Ahora sí que arranca el nuevo Meridiano Alicante de Txus Vidorreta

 
 Foto: Aitor Bouzo-encancha.com

Con los fichajes de Hasbrouck y Rancik, confirmados estos últimos días, podemos decir que se completa el golpe de timón que ha dado el club a la trayectoria del equipo, y que comenzó con la destitución de Óscar Quintana y la llegada de Vidorreta.
Se puede decir que este domingo ante Unicaja arranca la era Vidorreta propiamente dicha, ya que después de sus dos primeros encuentros, el equipo demostró que seguía teniendo carencias estructurales en la plantilla. Con Rancik llega un hombre al que conoce muy bien Vidorreta, y la llegada de un jugador del perfil de Hasbrouck en principio también debe ser una petición del técnico.

Desde la llegada de Vidorreta el equipo ha intensificado su trabajo, sobretodo a nivel táctico, y el domingo ante Unicaja ya se deben de ver sistemas más asentados y se deben de minimizar algunos errores, como las innumerables pérdidas que comete el equipo en algunas fases de los partidos y que se deben, en parte, a que todavía no están asentandos los sistemas que está implantando Vidorreta, que implican mucha circulación del balón.

Foto: Aitor Bouzo-encancha.com

La adaptación de Rancik no debe ser muy problemática, porque conoce al técnico y también la competición. Alguna incertidumbre más a este respecto hay en el debut de Hasbrouck, ya que después de un largo y agotador viaje y teniendo apenas tres días para conocer al equipo y la competición, será complicado que rinda al 100%.

Con la llegada de estos fichajes, queda por ver cómo se reestructura la plantilla y el juego del equipo. Con Erdogan lesionado, es probable que Hasbrouck comience ayudando en la posición del turco, pero no es descartable que pueda incluso acabar reconvertido en base si Vidorreta no acaba de encontrar lo que busca en la pareja Heurtel-Llompart.


La llegada de Hasbrouck, y una vez se recupere Erdogan, dejaría a Álex Urtasun como última rotación de perímetro, después de que el jugador navarro no haya sido capaz de mostrar un buen nivel en las diez jornadas que llevamos de liga. 

En cuanto al juego interior, el cambio de Sow por Rancik supone una mejoría a nivel ofensivo considerable, el jugador eslovaco tiene movimientos de mucha calidad en el poste bajo, algo de lo que el equipo andaba muy carente. Hacía falta un jugador capaz de recibir a tres metros de canasta y con calidad para poder generarse situaciones de tiro en esas posiciones, de manera que se obligue a las defensas rivales a cerrar más sus líneas y poder realizar nosotros un juego más equilibrado y que libere más espacios para la línea exterior.

La polivalencia de Rancik le permitirá jugar tanto de 4, formando pareja con Andriuskevicius, como de 5 y jugar minutos junto a Doellman, generando así perfiles de juego distintos. 

Pero la llegada de Rancik y Hasbrouck por sí misma no servirá de nada si el resto del equipo no da un paso al frente e intensifica su nivel de juego. Es clave que jugadores como Stojic y Andriuskevicius se empiecen a encontrar a gusto con los sistemas de Vidorreta, porque, sobretodo el lituano, son piezas claves en el juego del equipo.

El domingo veremos los efectos del cambio y en qué se concretan sobre la cancha.


Todavía no es tarde

Con este pésimo arranque de liga creo que a todos se nos viene siempre a la cabeza la temporada 2003-04, y sabemos que un milagro como aquel no se va a volver a repetir, así que es importante que el equipo levante cabeza antes de que sea demasiado tarde.


Si comparamos la situación del equipo a las mismas alturas de temporada, la situación ahora mismo sería similar, con el equipo colista, aunque ahora estamos a dos victorias de la salvación. 

Pero hay una diferencia muy importante con aquella temporada en cuanto a la toma de decisiones del cambio, mientras que este año ya hemos cambiado de técnico y se han fichado dos jugadores, en la temporada 2003-04, se apostó antes por un fichaje (DeMarco Johnson) que por la destitución de Casimiro, algo que un par de jornadas después se confirmó como un gravísimo error, y hubo que esperar al 2-12 en el casillero para que se destituyera a Casimiro y se apostara por la llegada de Trifón Poch, a lo que se unieron los fichajes de Quincy Lewis y Pepe Sánchez. La llegada de Trifón no supuso el comienzo de las victorias, y se llegó hasta el fatídico 2-15 de la primera vuelta. El resto de la historia la conocemos bien.


Con esta comparativa no quiero decir que este año se hayan tomado las decisiones correctas, ya que será el tiempo el que nos lo dirá, pero sí que creo que se ha actuado con una razonable celeridad, y que se  ha seguido un proceso coherente en la adopción de medidas, apostando primero por un entrenador nuevo, y ahora dotándolo de las piezas que necesita para llevar a cabo su trabajo.



Ahora no nos queda otra cosa que confiar en los nuevos, en Txus y en que la cosa mejora. Más que nada porque si no es así, nuestro margen de maniobra se habrá reducido ya a la mínima expresión.

Este domingo todos al Centro de Tecnificación con ilusión renovada, con ganas de ver a los nuevos, de animarles, de motivarles, de hacerles sentir que merece la pena luchar por este equipo y por esta afición. Lo demás... de poco sirve.



Comentarios

Frank Jones ha dicho que…
Hasbrouck entra por Sow (que no tiene culpa de ser Senegalés, pero así es la vida) y Rancik por Weigand, los dos comunitarios.

Si no fuera por los dichosos cupos, Hasbrouck entraría por Rejón y nos quedaría un juego interior de lujo.

La plantilla quedaría:

1 Llompart (español 1)
2 Heurtel (el sub 22)
3 Hasbrouck (extra-comunitario 1)

4 Erdogan
5 Urtasun (español 2)
6 Stojic
7 Cazorla (español 3)

8 Rancik
9 Doellman (extra-comunitario 2)
10 Andriuskevicius
11 Rejón (español 4)

12 Guardia

Bueno, creo que puede servir

El año que viene Lucentum ACB
Crtn ha dicho que…
Totalmente deacuerdo con lo dicho Ramón. El domingo a gritar más que nunca.

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

Importante triunfo de HLA Lucentum basado en el dominio en la pintura