ANÁLISIS | El nuevo sistema de competición en LEB Plata - Lucentum Blogging

Lucentum Blogging

Desde 2007 hablando del Lucentum Alicante

ÚLTIMAS NOTICIAS

Home Top Ad

Post Top Ad

10 junio 2019

ANÁLISIS | El nuevo sistema de competición en LEB Plata



La pasada temporada vimos como la FEB lanzaba un renovado sistema de competición para la LEB Plata. El modelo de dos conferencias y una segunda fase a la que se arrastraban los resultados de la primera parte de la liga generó muchas opiniones encontradas. Asimismo, la segunda fase de la liga también generó algunos problemas en el sentido de que hubo muchos (demasiados) partidos en los que alguno de los contendientes no tenía nada en juego. Este problema incició sobre todo el grupo A2 de lucha por la permanencia, donde 6 equipos descendían a EBA y los otros 6 salvaban la categoría.

En primer lugar, yo valoro como algo positivo el hecho de que la FEB apostara por un cambio en el sistema de competición para intentar dotar de mayor interés a la LEB Plata. Es evidente que lograr un modelo que satisfaga al 100% a todo el mundo es imposible

A la hora de valorar un sistema de competición, es evidente que dependiendo desde el prisma desde el que se mire el baloncesto hay unos u otros factores que se analizan. No es lo mismo la opinión de los jugadores o entrenadores que lo que piensan los directivos, aficionados o medios de comunicación. Igualmente no será la misma la opinión de un club potente que de uno con recursos más limitados.

El sistema perfecto no existe. Muchos han sido los que se han quejado este año de que el modelo no era justo, de que había partidos que se ganaban y no servían para nada... es correcto. Si se buscara el modelo más justo, no deberían de existir ni los Playoff. Una liga regular y los tres que más partidos ganen, ascienden. Pero claro, esto haría que muchos equipos perdieran las opciones demasiado pronto, perdiéndose impacto. 

El modelo de la temporada 2018-19 creo que ha generado mayor interés para la afición y ha convertido la segunda fase (desde el mes de marzo) en una sucesión de muchos partidos decisivos, alargando la sensación de estar jugando finales durante casi tres meses. En el debe del sistema ha estado el hecho de que la segunda fase ha dejado muchos partidos sin alicientes para muchos equipos.

Para la temporada 2019-20 la FEB ha propuesto unos cambios que intentan mejorar algunos puntos débiles de la pasada temporada. Creo que esto es una buena noticia que demuestra que la FEB pretende pulir un modelo que se estrenó y que ha sido consciente de las cosas mejorables que han surgido. Al final, la mejor forma de ver si las cosas funcionan es ponerlas en marcha, analizarlas y hacer ajustes para mejorar (o intentar mejorarlas).

Los cambios para la próxima temporada se centran en la segunda fase. Se mantiene la plaza de ascenso directo para el campeón del grupo A1, pero se amplía hasta 8 equipos los que se jugarán las otras dos plazas de ascenso. En 2019-20 esas dos plazas se las jugarán los clasificados del 2º al 8º puesto del grupo A1 de lucha por el ascenso (dejando solo a 4 equipos de ese grupo sin opción de ascenso) y además apuestan por añadir al campeón del grupo A2 por la permanencia a esa lucha por el ascenso. Esa repesca va en la línea de minimizar la gran cantidad de partidos intrascendentes que hubo en la lucha por la permanencia la pasada temporada.

La apuesta de la FEB va en la línea de minimizar la cantidad de partidos intrascendentes, pero ha incrementado un poco el punto de 'injusticia' que puede haber en la segunda fase en la lucha por el ascenso, ya que el 2º clasificado de la lucha por el ascenso seguramente se enfrente al campeón del grupo A2 y se acabe jugando a ida y vuelta toda la temporada ante un equipo que no se clasificó para la fase de ascenso. 

Es evidente que hay un problema de fechas, pero lo más justo habría sido que esas eliminatorias (al menos las de cuartos de final) fueran al mejor de 3 partidos para que el equipo con ventaja clasificatoria pueda hacerla más efectiva. Porque en una eliminatoria a ida y vuelta es muy muy discutible que el equipo que juega la vuelta en casa tiene ventaja. Seguramente esos cuartos de final y esas dos semifinales nos dejarán, en total, 12 partidos de máxima emoción, ambiente e intensidad... Al final, cuanto más te juegas en un partido mayor es el interés que se genera. Pero claro, también se quedá en poco el premio de tener un año de buenos resultados. Te acabas jugando la vida en dos partidos donde cualquier incidencia puntual te deja sin margen de respuesta.

En conclusión, creo que el sistema del año pasado añadió cosas interesantes a la competición. Creo que desde el punto de vista de tener cosas que contar ha sido más interesante. También creo que en líneas generales ha generado mayor expectación y mayor asistencia a las gradas, en la segunda fase sobre todo. Es positivo ver que la FEB intenta ajustar cosas. La próxima temporada promete ser interesante y ojalá que se completen las 24 plazas, lo que sí que es cierto es que lograr el ascenso va a ser muy muy difícil.

No hay comentarios:

Post Bottom Ad

Pages