El paso al frente de Shaun Green

El Lucentum encadena ya ocho victorias consecutivas y está a un paso de finiquitar una segunda vuelta casi inmaculada y en la que se ha visto una evolución importante en el equipo. Resultaría simplista querer buscar un único detalle en el que se hay basado esa mejoría y esa buena línea del equipo, pero creo que el paso adelante que ha dado Shaun Green es digno de mención.

Shaun Green fue fichado para jugar en posición de tres, a pesar de que su mejor rendimiento en temporadas anteriores había venido desde la posición de cuatro abierto. Fue una apuesta de Berrocal con la idea puesta en reconvertir al jugador a jugar como alero.

El paso de las jornadas nos hizo ver que Green estaba teniendo problemas para encontrarse a gusto en su nuevo rol y su rendimiento distaba mucho del de temporadas anteriores, donde fue referente en Mallorca.

Esta puede haber sido una de las causas que limitaron el rendimiento del equipo en la primera mitad de la liga. El perímetro del Lucentum está compuesto por varios jugadores de un corte similar, de tipo escolta (Huertas, Bas, Llorca) y luego contábamos con un Green que no es un alero puro, con lo que ahí aparecían desequilibrios.

Perelló ha sabido devolver a Green a un rol más parecido al de temporadas anteriores, dándole más minutos en posición de cuatro (favorecido también por la lesión de Fernández) para aprovechar su amenaza exterior para abrir las defensas rivales y haciéndole participar además en otras facetas del juego, como son la defensa y el rebote. Los resultados creo que han sido positivos para Green y para el equipo.

Green lleva cinco jornadas valorando más de 10 puntos por primera vez en la temporada. Ha encontrado una línea de regularidad en su juego y está ganando confianza y presencia en el equipo. En este tramo está promediando 13.8 puntos, 6.2 rebotes, 1.8 recuperaciones, 1.4 asistencias y 15.8 de valoración por partido. Estas cifras se acercan mucho a sus números de la pasada temporada (14.1 puntos, 6.7 rebotes, 1.8 recuperaciones, 1.9 asistencias y 15.6 de valoración por partido).


Su recuperacion ha coincidido con su enorme partidazo de Melilla, donde anotó 34 puntos. Parece que ese fue el empujón de confianza en su juego que necesitaba para dar lo mejor de sí. Llega a tiempo para el momento decisivo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

Importante triunfo de HLA Lucentum basado en el dominio en la pintura