Lucentum Alicante: Identificado el problema hay que trabajar para solucionarlo

Foto: CB Lucentum
El Lucentum no ha arrancado bien la temporada. Dos derrotas en tres partidos suponen el peor arranque del Lucentum en LEB (revisando datos hasta 1997). Aunque más que las propias derrotas lo que más preocupa es ver que al equipo le hace falta mejorar en muchos aspectos si quiere empezar a conseguir victorias y a tener un juego solvente en la cancha.

Repasando el resumen de prensa que publicamos vemos los términos que definen el juego del equipo: tibieza, falta de identidad, apatía, perdidos...

Desde mucho antes de que arrancara la competición ya estábamos siendo informados de que en esta liga cualquier equipo te puede sorprender, de que el equipo iba a necesitar un periodo de adaptación, de que cada partido será complicado... y lo estamos viendo claramente. El equipo tiene margen de mejora. Mucho. Y mejorará, pero el hecho de que la competición sea tan corta este año puede hacer que si el tiempo de ensamblaje se alarga habremos perdido, tal vez, mucha ventaja para luchar por el ascenso directo. Pero bueno, aún estamos a tiempo porque todos los equipos están sufriendo y los que hoy están invictos acabarán cediendo victorias y tendremos nuestra chance de llegar arriba. Eso sí, trabajando mucho día a día.

Dicen que el primer paso para resolver un problema es ser consciente de él. En ese sentido, tras escuchar las declaraciones de Josep Maria Berrocal en rueda de prensa, ya sabemos que el técnico es muy consciente de los problemas que tiene el equipo y los dijo clara y públicamente.


Sus declaraciones dejan frases claras y contundentes. Os extraigo las más interesantes:

"Hay muchos errores, demasiados, en el uno contra uno en defensa. No hay defensa colectiva, muchas veces cada uno pendiente de su jugador y pensando 'que no meta el mío'"

"Aún no sabemos dónde estamos como equipo"

"Tenemos muchos nombres, tenemos una plantilla larga pero aún no tenemos equipo"

"No sabemos defender, ni individualmente ni colectivamente"

"Aún no hemos conseguido sacar provecho de los diez hombres que tenemos porque no hemos tenido casi nunca a los diez jugadores metidos en partido"

El segundo paso es poner soluciones y en esa fase la responsabilidad es compartida por técnico y jugadores.

Que tenemos un grupo de jugadores con potencial y capacidad para rendir mucho mejor creo que es algo en lo que todos convenimos pero eso por sí mismo no supone nada. Hay que demostrarlo y hay que trabajar para mejorar día a día y para que las lagunas defensivas que sufre el equipo se minimicen y para que la falta de ideas en ataque que mostramos en muchas fases de los partidos se transformen en intensidad, concentración e ideas claras.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración