¿Por qué la FEB no apuesta por sus Ligas LEB?


Foto: Alberto Nevado - FEB


Se acercan unas semanas cargadas de novedades y de retos para las ligas de baloncesto en España. La Liga Endesa se vio sacudida por la resolución de la CNMC sobre el tema del canon que deben pagar los equipos que ascienden deportivamente desde la LEB Oro y que hace años que tiene la ACB virtualmente cerrada al ascenso de cualquier equipo. Esta resolución, que será recurrida por la ACB, hace que la principal liga del país se plantee remodelar su modelo (se plantea reducir el canon, cambiar su denominación, crear una ACB-2 de cara a la 2018-19...)

En cualquier caso, parece evidente que el fin del canon tal y como lo conocemos hoy está cada día más cerca. Esto supone un reto para el futuro de la ACB, pues abre la vía a posibles problemas si tiene que devolver o compensar a clubes que sí que pagaron el canon. Además, si se hace efectiva una eliminación o reducción del canon, los clubes que lo contabilizan en su balance económico como un activo pueden tener problemas e incluso estar en causa de disolución.

Por otra parte, la Liga Endesa también sufre una presión por el crecimiento y la consolidación del nuevo formato de la Euroleague, que ha ofrecido un gran aliciente (deportivo y económico) a los clubes grandes (FCB, Madrid y Baskonia) y que, a medio plazo, va a seguir creciendo, llegando a 18 o 20 equipos, con la presencia tal vez de algún otro equipo español de manera consolidada y con un calendario de partidos que seguirá entrando en conflicto, cada vez más, con el de la Liga Endesa. 

A medio-largo plazo esto podría acabar derivando en que los equipos grandes prioricen la Euroleague, primero de forma parcial, y luego tal vez abandonando la propia ACB si sigue como hoy en día.

Ese calendario de la Liga Endesa también se va a ver afectado ya esta próxima temporada por otro factor externo. Las ventanas FIBA obligarán a reajustar el calendario para permitir a los jugadores internacionales poder competir con sus selecciones en varios periodos definidos (noviembre, febrero y junio).

Todos estos factores acucian a la ACB a replantearse seriamente un nuevo modelo y estructura de competición. En diversos medios se ha debatido sobre si se eliminarían los Playoff, sobre si la liga debe reducirse a 16 equipos, si se debe cambiar el formato de las eliminatorias por el título…

Foto: Alberto Nevado - FEB

Y en todo este panorama… ¿Las Ligas LEB qué?

La nueva directiva de la FEB está trabajando en sus ligas, hay reuniones de trabajo con clubes y se están escuchando con interés las propuestas que llegan desde diversos ámbitos. Pero, la cuestión es, ¿hay voluntad real de apostar por las Ligas LEB en la Federación?

Los momentos de cambio son oportunidades. Y la FEB tiene, si quiere, una ocasión de oro para apostar fuerte por sus ligas. La cuestión es saber si el escalafón de prioridades FEB sigue igual que siempre, a saber: Selección absoluta, Selecciones de Formación, Campeonatos de España, Mundobasket femenino 2018… y ya después las LEB.

La cuestión es que mientras ACB, Euroleague y otras ligas europeas apuestan por plantear nuevos modelos de competición y adaptarse (intentando mejorar), la FEB sigue inmóvil y dejando escapar una ocasión para mejorar sus ligas. Es posible que con ese inmovilismo vea como la ACB le coma definitivamente su 'negocio' si finalmente cuaja eso de crear una ACB-2 en la que absorba a los mejores equipos de LEB Oro y a otras ciudades con pabellón y potencial de ser ACB algún día (Valladolid, Granada, Alicante, Gijón, León...).

¿Por qué no se levanta la FEB y pone una propueta seria de un nuevo modelo de LEBs?. Tal vez unificar Oro y Plata en dos conferencias y luego plantear un Playoff (esto se plantea ahora en Italia). No sé. Moverse. Tomar la iniciativa y no estar siempre a la expectativa...

