Historia de los ascensos a ACB (1987-88) (III): Mayoral Maristas, Toshiba Las Palmas, Valvi Girona, Tenerife y Breogán - Lucentum Blogging

Lucentum Blogging

Desde 2007 hablando del Lucentum Alicante

ÚLTIMAS NOTICIAS

Home Top Ad

Post Top Ad

05 abril 2020

Historia de los ascensos a ACB (1987-88) (III): Mayoral Maristas, Toshiba Las Palmas, Valvi Girona, Tenerife y Breogán



TODOS LOS ARTÍCULOS DE LA SERIE HISTORIA DE LOS ASCENSOS ACB

La temporada 1987-88 estuvo marcada por la ampliación de la ACB de 16 a 24 equipos. Esta decisión amplió de 2 a 8 el número de ascensos que llegarían esta temporada. Después de las eliminatorias de ascenso los 8 equipos que llegaron a la ACB fueron: Clesa Ferrol, Askatuak, Toshiba Las Palmas, Mayoral Maristas, Leche Río Breogán, Tenerife, Valvi Girona y Pamesa Valencia.

Hicimos una entrega con el ascenso de los dos líderes: Clesa Ferrol y Askatuak. También dedicamos un artículo al ascenso de Pamesa Valencia. En esta ocasión completamos los otros cinco ascensos que tuvieron lugar en la temporada 1987-88.

Esta temporada 1987-88 dejó una 1ª B de gran nivel y Antonio Rodríguez la repasaba a fondo en sus artículos publicados en Endesa Basket Lover. Imprescindibles.




Esta temporada se disputa con el siguiente sistema de competición, con el que se reduce la categoría de 28 a 16 equipos.

- Primera fase: Dos grupos de 14 (Par e Impar) a doble vuelta.

- Segunda fase: Grupo A con los equipos 1º a 3º de cada grupo de la primera fase, grupo B con los 4º a 6º, grupo C con los 7º a 10º y grupo D con los 11º a 14º. No se guardan resultados de la primera fase.

- Tercera fase: Eliminatorias al mejor de tres partidos para determinar el orden de los 12 primeros cara al play-off. Juegan el 1º con el 2º, 3º con el 4º y 5º con el 6º dentro de los grupos A y B.

- Play-offs: Por el ascenso juegan los doce de los grupos A y B más los cuatro primeros del grupo C. Disputan tres eliminatorias al mejor de tres partidos, ya que inicialmente sólo ascendían dos equipos, aunque con las eliminatorias en marcha ya se sabía que habría ocho ascensos. Por la permanencia juegan los cuatro últimos del grupo C y los cuatro primeros del D, que disputan una única eliminatoria al mejor de cinco partidos.

Ascienden los ocho que pasan la primera eliminatoria de ascenso, ya que finalmente la Primera División se amplía a 24 equipos.

Descienden los cuatro últimos del grupo D y los cuatro perdedores del play-off de permanencia.












TOSHIBA LAS PALMAS El Claret Las Palmas asciende de nuevo a la Liga ACB en la temporada 87/88, pasando en la temporada siguiente a denominarse C.B. Gran Canaria en un intento de reivindicar al Club como exponente de donde asienta su masa social. En su regreso a la ACB, estrena nuevo pabellón en septiembre de 1988, el Centro Insular de Deportes. Tras dos temporadas en la Liga ACB, descendió nuevamente a la Primera División B para recuperar de nuevo su plaza en la máxima categoría en la temporada 91/92.

Extracto del artículo de Antonio Rodríguez sobre la 1ª B de 1987-88:

El Claret entraba dentro del grupo de los favoritos. Y como tal, pocos problemas tuvieron con unos americanos más que consagrados. Por un lado, el veterano Greg Stewart recaló en la isla para acabar siendo santo y seña del actual Herbalife Gran Canaria. Tras dos experiencias en el Joventut, Stewart (24,4 puntos) acabó siendo de los jugadores más rentables. Era una biblia de técnica individual. Puntos, rebotes y lo más difícil, asistencias. Por otra parte, en la casa se recuperó a la estrella durante su incursión ACB en la temporada 85-86: Willie Jones. Delgado y tremendamente atlético, sus mates fueron la alegría de la afición. Se fue hasta 26,7 puntos de promedia y se consagró nuevamente como el ídolo local.






MAYORAL MARISTAS El ascenso de los malagueños llegó el 4 de mayo de 1988 y supuso el ascenso a ACB de un equipo de colegio. Jugaron cuatro temporadas en ACB hasta que se dio la fusión con el Caja de Ronda para formar lo que hoy conocimos como Unicaja.

Paco Aurioles recuerda para nosotros aquel ascenso. Aurioles era el jugador más joven de aquella plantilla y destaca que "el equipo fue creciendo y el gran respaldo que supuso el apoyo de Mayoral". En aquel crecimiento, destaca la labor de Javier Imbroda y Francisco Castillo. "Nos rodeaba un aire de inconformismo, de intentar llegar a la ACB con nuestros medios, con un equipo de patio de colegio y con jugadores muy jóvenes".

