Historia de los ascensos a ACB (1996-97): El Caja Cantabria llegó a ACB de la mano de Quino Salvo - Lucentum Blogging

Lucentum Blogging

Desde 2007 hablando del Lucentum Alicante

ÚLTIMAS NOTICIAS

Home Top Ad

Post Top Ad

19 abril 2020

Historia de los ascensos a ACB (1996-97): El Caja Cantabria llegó a ACB de la mano de Quino Salvo




TODOS LOS ARTÍCULOS DE LA SERIE "HISTORIA DE LOS ASCENSOS ACB

En la temporada 1996-97, el equipo que acompañó a Huelva en su camino a la ACB fue el Caja Cantabria de Torrelavega, que lograba el éxito tras doblegar a Breogán en la serie decisiva tras un quinto partido en el que el pabellón Vicente Trueba se llenó hasta la bandera para vivir un día que marcó la historia del baloncesto cántabro.



Uno de los integrantes de aquel Caja Cantabria era Luis Merino. Hace un par de años recordaba en un artículo de Javier Ortiz en Endesa Basket Lover aquel ascenso especial para él, porque "siempre he vivido en Torrelavega, donde empecé a jugar al baloncesto, en el colegio de La Paz, con ocho años más o menos. Luego ya pasé al club de la ciudad, el SAB, que fue el origen del Cantabria Lobos. Crecí con el club. Entré cuando estaba  en Segunda y me marché en ACB. En una ciudad tan pequeña, fue una hazaña enorme. Yo fui creciendo con el equipo en distintas categorías”. De aquel ascenso ante Breogán recuerda que “El pabellón se quedó pequeño, hubo gente que no pudo entrar. Fue muy especial conseguirlo delante de la familia y los amigos”.

ARTÍCULO: 14 AÑOS DEL ASCENSO





También formó parte de aquel equipo Paco Aurioles (que ya ascendió con Mayoral y con Lliria),  que recuerda que el ascenso "fue un sueño que parecía impensable unos meses antes. Había mucha afición al baloncesto pero nunca habían tenido un equipo en la élite". Aurioles destaca que "el playoff fue increíble, ante Breogan, que era uno de los equipos más fuertes de la categoría y hasta el último partido no se pudo conseguir el ascenso. El pabellón se lleno más de dos horas antes del partido. Tengo la sensación de que nos llevaron en volandas"

Del partido decisivo Aurioles se acuerda de que "en el último cuarto solo metimos triples". El jugador también recuerda la figura de "el artífice de aquel ascenso", que fue el añorado Quino Salvo.

El entrenador vigués es clave en la historia del club cántabro. Llegó en 1994 y logró el ascenso a la LEB, antes de lograr también el ascenso a ACB y la Copa Príncipe en 1997, único título del club hasta que en 2008-09 lograran la Copa LEB Bronce y el ascenso a LEB Plata esa misma campaña, aunque el club acabó desapareciendo al final de aquella misma temporada.




¡Qué noche la de aquel 20 de mayo! (Por Pablo Romero)

¡Qué noche la de aquel 20 de mayo! Seguimos exclamando aún en Torrelavega  tras lo acontecido en una fecha grabada a fuego en nuestra historia desde hace ya 23 años y cuyo mero recuerdo hace que sigamos sintiendo como un escalofrío recorre la totalidad de nuestro cuerpo.

Porque los que nos hemos criado a orillas del Río Besaya, sabemos muy bien lo que significó aquel ascenso para una ciudad que llegó a sentirse el epicentro del baloncesto nacional durante algunos años. Todo un sueño del que despertamos de manera abrupta una década después, pero que aún a día de hoy sigue muy presente en la mente de todos y cada uno de los que vivimos de algún modo el DÍA MÁS IMPORTANTE DE NUESTRA HISTORIA.



Y es que no todo el mundo pudo darse cita en un Pabellón Vicente Trueba que no llegaba por aquel entonces a las 2.000 localidades y en el que llegaron a congregarse algo más de 3.500 personas. Aficionados que demostraron que el civismo y las ganas de disfrutar de una noche mágica podían resultar tan valiosas como cualquiera de los planes de vacuación que hoy en día hubieran velado por su seguridad evitado una imagen como esa.

Pero nadie quería quedarse al margen de una historia que otros cientos de aficionados tuvieron que seguir desde el exterior del pabellón utilizando los tragaluces de las gradas laterales como mirillas y que tuvieron como único “transistor” al rugir de las gradas. A los menos afortunados les quedó la icónica retransmisión en riguroso directo de una Cadena Ser que, a medida que avanzaba la noche, iban adentrando a la ciudad en el camino de la gesta.


Pero no fue hasta, pasados unos minutos de las diez de la noche, cuando la larga espera de 48 horas tocó a su fin. El Breogán de José Luis Abós “mordía al fin el polvo” con un bocinazo final que finiquitaba una extensa eliminatoria y que propició una invasión de cancha que abrió al día siguiente ediciones de periódicos y telediarios.

Entremedias, la noche fue larga. Los jugadores fueron manteados y portados por las calles de la ciudad como auténticos héroes. Todos y cada uno de ellos, porque aquel día no importó que Bob Harstad ejerciera como el killer anotador, que Pedro Mateu rompiera el choque con sus triples o que Michael Wilson cerrara el ascenso con un icónico mate ante un rival que bajaba en ese momento los brazos… Aquel día, Torrelavega entera fue baloncesto y el baloncesto miró inevitablemente a Torrelavega.

Y aunque los que pudimos vivir con pasión aquella inolvidable noche nunca hemos dejado de darle merecido valor a lo sucedido, el paso del tiempo ha ido otorgando la condición de gesta a aquella temporada en la que más de uno en la ciudad hubiera entregado a Quino Salvo las llaves de la ciudad, el bastón de mando del Ayuntamiento e incluso la mismísima Iglesia de la Virgen Grande si así lo hubiera pedido.


Porque nadie hubiera podido negar al hombre que nos llevó a tocar el cielo el poder sentirse querido por una ciudad en la que, aún a día de hoy, nadie osa a botar un balón sin evocar en su mente las palabras mágicas: “¡Qué noche la de aquel 20 de mayo!”












Esta es la primera temporada de esta liga, que se crea entre la ACB y la EBA. Comienza con 14 equipos elegidos de entre los que presentaron solicitud a la FEB. El formato de competición es el siguiente:

- Liga regular: Todos contra todos a doble vuelta.

Play-off: Los doce primeros juegan por el título (los cuatro primeros están exentos de la primera ronda). Los dos últimos juegan por la permanencia.

Ascienden a ACB los finalistas de las eliminatorias por el título. Desciende a EBA el perdedor de la eliminatoria de permanencia.




No hay comentarios:

Post Bottom Ad

Pages