ANÁLISIS | Las claves de la derrota del HLA Alicante en su estreno liguero - Lucentum Blogging

Lucentum Blogging

Desde 2007 hablando del Lucentum Alicante

ÚLTIMAS NOTICIAS

Home Top Ad

Post Top Ad

06 octubre 2018

ANÁLISIS | Las claves de la derrota del HLA Alicante en su estreno liguero

Fotos: José Francisco Martínez

Jarro de agua fría el recibido por el HLA Alicante en su estreno en esta LEB Plata 2018-19. Derrota que rompe esa racha que ayer comentábamos en el blog de 8 años venciendo en los debuts ligueros. Vamos a repasar algunas de las claves de lo vivido anoche en el Pedro Ferrándiz.

GRADAS ILUSIONADAS El partido de ayer confirmó lo que se vio en la presentación. El club parte con la mayor base social y de afición de las últimas 5 temporadas. Alrededor de un millar de personas se dieron cita para ver el debut liguero de un HLA Alicante que acabó defraudando. La Kali Nord, como siempre, estuvo incombustible apoyando de principio a fin y es bonito ver las gradas apoyando así al equipo en un estreno liguero. Qué importante es ahora que el equipo sepa enganchar a los que ayer fueron y a los que tengan que venir.



SIN IDEAS EN LA DIRECCIÓN DE JUEGO La pareja Garrido-Nemcok ayer no supo llevar la manija del partido en ningún momento. Era habitual ver como corría más de la mitad de posesión sin que el balón hubiera salido de sus manos. Atasco. Esa es la sensación que se transmitió. Rivero mostró más confianza en Garrido en los momentos importantes pero el veterano base no acabó de encontrarse cómodo. Su única anotación fueron dos triples en la primera mitad. DATO: Entre los dos bases solo repartieron una asistencia. Nemcok, por su parte, tampoco aportó ideas al juego del equipo y se topaba una y otra vez con una defensa que le cerraba sus intentos de penetración. Esta temporada tenemos dos bases que apenas llegan al 1.80 y esto ofrece limitaciones que deben suplir con una mayor generación de juego hacia sus compañeros y situaciones que les puedan permitir penetraciones más claras, algo que ayer no vimos.

DEVIN SCHMIDT, EL MEJOR El jugador norteamericano fue el jugador más incisivo ayer. Muchas de sus acciones se las acaba generando él mismo, ya sea penetrando para forzar personal o sacar el tiro, e incluso las situaciones de tiro exterior se las genera él mismo, en lugar de llegarle después de una buena jugada y un balón doblado. Muy activo en defensa, en el rebote, aunque precipitado en algunos momentos importantes. Es ahora mismo el jugador que tiene más amenaza del equipo, pero el equipo necesita muchos más argumentos si queremos ganar partidos.

SIN DÍAZ NI DÍEZ Ni Nacho Díaz ni Nacho Díez tuvieron minutos. Díaz no se vistió de corto y mostraba un vendaje en el tobillo. Díez no sabemos si arrastra también algunas molestias. En cualquier caso fueron dos piezas que el equipo no tuvo en esa posición exterior y que suplió sobre todo un Kingsley muy activo en el rebote y buscando jugar cerca del aro en determinadas fases. 



LA PINTURA MANDA El partido de ayer nos confirmó que el patrón de juego del equipo va a cambiar con respecto a lo que hemos visto en los últimos años. Las victorias las queremos cimentar desde el juego interior. Hasta ahí, la propuesta es buena. El problema de ayer fue que los porcentajes de tiro fueron muy malos en posiciones cercanas al aro. Jugar cerca del aro (46 tiros de dos, por solo 18 triples intentados) y acabar con un 34% de tiro de campo no puede ser otra cosa que sinónimo de derrota. Conde y Galán estuvieron imprecisos. Elías no encontró su sitio y Sidibe apenas tuvo 13 minutos, en los que anotó sus dos lanzamientos. No fue el día de nuestros interiores.

DEFENSA, CON LUCES Y SOMBRAS La labor defensiva del equipo mostró como aspecto positivo la intensidad y el buscar la presión desde cerca de la divisoria. Sin embargo, fueron demasiadas las ocasiones en las que los jugadores de Girona lograban tiros liberados, lo que les ayudó a tener buenos porcentajes durante gran parte del partido. 

EL RIVAL TAMBIÉN JUEGA Ayer vimos que lo de la LEB Plata sigue igual que el año pasado. Es decir, con el nombre no se va a ganar ningún partido. Ayer vino un Girona plagado de jugadores jóvenes y supo ponernos en apuros y jugarnos a un ritmo que nos incomodó. Quim Costa marcó el tempo del partido y el HLA Alicante siempre fue a remolque, haciendo la goma, pero incapaz de cerrar una remontada o de demostrar oficio en los momentos decisivos.


RIVERO DEBUTA EN EL BANQUILLO Se hacía extraño ver a Rivero con pantalón y camisa en el banquillo. Debut en competición oficial como entrenador y se llevó más de un disgusto. Cinco minutos tardó en pedir el primer tiempo muerto y en tener que subir la voz ante sus jugadores. El equipo estuvo lejos de lo que se espera y él lo sabía. Mucho movimiento de banquillo. Combinando incluso a Garrido y Nemcok juntos en cancha durante algunos minutos, pero ni así mejoraba la fluidez de juego. Seguramente que en algún momento le entrarían internamente ganas de vestirse de corto. Su idea de juego muestra que se quiere hacer que el juego interior lidere el juego, pero ayer se echó de menos fluidez, ideas en la dirección de juego y generación de situaciones de ventaja claras.

LO MEJOR: HAY TIEMPO PARA MEJORAR; LO PEOR: MIÉRCOLES Y SÁBADO HAY PARTIDOS Lo de ayer no es más que una derrota. Queda tiempo de sobra para que el contratiempo no sea considerado grave pero también es cierto que la liga arranca con intensidad y este miércoles jugamos en La Roda para el sábado recibir a Menorca. Ocasión de arreglar rápido el roto de ayer... o para que la herida se pueda agrandar. No hay mucho margen y hay que mejorar rápido. A nivel clasificatorio, no sabemos el impacto de la derrota porque dependerá de si Girona acaba entre los 6 primeros (suponiendo que el HLA Alicante también lo debe hacer). Sí que afecta más en cuanto a la lucha por disputar la Copa LEB Plata, ya que se decide en los 11 primeros partidos de liga.

HLA LUCENTUM - GIRONA

No hay comentarios:

Post Bottom Ad

Pages