Sobre la desaparición de los presupuestos mínimos en la ACB y el realismo presupuestario


De una forma indirecta me entero que han desparecido los presupuestos mínimos en la ACB para esta temporada, tal y como apunta el presidente del Blancos de Rueda Valladolid en una entrevista, donde confirma que en la pasada Asamblea se eliminó el concepto de presupuesto mínimo (y aprovecha, de paso, para anunciar la consiguiente rebaja en el presupuesto del Blancos de Rueda para esta campaña).

Es una decisión que ha pasado desapercibida y que, lógicamente, la propia ACB no quiere que tenga mucha repercusión y pueda transmitir la sensación de que la crisis está pasando factura a más de la mitad de los equipos que están en la liga. Cosa que, por otra parte, es una obviedad.

En la web Encestando.es apuntan las cantidades que destinarían los equipos ACB a la confección de sus plantillas, que van desde los menos de 2 millones de euros que dedicarán, siempre según esta web, Valladolid, Manresa y Obradorio, hasta los 4.6 de Cajasol, pasando por los 2 millones del Lucentum, 2.1 Estudiantes...  Estas cantidades no suponen el presupuesto completo del club, pero es claro que la eliminación del mínimo presupuestario va a servir a clubes en dificultades para poder hacer presupuesto realistas y no tener que inflarlos para cumplir con un requisito que lo único que ha conseguido es que muchos clubes vivan cada año más ahogados viendo como se reducen las aportaciones de patrocinadores y de instituciones, mientras que la ACB seguía enrocada en su presupuesto mínimo.

Otro sinsentido que suponía el presupuesto mínimo: si a más presupuesto se consiguen mejores resultados, debería ser la selección natural la que deje a los equipos con más presupuesto en la élite, sin necesitdad de establecer esos mínimos, pero, ¿cuántos equipos en Adecco Oro son capaces de generar un presupuesto superior a 3 millones?. Realismo.

Ayer leí en La Opinión de Málaga un artículo que se titula "El baloncesto español se desangra", en referencia a esta reducción de presupuestos, y sin embargo yo creo que esto puede ser el comienzo de la supervivencia del deporte y de muchos clubes, porque puede ser el comienzo de un camino hacia el realismo presupuestario y hacia unos gastos acordes a los ingresos.

Desgraciadamente, los jugadores verán como sus fichas van bajando, pero todo se tiene que contraer hasta llevar a un punto que dé sostenibilidad a la liga.

Para que se puedan generar otra vez presupuestos superiores será necesario que el baloncesto y la ACB tengan la repercusión que tuvieron antaño, antes de que el fútbol y otros deportes que gestionan mejor su marketing se hayan hecho con el pastel televisivo y mediático, dejando al baloncesto arrinconado en cuanto a difusión, más allá de la gente que pueda seguir llenando las canchas de baloncesto y  siguiéndolo a través de medios especializados o de la propia web oficial ACB.com, pero eso no es suficiente para atraer ingresos. 

Está claro que hay 3-4 clubes que no tienen estos problemas y que se pueden gastar el equivalente a todo el presupuesto de un equipo de abajo en un único jugador. Ellos juegan otra liga a nivel económico, y tal vez dentro de poco también jueguen en otra liga a nivel deportivo. Una Superliga europea o similar...  pero si queremos viabilidad tenemos que ser realistas.
Share on Google Plus

About Ramón Juan

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :