Primera derrota del Lucentum: luces y sombras



Y llegó la derrota. Era algo que tenía que pasar por pura lógica deportiva. Una derrota que deja una sensaciones entremezcladas. Por una parte, la derrota creo que ha sido justa viendo el mal encuentro que ha hecho el equipo durante buena parte del partido. Por otra, es positivo que a pesar de todo lo negativo el equipo tuvo opciones de victoria hasta el último segundo.

Tras un buen arranque el equipo se apagó, entró en una fase de desacierto en el tiro que acabó afectando a la intensidad del juego. El segundo y tercer periodo supusieron un cúmulo de desaciertos a los que se sumaba un bajón en el apartado reboteador. De esta forma, un rival serio y completo como ha demostrado ser Cáceres ha aprovechado la situación para comandar el partido y tenerlo controlado hasta que en el tramo final un arreón, más de coraje que de buen juego, del Lucentum pudo comprometer el triunfo cacereño.

A nivel individual, me gustaría destacar algunos apuntes. Es llamativo que han habido 5 jugadores valorando negativo.

Negado Vidal. El alero firmó 1/7 en tiro y estuvo un poco hiperexcitado en el tiempo que estuvo en cancha, quizás debido a la ansiedad y la necesidad de puntos del equipo. 

Marín, anulado. Otra de las piezas claves del equipo que no tuvo su día. Precipitado en unas ocasiones, bien defendido en otras, pero la cuestión es que acabó con 0/5 en tiro y estuvo lejos de su mejor versión.

Domínguez, desapercibido. Nula aportación también de otra de las piezas importantes del equipo. 0/2 en tiro y poca participación en el juego del Lucentum.

Guillén, eficaz. Una de las mejores actuaciones del pívot del Lucentum esta temporada. Salvo dos triples fallados en el tercer periodo, todo lo que había hecho hasta el momento fue positivo. 9 puntos, 3 rebotes. 

Kody, en línea ascendente. El jugador camerunés gana protagonismo y minutos en el equipo. Se mueve bien cerca del aro, se genera buenos tiros en el poste bajo y empieza a mostrar galones en el rebote. 14 puntos, 8 rebotes.

Fuentes y Navajas, líderes. Cuando los partidos se traban y se ponen feos, la pareja Fuentes-Navajas suele aparecer para asumir responsabilidades. Los triples de Navajas han dado el último aliento al Lucentum en su lucha por una victoria épica. Fuentes también ha asumido la responsabilidad en la dirección y ha hecho jugar al equipo. 11 puntos y 8 asistencias.

Pardina, fallón. El alero del Lucentum siempre está activo en el juego. Se genera buenas situaciones pero ha estado desacertado en lanzamientos cómodos. Aporta siempre en rebote y en intensidad pero le falta ese punto de eficacia en el tiro para dar un paso adelante.

González, energía. El jugador alicantino dispuso de minutos ante la falta de lucidez de otros jugadores del perímetro. No tuvo acierto pero mostró intensidad y nos dejó una jugada que demuestra su espíritu en el equipo. En un contraataque el equipo realizó un pase largo hacia Fuentes, que el base (y casi todo el mundo) dio por perdido, y sin embargo aparecía Jose González como una exalación para salvar la posesión para el Lucentum. Lástima que errara el triple que cerraba esa jugada.

Hernández, gris. Apenas 9 minutos en pista dispuso. Tuvo un par de buenas acciones ganando línea de fondo y doblando pase a Guillén pero no encontró situaciones de lanzamiento.


El rival dio buenas sensaciones. Un equipo sólido bien dirigido por Marco, un base que ha dejado muy buenos detalles tanto en la dirección de juego como en su trabajo individual en ataque. Cruz y Parejo han mantenido a su equipo durante los mejores minutos del Lucentum.

En el tramo final, cuando el Lucentum intentaba acercarse, aparecía de nuevo Parejo y Fernández para cortar las alas de la ilusión alicantina y llevarse una victoria importante para Cáceres que aprieta la parte alta de la tabla.

Una de las notas positivas del partido ha sido sin duda la buena afluencia de gente a las gradas, a pesar de las inclemencias del tiempo. Se sumaron además unos 300 jugadores del Elche CF Basket que fueron invitados por el club y que dieron colorido a la Grada D.  Contando con su presencia, podríamos hablar de más de 1000 personas en las gradas del Pabellón, lo cual es una grata noticia para el equipo.

El próximo sábado en Castelló el equipo tendrá otra difícil piedra que superar si quiere mantenerse ahí arriba. Allí estará la Kali Nord y quien quiera acompañarles.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración