El Lucentum perdió el partido pero no perdió el espíritu


Lo comentaba esta mañana. Nada que perder y mucho que ganar. Hemos perdido el partido, pero no hemos perdido ni un ápice de nuestro espíritu. Hemos caído derrotados en Vitoria después de haber competido durante todo el partido y de haber incluso remontado una desventaja de once puntos. Al final, unos minutos finales en el que el desacierto y algunas decisiones arbitrales algo discutibles, según lo escuchado por la radio, acabaron por dejar la victoria en Vitoria.

Malos porcentajes en el tiro e inferiores en el rebote, a pesar de eso el equipo se agarró al partido. El equipo sigue demostrando que está capacitado para competir en cualquier cancha. Derrota. No pasa nada, nos hemos ganado el derecho a caer en estos partidos, pero ya hay que mirar al siguiente partido y pensar en crear un gran ambiente ante el Unicaja, porque en nuestra casa es donde nos tenemos que hacer inexpugnables.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración

Adiós a Miguel Ángel Zapata, ¿y ahora qué?