Una utopía

Hace poco tuve un sueño. A lo Martin Luther King y el famoso ‘I’ve had a dream…’. Soñé que la FEB apostaba por sus ligas y lo hacía invirtiendo en su difusión y visibilidad. La LEB Oro sigue viva a pesar de los ‘no ascensos’, los ascensos diferidos, los ‘no descensos’, los ascensos a la carta desde Plata vividos durante los últimos años. Y sigue ofreciendo emoción a unas gradas que siguen acogiendo buenas entradas en muchas canchas. Al fin y al cabo, las ciudades con equipo en LEB Oro suman aproximadamente 2.500.000 habitantes (sin contar Barcelona), a lo que habría que sumar el impacto potencial de esos clubes en sus provincias. En muchos de los casos hablamos de provincias donde no hay equipo de fútbol en ligas profesionales y donde el baloncesto tiene un margen de crecimiento e implantación muy importante tanto en la sociedad como en los medios de comunicación.

Está claro que la ACB y el ascenso tiene que estar siempre en el horizonte, como aliciente deportivo necesario para aumentar el impacto de las ligas LEB, pero… y por qué no apostar fuerte por tus ligas.

¿Por qué no invertir en recursos económicos y humanos para que la difusión de las ligas sea mayor? 

Sería genial que la FEB, como organizadora de las ligas, invirtiera en poder generar contenidos multimedia de calidad, que puedan ser luego utilizados y difundidos en medios locales y nacionales.
¿Cuántas jugadas espectaculares quedan en el olvido en las Ligas LEB? ¿Cuántos finales de partido espectaculares se han vivido este año en LEB Oro y apenas han tenido repercusión? Luego ves en algunas webs como se viralizan finales sobre la bocina en ligas como la filipina, la china o la libanesa… Seguro que muchas de las que vemos cada semana en LEB Oro o Plata serían virales en redes sociales, por ejemplo. 

Sería bonito perder complejos y generar un producto competitivo a nivel de marketing, de forma que los patrocinadores puedan acudir a invertir en él. Pero claro, para esto hay que hacer una apuesta estratégica desde la FEB e implicar a todos los estamentos afectados. 



La apuesta esta temporada por CanalFEB ha sido una buena idea quizás, pero ejecutada de manera precipitada. La poca fiabilidad que a veces ofrece la plataforma, todavía en versión Beta, ha hecho que sean muchos los usuarios potenciales los que, ante esa falta de garantías, hayan ido abandonándola como opción para seguir con calidad una retransmisión. Esta plataforma puede ser una buena base en un futuro, pero hay que apostar por mejorar la calidad y por darle un uso y gestión a esos contenidos audiovisuales que no dependan de la heterogénea labor de cada departamento de comunicación de los clubes LEB o de que otras webs más o menos amateur saquen sus propios resúmenes o Tops.

En conclusión, que a veces es todo cuestión de voluntad. Ojalá la FEB tuviera un plan estratégico serio de apuesta por sus competiciones, de forma que pueda volver a crecer ese bucle que haga que el baloncesto pueda ser más sostenible (más inversión, más calidad, más repercusión, mejor impacto de patrocinadores, más ingresos para clubes, más afición en las gradas, más patrocinadores, más inversión...). Pero todo esto es solo una utopía, y como tal la plasmo en este blog.
Share on Google Plus

About Ramón Juan

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

1 comentarios :

Rafa Ramos dijo...

Otra pregunta: ¿pero se puede invertir realmente en la ligas LEB y no perder lo invertido? Y la respuesta es clara: en esos términos de presupuesto necesario NO.

El basket FEB y el ACB tiene el mismo modelo de negocio: perder millones de euros al año y que alguien soporte esa pérdida. Cuando digo estas ligas, tb puedo meter la Euroliga o cualquier otra.

Me dedico al marketing profesionalmente, y pensar que desde el marketing se pueden salvar empresas sin mejorar el resto de áreas es creer lo imposible. Si no puedes generar 3 millones, 2, 1 ó 500.000 euros de tus verdaderos clientes, no puedes tener un equipo con esos presupuestos. Ahora mismo los equipos viven del fútbol, del dinero público y de empresas/empresarios que quieren salir en la foto. Falta un modelo de negocio profesional basado en un modelo de ingreso real.