Las últimas jornadas del Lucentum a análisis

 Fotos: Jose Fco. Martínez

El 3 de enero el Lucentum conseguía su undécima victoria en la liga. En la prórroga, ante FIATC Joventut, y con Vidorreta descalificado, se sellaba matemáticamente la clasificación para la Copa del Rey. 11-3 en el casillero y colíderes. El Lucentum tocó techo.

Tres meses después el Lucentum está firmando una racha negativa que le colocaría como colista (a la espera de lo que haga Estudiantes) con una serie de 2-7. La larga duración de las bajas de Urtasun o Luz, las lesiones puntuales de Ivanov o Ellis, la carencia de aportación en la pintura y el hecho de que se haya acabado esa pizca de suerte en los finales ajustados son algunas de las causas de la mala serie de resultados.

Mirando los fríos números de las estadísticas colectivas (sin entrar en un análisis jugador por jugador) se aprecian cambios significativos en el juego y el rendimiento del equipo en las últimas nueve jornadas:


Sigue la buena defensa, pero fallamos en ataque

A nivel ofensivo, ha bajado la anotación del equipo de 71.5 a 66.1 puntos por partido, lo que nos situaría como el peor ataque de la liga junto a Gran Canaria. Aunque en defensa el equipo sigue manteniendo un nivel bueno con 71.5 puntos encajados por partido.

En valoración total, el Lucentum firma un promedio de 60.4 en las últimas nueve jornadas. El equipo que menor promedio lleva en toda la competición es Gran Canaria con 65 de valoración media en toda la temporada.

Otro de los aspectos que se están volviendo en nuestra contra es el desacierto desde la línea de tiros libres. Los datos lo corroboran. En las últimas nueve jornadas el equipo lleva un porcentaje de acierto del 69% (en la primera fase de liga el acierto fue del 75%).

Además, ha descendido también el número faltas recibidas por el equipo (de 22.9 a 20) y el número de veces que el Lucentum va a los libres (de 20.6 tiros libres por partido hemos pasado a 14.4). Esto puede ser consecuencia de la menor presencia del equipo cerca de la canasta y no podemos olvidar el gran papel que jugaba Kyle Singler en las diez jornadas que estuvo en Alicante, sobretodo en esa faceta de sacar partido en forma de faltas recibidas.

Un aspecto que el equipo también ha empeorado en este último tramo de liga ha sido el de las pérdidas. En las últimas nueve jornadas estamos promediando 17 pérdidas por partido (13.7 llevábamos en las primeras 14 jornadas).


Mayor dependencia del tiro exterior

Otros datos que reflejan un cierto cambio en el estilo de juego del equipo son la cantidad de tiros que hace el equipo. El Lucentum ha pasado de lanzar 35.6 lanzamientos de dos a hacer 30.7 (un descenso de un 15%), a lo que se une un descenso en el acierto, pasando del 47% al 45%, dando como resultado que el equipo anota un 18% menos en tiro de dos puntos.

Por contra, el equipo ha aumentado la importancia del tiro exterior en su juego, incrementando los lanzamienzos de triples desde 22 a 24.8 por partido e incrementando también el porcentaje de acierto, llegando a un destacado 38% en estas últimas jornadas. Se ha pasado de anotar 7.5 triples por partido a llegar a los 9.5.

El ratio tiros de dos/tiros de tres del Lucentum es de 1.24 en estas últimas 9 jornadas. Es decir, que en las últimas nueve jornadas, por cada triple anotado el Lucentum anota 1.24 tiros de dos puntos

En el total de la temporada, el Lucentum es el equipo que tiene el ratio más bajo: lanzamos 1.45 tiros de dos por cada triple intentado, mientras que el promedio de la liga es de 1.90. 

Esta relación entre tiro de dos y triples, no nos resulta del todo negativa gracias al gran porcentaje de acierto del equipo desde el perímetro. Anotamos 1.84 tiros de dos por cada triple, cuando el promedio de la liga es de 2.84 tiros de dos anotados por cada triple.

Con la llegada de Ellis y Rautins el equipo ha sumado dos jugadores que se están mostrando muy fiables desde el perímetro y el equipo les busca en muchos sistemas. Muchos equipos querrían tener la calidad exterior de este Lucentum pero es cierto que si queremos seguir arriba tendremos que encontrar la forma de que nuestros interiores puedan generar más anotación. 

Como curiosidad comentar que nuestro próximo rival, el CAI Zaragoza es junto a nosotros el equipo que más usa el tiro de tres puntos, y también con un porcentaje alto como el nuestro.


El recuerdo de Kyle Singler queda ya lejano,  sobretodo por el hecho de que tras su marcha el equipo consiguió 4 victorias consecutivas, pero conviene recordar que la apuesta por él es una de las claves de que estemos ahí arriba, y tras su marcha se ha quedado un hueco en la pintura que no ha sido cubierto y se nota.

De todas formas, la temporada es larga y todos los equipos pasan por momentos mejores y peores y estoy seguro de que si recuperamos a todos los jugadores podremos afrontar el tramo final de liga con garantías de competir y estar en la lucha por entrar en playoff. Con nuestras carencias y limitaciones, pero el equipo ha demostrado que tiene mimbres suficientes para estar donde está y para que todos le sigamos apoyando tras estas semanas en las que los resultados no nos acompañan.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración