Sin Rancik, sin rumbo, sin ideas

 

Tras el partido de ayer, en varias crónicas y comentarios en distintos foros aparecía el nombre de Quintana. Mala cosa. Aparecía en primer lugar porque la racha de derrotas que lleva de Meridiano Alicante (1-7) es la misma que costó el cese a Quintana en el comienzo de liga, pero también aparecía para comparar el juego desplegado ayer por el equipo.

La plaga de lesiones y de modificaciones en la plantilla condiciona la dinámica del equipo en los últimos meses. Vidorreta tiene que reinventar el equipo semana sí semana también. Además tiene que hacer malabarismos con los cambios para poder mantener al equipo en partido a la vez que reserva a los jugadores importantes y los protege del agotamiento o de las faltas personales. Jugadores recién llegados. Nóminas sin cobrar. Arbitrajes que nunca ayudan. Muchas excusas donde elegir.

Vidorreta apuntó a Stojic y Doellman en la rueda de prensa (ESCUCHAR AUDIO), pero claro, pedir pasos al frente cuando se llevan varios meses sin cobrar a veces es complicado. De momento nos queda la suerte de que hay dos equipos realmente empeñados en que el Lucentum siga en ACB. Gracias a Dios.


Dejando a un lado todas las justificaciones que se podrían buscar en el párrafo anterior, el equipo ayer fue una sombra del que era hace poco más de un mes. Sin Rancik, el equipo parece que pierde el eje del juego. Nadie arrima el culo en el poste y así es imposible dotar de equilibrio al juego, lo que hace que se convierta en una circulación de balón por el perímetro hasta que un exterior afronta un uno contra uno y penetra o dobla pase al perímetro. Con esos argumentos el resultado más probable es la derrota como ya pudimos comprobar en el comienzo de la liga.

Y no nos olvidemos de Cazorla, ese jugador que apenas anota, que apenas valora, pero que, como ya sucediera temporadas atrás, si no está en la cancha el equipo lo nota y mucho. Es un jugador del que te acuerdas más cuando no lo tienes que cuando lo tienes

Ayer vimos decenas de movimientos en la plantilla, tantos que al final parecía que los propios jugadores estaban ya desorientados cuando recibían la llamada de Vidorreta.

De Miguel, desapercibido. Ocho minutos en pista, casi nulo contacto con el balón y ni siquiera se ofrecía en el poste. Un balón pasó por sus manos y acabó cometiendo pasos. Poco más o menos que lo que ofrecía Weigand, algunos minutos de descanso a la rotación principal de los interiores.

Rejón disputó dieciocho minutos. Hizo buen papel, pocos errores pero tanto el como De Miguel se dedican a repartir bloqueos y si el balón acaba en sus manos ni miran a canasta, lo que nos hace romos en ataque.

Popovic aportó poco a nivel ofensivo, algunas penetraciones, tres faltas recibidas, pero se sumó a la circulación exterior del balón sin mucha mayor amenaza. Esperaba más de él después de estos diez días en el equipo.

Heurtel, cómodo de escolta. El francés se encontraba a gusto sin la responsabilidad de dirigir al equipo y teniendo más libertad para asumir tiros. Estuvo acertado, lo que no quiere decir que sus selecciones fueran siempre las mejores. 


Doellman, blando. Doellman firmó un partido muy discreto. Se cargó con dos faltas en cuatro minutos, lo que lastró toda la rotación del equipo. Después ya no volvió a estar muy metido en partido, para desesperación de Vidorreta. Faltas innecesarias a destiempo, despistes defensivos y poca garra en uno de sus peores partidos.

Martynas, de más a menos. Empezó encontrando una y otra vez la posición bajo el aro. Hasta cuatro mates en la primera mitad. Fisac se dio cuenta y selló esa via de agua, a partir de ahí se acabó nuestra aportación ofensiva en la pintura. Siguió sumando rebotes hasta acabar con dobles figuras (13+11)

En definitiva, un partido de los que desaniman un poco a la afición porque son de esos que empiezas a ver que no ganas a falta de varios minutos. Lo mejor, las derrotas de Menorca y Granada que nos mantienen en situación favorable y, además con la victoria de Manresa se aleja de posibles empates perjudiciales. 

El equipo vive ahora la peor racha de la temproada, 5 derrotas consecutivas, en vísperas de jugar 3 de los próximos cuatro partidos fuera del Centro de Tecnificación.
Share on Google Plus

About Ramón Juan

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :