El Ayuntamiento de Alicante aportará 500.000 euros al Lucentum


Hoy podemos leer que el Ayuntamiento de Alicante y el Lucentum han renovado la subvención que el consistorio concede al club alicantino, del que es máximo accionista. La cantidad aportada es de 500.000 €, la misma que en el acuerdo anterior, según informa el Diario La Verdad.

Junto con el dinero que se recibe de la ACB en concepto de recuperación del fondo regulador de ascensos y descensos (algo más de 1.5 millones de euros), esta cantidad sirve para iniciar la planificación de la temporada 2012-13, en la que se presentará un presupuesto muy ajustado.

La firma de este convenio es clave también para que el proceso concursal al que está sometido el club siga adelante con éxito, ya que para salir del mismo es necesario presentar un Plan de Viabilidad que incluya garantías (convenios firmados) de ingresos. 

El club tiene por delante un arduo trabajo para captar otros recursos que ayuden a completar el presupuesto y a sembrar una base para el futuro, desde la captación de algún sponsor principal al que poder asignar el naming del equipo, a la lucha por que los pequeños y medianos patrocinadores sigan manteniendo el apoyo al club.

En estos tiempos de crisis y de recortes es complicado explicar que las administraciones tengan que aportar cantidades tan importantes a clubes profesionales.  Hace pocos días leimos que el Cabildo de Gran Canaria va a aportar 3.1 millones de euros al Gran Canaria, también ha sido noticia recientemente que la Diputación Foral de Gipuzkoa ha reducido su apoyo al Lagun Aro GBC, pasando de 1.2 millones a 500.000 euros. Hay otros muchos clubes que reciben suculentas subvenciones públicas: Baloncesto Fuenlabrada recibió en 2010 1.4 millones de euros del Ayuntamiento fuenlabreño, Gescrap Bizkaia recibe cerca de 2 millones de patrocinio de Gescrap, empresa vinculada a la Diputación Foral de Bizkaia. Os dejo un enlace donde se detallan (con mayor o menor precision) las subvenciones que reciben los equipos ACB.

La cuestión es que en el tema de las subvenciones entran en juego muchos factores (no todos ellos deportivos) y es llamativo el desequilibrio que existe en las cantidades que se aportan en unos sitios y otros. Entiendo que un cierto apoyo institucional es aceptable, pues el deporte de élite es un espejo y una referencia para la gente de la base y además, en concepto de publicidad pueden dar buena imagen de una ciudad o de una región. 

Lo que no es de recibo es que para mantener los equipos ante la ausencia de apoyo privado haya que suplirlo todo con dinero público. Si se genera un millón de euros de ingresos por vias patrocinio, televisión, abonos, etc, se le puede sumar 500.000 de apoyo institucional y se tiene un presupuesto de 1.5 y con eso se debe hacer una plantilla acorde. Si no se puede traer a "Ivanovs" se trae a "Pepitovs" y se hace una liga ajustada (que seguramente no será ni la segunda ni la tercera mejor de Europa), pero lo ideal es que esto fuera igual para todos, es decir que todos los clubes gasten lo mismo que ingresan, porque de lo contrario ya se ha visto lo que pasa.  Si todo el mundo lo hiciera podría pasar dos cosas, o que todos los "Ivanovs" se irían a Turquía, Ucrania, Rusia o China, o que bajarían sus fichas para poder jugar en España. Pero bueno, todo esto son utopías.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración