Los fichajes del Lucentum vistos por los expertos (III): Lamont Barnes


 

Seguimos recogiendo colaboraciones de medios de basket que conocen de cerca a nuestros fichajes, hoy toca el turno de Lamont Barnes, y para ello tenemos la visión de Javier García (Piratas del Basket), que así describe el estilo y las cualidades de Lamont en el Blancos de Rueda Valladolid, comentario que se incluyó en un artículo en la web Taberna de Baloncesto, en el que podéis leer más información sobre la carrera de Barnes:

Lamont Barnes, si fuera una película, sin duda se titularía “El profesional”. Se ha adaptado rápidamente a lo que le pedía Fisac y responde en la cancha con una sobriedad y regularidad de la que muy pocos pueden presumir. Su juego esta basado en lo que más le gusta a Porfi, que no es otra cosa sino hacer el basket sencillo. Siempre dispuesto para ofrecer bloqueos a sus compañeros, para terminarlos él mismo o mantenerse alerta a un posible rebote. Lamont esta muy lejos de ser un jugador espectacular pero apuesten a que todos y cada uno de los entrenadores de la ACB lo querrían tener de su lado.

En ataque puede fabricarse su propia canasta, a pesar de no ser un virtuoso con el balón, y le gusta moverse (como se espera de un pivot) en posiciones siempre cercanas al aro, aunque eso no signifique que tenga que renunciar a su tiro de 4/5 metros, que dicho seas de paso, suele ser bastante efectivo. Pero donde más destaca Barnes es en el trabajo sucio, es decir, en la defensa. Un regalo para los espectadores ver como Barnes defiende al hombre que le postea, aguantándole, taponándole o lo que sea menester. En definitiva, haciendo pasar un mal trago a su rival. Tan intenso en la pista como tímido fuera de ella, en una de las escasísimas declaraciones que se le conocen decía: “Yo solo hago mi trabajo, si tengo que subir el balón, lo subo, si tengo que llevarle hacia la canasta, lo hago“.


Barnes pasó por Murcia antes de llegar a Valladolid y allí dejó también buenas sensaciones y aportó su trabajo. Nos habla sobre su etapa en Murcia, Daniel Ortiz (Solobasket.com):

Vino cuando Murcia estuvo apunto de desaparecer (y creo que por esa época ocupaba plaza de EC), es decir que fue uno de los héroes que se mantuvieron cuando nadie daba un duro por ellos. Fue el año en que Cris Thomas abandonó el club en la última jornada cuando se jugaban el descenso en Zaragoza.

Su mayor virtud es (o fue) su regularidad y su trabajo. Buen reboteador y no se juega canastas que sabe que no va a meter. Pasa desapercibido hasta que ves las estadísticas del partido y ves que ha rozado el doble-doble. Como defecto ninguno, salvo que no es una bestia de la zona, ni puede alejarse de ella para aprovechar su velocidad o su tiro, es algo intermedio.

Vamos yo me lo traía a Murcia con los ojos cerrados, lo que quiero transmitir es que si 8 jugadores de una plantilla fueran como Barnes, no llegarían a play-off, pero seguro no perderían la categoría.

Juan Carlos García, escribe el blog Basketmaníaco y además es entrenador superior de baloncesto y periodista, nos deja unos breves apuntes también sobre Barnes:

Barnes tiene una cabeza que es una bomba de relojería. Si los compañeros lo encauzan fantástico, si no se puede perder y mucho. Si juega centrado es un tío muy serio en la pintura jugando de espaldas y en el rebote, pero repito sus lapsus mentales pueden ser brutales. No es su especialidad pero tiene un tirito de 4-5 metros bastante decente que te puede sacar de muchos aprietos.


Los fichajes del Lucentum vistos por los expertos (II): Alberto Jódar


Los fichajes del Lucentum vistos por los expertos (I): Kaloyan Ivanov

 


Share on Google Plus

About Ramón Juan

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :