Soy el Señor Rivero, soluciono problemas


Pedro Rivero se erigió ayer en el líder del equipo en los momentos más difíciles del partido. Supo manejar al equipo con inteligencia y asumió la responsabilidad cuando todo se ponía más complicado. Me ha recordado a esta cita mítica de la película Pulp Fiction:


Así fue como sucedió. Pedro Rivero nos brindó con ese triple decisivo la posibilidad de vivir este domingo una verdadera final por el ascenso ante un Centro de Tecnificación lleno. 

El partido de ayer tuvo en Rivero en el papel estelar, pero una vez más hubo un jugador que aparece cuando más se le necesita. Romà Bas es un jugador que nunca acaba siendo el más valorado pero que aporta sus acciones cuando más delicadas son las cosas. Muchos de sus triples valen más de esos tres puntos que suben al marcador. El intercambio de bombardeo que mantuvo con Blanch nos dio la vida. Grande Bas.

El triple de Rivero de ayer sube a los altares de las canastas más importantes de la historia del Lucentum. Y se queda a la altura del ya mítico triple de Llompart. Dos Pedros, dos bases, dos jugadores del Lucentum y dos triples que valen su peso en oro para el equipo. 




Comentarios

Entradas populares de este blog

HLA Alicante ocuparía una plaza vacante en LEB Oro si Bilbao compra la plaza de Araberri

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración

LEB Plata 2018-19: Un primer análisis de los dos grupos