El Lucentum no estará solo en Andorra


Faltan 24 horas aproximadamente para poder lograr un nuevo ascenso a la ACB. Suena raro pero es así. A una victoria de la gloria. Ese es el tiempo que falta para que nuestro equipo dispute el partido definitivo de la temporada. No va a ser nada fácil y River Andorra no va a ponerlo nada fácil ante un Poliesportiu que se va a llenar por completo.

El Lucentum ha llegado a Andorra a primera hora de la mañana. Esta tarde realizará una sesión de entrenamiento en la cancha donde se disputará mañana el partido. Y mañana será el momento de la verdad.

Desde Andorra se percibe ilusión con su equipo y el lleno parece asegurado. Ambiente de gala. El mismo ambiente que se nos volvió en contra a nosotros el pasado domingo. Para mañana todo puede pasar, es un 50-50. Es una final y nadie se guardará ninguna carta. Es el momento de la verdad.

El hecho de que sea día laborable y que viajar hasta Andorra suponga un viaje de unas ocho horas de carretera hace que el equipo no pueda tener un apoyo masivo de seguidores, pero la afición del Lucentum es grande y ya se van leyendo noticias de que más de una decena de seguidores hará la machada de recorrerse los kilómetros que hagan falta para estar con el Lucentum en un partido histórico.

Ya lo hicieron anoche, cuando varias decenas de aficionados despidieron a los jugadores antes de salir del Centro de Tecnificación con dirección a Andorra. Esta afición es grande y el equipo y los jugadores lo saben.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración