Un Lucentum de dos velocidades

Fotos: Jose Fco. Martínez
La victoria del Lucentum deja buen sabor de boca en algunos aspectos y también sirve para confirmar que hay cosas que no terminan de funcionar. 

En el aspecto positivo me quedo con que hoy hemos visto una primera unidad potente y que ha dado un ejemplo de lo que queremos que sea nuestro Lucentum. El quinteto Rivero, Bas, Llorca, Coppenrath y Rejón ha dado un recital de intensidad, concentración y de buen juego. El equipo hoy ha notado mucho el bajón de nivel con la segunda unidad, especialmente en el segundo cuarto, donde ni Green ni Huertas han estado acertados (ellos luego han mejorado algo) y donde hemos visto a una pareja Jesús Fernández y Darryl Middleton que se ha mostrado bastante inoperante.

Tras el regreso del quinteto en el tercer cuarto hemos tenido un parcial 16-0 que ha dejado las cosas claras y que ha dejado ya el partido roto y decidido antes de que Perelló volviera a ir dando entrada a las piezas de esa segunda unidad para cerrar el partido en el último periodo.

El equipo hoy ha sido más fiable en su juego (solo 8 pérdidas), ha dominado el rebote y ha mostrado una buena cara. Lo que pasa es que el estilo de juego alegre del filial blaugrana no es lo que te sueles encontrar en esta categoría, donde los rivales suelen hacerte defensas mucho más concienzudas y buscando tus puntos débiles. Así que del partido de hoy hay que sacar una lectura positiva, pero moderada.

Creo que ahora mismo el equipo tiene que empezar a crecer desde ese bloque de cinco o seis jugadores y esperar que a ese espíritu su sumen el resto de piezas. El reparto casi equitativo de minutos que han estado teniendo los jugadores durante gran parte de los partidos creo que se tiene que acabar y que hay que potenciar un eje de jugadores que, hoy por hoy, están un paso por delante del resto a nivel físico y de intensidad.


La pareja de bases es donde mejor cubierto tenemos al equipo. Rivero y Sàbat se complementan en ritmo de dirección y en estilo de juego.

En el perímetro, tanto Bas como Llorca transmiten más energía e intensidad que Huertas y Green. Aunque la segunda pareja es la que estaba llamada a ser la que marcase las diferencias del equipo. Green está mejorando pero le falta esa chispa y un punto de intensidad en defensa, mientras que de Huertas se espera mucho más. 


Por dentro la pareja Coppenrath-Rejón está ahora mismo para jugar 30 minutos cada una viendo el bajón físico que ha sufrido Jesús Fernández y las limitaciones de Middleton. Viendo estos problemas en la pintura es cuando uno mira al palco y ve a Moncasi sentado y apartado del equipo y echa de menos lo que podría aportar al equipo, aunque si desde el club no se le da entrada en la dinámica será porque no lo consideran oportuno y tendrán justificación. Supongo. Una lástima, porque a poco que Moncasi estuviera con ganas y actitud podría tener peso específico en el juego interior del Lucentum.


En el aspecto clasificatorio, creo que después de las dos siguientes jornadas vamos a saber si queda algún resquicio de esperanza de alcanzar ese puesto de ascenso directo que, hoy por hoy, parece casi inalcanzable viendo la dinámica de Burgos y Andorra. En caso de que no salgamos airosos de alguno de los enfrentamientos directos creo que ya nos despediremos de esa opción y habrá que cambiar el chip y pensar en programar al equipo de cara a los Playoff.

Reconozco que, personalmente, llegaba a este partido con algo de desmotivación después de ver los problemas del equipo a domicilio y de ver que los rivales no fallaban, pero me ha gustado ver en algunas fases ese espíritu que todos queremos en el equipo. Ahora falta que todos se sumen y se enganchen a ese tren. Si llegan a tiempo, podremos soñar con el éxito.

Por lo demás, una nueva odisea el encontrar aparcamiento para los aficionados del Lucentum. Cortesía del Hércules CF, a lo que se ha sumado el Mig Any de las fiestas de Moros y Cristianos de San Blas y el campeonato de petanca que se ha celebrado en los aledaños del pabellón. Ha sido desesperante para muchos, pero al final el CT ha presentado un buen aspecto.

Ahora a esperar al partido de Andorra para ver si el equipo nos da una alegría y podemos llegar al partidazo ante Burgos con la esperanza de poder recortar con los líderes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

Importante triunfo de HLA Lucentum basado en el dominio en la pintura