Analizando el sistema de competición en la LEB Plata 2018-19 - Lucentum Blogging

Lucentum Blogging

Desde 2007 hablando del Lucentum Alicante

ÚLTIMAS NOTICIAS

Home Top Ad

Post Top Ad

29 noviembre 2018

Analizando el sistema de competición en la LEB Plata 2018-19

Foto: Diari de Girona
La LEB Plata 2018-19 ha superado ya la primera vuelta de la primera fase y camina hacia el primer momento clave de la temporada que será cuando se decida qué equipos jugarán por el ascenso a LEB Oro y y cuales lo harán por evitar el descenso a EBA.

Recordemos que la LEB Plata esta compuesta por dos grupos (Este y Oeste) de 12 equipos, donde los seis primeros pasarán a pelear por el ascenso y los otros seis lo harán por la permanencia. Y hay que destacar que se arrastran a la segunda fase los resultados ante los equipos que ya se haya jugado en esta primera fase. Este renovado sistema ofrece situaciones interesantes que se van a empezar a ver a partir de estas próximas jornadas.

UNA SEGUNDA VUELTA QUE PERMITE GESTIONAR RECURSOS Aunque, como es lógico, todos los entrenadores y todos los equipos intentarán buscar el triunfo en cada partido, lo que está claro es que a medida que nos acerquemos al final de la primera fase va a haber equipos que tengan clara cual va a ser su lucha en la segunda fase, con lo que también van a ir sabiendo que resultados van a arrastrar a la segunda fase y eso puede ir permitiendo gestionar recursos (dar descansos a jugadores con molestias, reservar a jugadores con sobrecarga de minutos, dar más minutos a jugadores referencia en partidos clave...). También el calendario de rivales puede servir para que un club sepa el mejor momento en el que hacer un refuerzo de cara a la parte decisiva de la liga. Cada equipo va a saber cuáles van a ser sus finales en esta segunda fase. El calendario se convertirá en una herramienta más de gestión que deben manejar los clubes y los cuerpos técnicos.

Foto: Jose Fco. Martínez

ALICIENTES AÑADIDOS En líneas generales el sistema creo que va a ofrecer mayor interés a la competición, sobre todo en la segunda fase y, especialmente en la lucha por el ascenso, donde vamos a vivir una liga de 12 jornadas plagada de partidos decisivos. El líder de esa segunda fase ascenderá directo y la lucha por ese puesto puede verse acotada más pronto, pero luego hay otros cuatro puestos que luchar por otras dos plazas de ascenso, lo cual hará que los equipos implicados y con opciones sean casi todos los del grupo, generando una segunda fase muy competitiva. También podemos entender que se puedan dar situaciones 'injustas' deportivamente, como que un equipo que luche por la permanencia haya ganado sus pocos partidos de la primera fase ante rivales de la zona alta y luego esos meritorios triunfos no le sirvan para nada. Al final, creo que esta mezcla de factores hacen que la liga sea interesante hacia afuera, hacia los aficionados y para hacer diversos análisis. Otra cuestión es el poco partido mediático que se le saca a la liga por parte de una Federación que sigue limitando mucho si inversión en la difusión de la competición.

Así estaría, a día de hoy, la clasificación de la segunda fase por el ascenso


EL CASO DEL HLA ALICANTE Si miramos la imagen, vemos que si la liga acabara tal y como está la clasificación esta jornada ya arrastramos 4 derrotas a la segunda fase, mientras que un equipo como Zamora solo llevaría 1. Esto convierte los partidos ante Villarrobledo, Azuqueca, Murcia y Almansa que nos quedan, en decisivos porque el equipo debe plantarse con la mejor posición inicial posible en una segunda fase donde esperan partidos complicadísimos ante rivales de un Grupo Oeste que creo que es de mayor nivel competitivo. Por otra parte, tampoco te puedes relajar ante rivales de la zona media baja como son nuestros próximos adversarios (La Roda o Menorca) porque si ellos entraran en una dinámica positiva todavía podrían entrar y alterar todo este cálculo que puedes estar haciendo. En definitiva, creo que este sistema de competición añade alicientes interesantes a la liga.


LA REVOLUCIÓN DE LOS RECIÉN LLEGADOS La ampliación de la liga ha abierto la competición a nuevas ciudades y el resultado ha sido una liga igualada y donde muchos de estos nuevos equipos en la liga han demostrado su nivel, siendo mayoritarios en la zona alta de la liga. A día de hoy, 8 de los 12 equipos que lucharían por el ascenso son nuevos en la liga. Esto también demuestra que la reinvención obligada que tienen que hacer todos los equipos hace que el acertar en las incorporaciones y en la composición de los bloques sea decisiva y convierte a la liga en abierta e igualada. También es bonito ver como canchas como la de Almansa, Marín o Villarrobledo con gran ambiente, así como la recuperación de canchas como las de Mahón, Santander, Girona o Gijón para el baloncesto LEB. 


LA LUCHA POR LA PERMANENCIA PUEDE FLOJEAR Quizá la fase que puede tener menor emoción puede ser la lucha por la permanencia ya que son seis los equipos que descienden, es decir la mitad de los que integren el grupo. Esto puede hacer que algún equipo quede descolgado pronto y sin opciones y que también algún equipo se destaque pronto y también asegure su permanencia reduciendo así el número de partidos de tensión en esta fase.

En resumen, el mejor sistema para que cada equipo logre sus objetivos va a seguir siendo el de siempre... el de ir a ganar todos los partidos. Pero los matices que añade este sistema pueden resultar interesantes y habrá que analizarlos una vez concluya la temporada. La competición necesitaba un cambio y lo ha tenido, lo importante es hacer análisis y balance a final de temporada para ajustarlo y mejorarlo.

No hay comentarios:

Post Bottom Ad

Pages