Temporada 2003-04, el año bipolar del Lucentum (IX): La canasta de Héctor García ante Estudiantes


Tras las victorias ante Tenerife y Murcia el equipo realizó ante Leche Rio Breogán quizás uno de los mejores partidos de la temporada en el Centro de Tecnificación. Se consiguió una grandísima victoria (83-65) que acercaba el milagro un poco más.


El partido tuvo únicamente color alicantino y el Etosa Alicante arrolló al equipo gallego liderado por Lou Roe (25 puntos, 5 rebotes, 7 faltas recibidas y 30 de valoración) y por un enorme Oriol Junyent (16 puntos, 14 rebotes, 28 de valoración).

Esa victoria se unió a la derrota de Fuenlabrada, lo que dejaba al Etosa a una victoria de diferencia de su rival en la tabla. El milagro seguía siendo posible.

Pero el siguiente rival era el Auna Canarias, y las visitas a las islas nunca se nos habían dado bien, y esta vez no fue la excepción. El equipo cayó 84-80 en un final igualado, aunque durante el segundo cuarto el equipo alicantino se echó demasiadas piedras en su propio tejado encajando un parcial 20-6 que dejaba al descanso una ventaja para los locales de 50-36, que fue imposible de revertir a pesar de los intentos de un gran Quincy Lewis (26 puntos).

La derrota supuso un paso atrás ya que Fuenlabrada consiguió vencer en Manresa y aumento a dos su ventaja con el equipo de Trifón Poch. La batalla tenía que continuar.


Después de la derrota en Canarias que ponía un poco más complicado el objetivo, la liga volvía al Centro de Tecnificación y el rival era el Estudiantes. El partido fue emocionante, igualado y llegaba al final con máximo equilibrio en el marcador.

Entonces apareció la figura de Héctor García que cuando el marcador reflejaba un empate a 73 y quedaban apenas cinco segundos, aprovechó un robo de Lucio Angulo sobre el ataque del Estudiantes, para correr de forma endiablada toda la cancha y armar una bandeja que culminó con una falta personal cuando el electrónico marcaba que quedaba una décima para el final. La euforia se desató en el Centro de Tecnificación. Final de infarto.


Héctor anotó el primer tiro libre y lanzó a fallar el segundo dejando la victoria en Alicante y haciendo soñar a un pabellón abarrotado que vivió uno de los finales más emocionantes de la historia en el Centro de Tecnificación.


Aquí os dejo el vídeo de aquellos instantes. No me cansaré de verlo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración