena labor defensiva de nuestros equipos, pero se echa de menos alegría en el juego, velocidad y que el equipo sea capaz de encontrar una línea regular en ataque. Está claro que el resultado es muy importante, pero para enganchar a la gente hace falta que el equipo transmita más en ataque, aún asumiendo algún riesgo más en defensa. 

No se trata de llegar al extremo contrario, que lo representa nuestro próximo rival. Xuven Cambados promedia 84.5 puntos por partido, pero recibe 86 tantos en contra y firma una racha de 3 victorias y 6 derrotas. Va a ser curioso ver por qué derroteros va nuestro próximo partido y si se impone el juego espeso y lento que ofrece el Lucentum o la rápidez y velocidad del Xuven. 
Share on Google Plus

About Ramón Juan

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

3 comentarios :

Anónimo dijo...

Interesante artículo, si bien me gustaría matizar lo de la era de Kuko Cruza y los marcadores bajos.
En mi opinión el estilo de juego viene impuesto por la misma configuración de plantilla. Si los jugadores no tienen puntos en las manos es muy complicado anotar, me gustaría saber cuántos tiros librados se fallan por partido, y aquí el entrenador poco puede hacer. Los sistemas funcionan cuando se consigue un tiro librado, no cuando se consigue canasta, esa es la pequeña-gran diferencia.
Estoy seguro que a Kuko le gustaría anotar 80 por partido, pero la realidad es que la plantilla está mal equilibrada, y eso no depende del entrenador si no de los que fichan.
-Una pareja de bases que no lo son, Fuentes jamás fue ni será un base anotador y Xavi es más dos que uno con carencias claras en la dirección.
-Bowie era dominador en EBA por condiciones físicas, pero si no anota en transiciones y penetraciones se convierte en un jugador previsible y casi un lastre en el juego estático por su falta de tiro exterior.
-Marco Porcher promedió en ncaa menos de 4 pts por partido, no se va a transformar en un anotador de la noche a la mañana ni mucho menos. Había jugadores EBA mucho más interesantes en mercado.
-Jose Luis sigue creciendo, pero por irregularidad no puede ser el referente ofensivo de este equipo.
-Carlos Martinez viene como 3 cuando es otro 2 y siempre lo ha sido. Igual alguno no lo ha visto en vídeos antes de ficharlo.
-Quizás la pareja de 4s sea lo más interesante del equipo por el equilibrio que tienen.
-Kody tiene margen de mejora pero necesita ganar regularidad y sobretodo estar mucho más concentrado.
-Y Sherman...en fin, despropósito total. No mide los 2.13 que se vende. No genera en 1x1 y tampoco es un finalizador de continuaciones. Sin duda Samuel sí lo hacía.

En definitiva: se ha sobrevalorado la plantilla e incorporaciones en el inicio de temporada, no es mejor que la del año pasado a pesar del aumento de presupuesto (mal gestionado). Desde la directiva se pone como objetivo el ascenso cuando hay plantillas mejores en la categoría y confeccionadas con menor presupuesto.
Mucho mérito tiene Kuko en sacar tanto rendimiento a lo que tiene, y sí, se crece desde la defensa, porque desde el ataque con lo que hay es imposible. Los que critican la labor de banquillo deberían mirar un poco más arriba para encontrar el verdadero problema y la respuesta al estilo de juego del equipo.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo...

Angel Lopez Fernandez dijo...

Anónimo, pese a tener un punto de vista algo diferente al tuyo me gusta mucho tu argumentación. Totalmente de acuerdo a que toda la culpa nunca puede caer sobre el entrenador, hay que mirar para arriba y para abajo, ya que la plantilla y los responsables de ella tienen su cuota. Personalmente no me gusta el estilo de Kuko y creo que sí hay plantilla para más, pero nunca pondré en duda su trabajo. Como aficionado comento lo que me gusta, lo que no, y lo que para mí se podría mejorar. Pero lo que no entiendo es que a estas alturas todavía no seamos capaces de comentar y defender nuestras opiniones a cara (nombre) descubierta/o. Un saludo, ANGEL LOPEZ, aficionado del Lucentum, y animoso conversador de baloncesto café con leche mediante.