Recuerda que "el partido clave fue en Sevilla. Llegaron autobuses y coches particulares y casi jugábamos en casa en San Pablo".

"En aquella época éramos una gran familia. Siempre nos reuníamos para celebrar las victorias. Estábamos prácticamente todo el día juntos".



ARTÍCULO: Un ascenso de película

En el artículo publicado en Malaga Hoy se repasa, con las declaraciones de los protagonistas lo que supuso aquel ascenso. Un momento clave en aquel proyecto fue la aparición de la empresa Mayoral:

"Estábamos patrocinados por EcoAhorro y fuimos a pedirle una ayuda a Rafael Domínguez de Gor, que había sido alumno de Maristas", relata Manolo Morales. "Íbamos a pedirle algún anuncio, con 50.000 pesetas hubiera valido, con 500.000 pesetas ya hubiéramos dado palmas", insiste Jacinto Castillo. "La respuesta fue: '¿Cuánto vale el club? ¿50 millones de pesetas? 50 millones, hecho'. Vimos el cielo abierto, fue como los americanos con Mister Marshall... Nos supo un poco mal por EcoAhorro, que era un supermercado del barrio del señor Neyra, que nos ayudó, pero es que nos había tocado la lotería", cuenta Manolo Morales.





El ascenso se logró en Sevilla:

"Recuerdo llegar en un día de lluvia a Compás de la Victoria y ver aquello lleno de autobuses. Diría que fueron casi una veintena. Era una riada de gente, familias enteras, me quedé impactado", recuerda Jacinto Castillo. "Yo desde la pista miraba y sólo veía azul en la grada. Había más malagueños allí que en el partido de aquí", dice Paco Aurioles. "Yo diría que había entre 1.000 y 1.500 personas de Málaga. En la grada estaba gente que conocías, amigos tuyos. Era impensable subir en una pista como la de Sevilla", apostilla Juanma Rodríguez. El partido se ganó (76-92) y se desató una fiesta en San Pablo. 39 puntos fueron de Ray Smith y 31 de Mike Smith. Ellos solos casi igualaron en anotación al rival. Para la historia, realmente, es el equipo de los Smith. El recibimiento en Málaga fue tremendo, con el colegio en la calle.



Extracto del artículo de Antonio Rodríguez sobre la 1ª B de 1987-88:

¿Qué les podemos contar de la pareja Mike Smith y Ray Smith que ya no sepan? Alero y ala-pívot respectivamente, partían de jugar abiertos para entrar a canasta, apoyados en sus grandes fundamentos. “Para que Mayoral Maristas gane, los Smith tenemos que seguir garantizando 60 puntos por partido” sin complejo alguno lo decía Ray Smith. Pero, sobre todo, su filosofía de equipo y de grupo. “No somos tan sólo amigos entre nosotros, sino con el resto de la plantilla” comentaba Ray Smith. “Organizamos fiestas y no solamente va toda la plantilla, sino que llegan amigos de los jugadores, que no conocemos. Cuando queremos darnos cuenta, la casa está llena de gente”. Cumpliendo cuando había que hacerlo, tales festines suenan a bendición entre los malagueños.

ARTÍCULO: Una historia para compartir - Mayoral Maristas a ACB
ARTÍCULO: Mayoral Maristas, un hito irrepetible

LECHE RIO BREOGÁN El conjunto lucense logró el segundo ascenso a ACB de su historia después de perder la categoría un año antes. Tras su regreso compitió durante siete temporadas consecutivas en la máxima categoría.


Extracto del artículo de Antonio Rodríguez sobre la 1ª B de 1987-88:


Para una plantilla de lujo, una pareja de lujo. Mantuvieron a Rudy Woods del anterior curso. Y este, sin los kilos que le sobraban cuando aterrizó en Lugo, mucho más rápido y estilizado, sus 2,08 de estatura le convertían en una amenaza rival difícil de parar. Woods hacía mucho daño en la zona ganando la posición e intimidando atrás. Con la adquisición de otro “tanque” en la categoría, Román Carbajo, formaban una pareja interior difícil de acometer. Con los puestos interiores cubiertos, pudieron fichar al siempre elegante Curtis Berry, alero de enorme categoría, completando un trío sinónimo de éxito. Procedente de Mataró, Berry tuvo el premio en el verano de 1988, de formar parte de la plantilla de Atlanta Hawks que, en post temporada, viajó a la URSS a disputar unos encuentros amistosos.





TENERIFE El club tinerfeño que logró el ascenso fue el Tenerife Amigos del Baloncesto, fundado en 1986 tras heredar los derechos del RC Náutico. Bajo la batuta de Moncho Monsalve y la incorporación de importantes jugadores nacionales se logró el ascenso a la ACB. El club compitió durante dos temporadas en ACB.


"Una foto para comentar", por Jose Carlos Cabrera

Extracto del artículo de Antonio Rodríguez sobre la 1ª B de 1987-88:

Moncho Monsalve sabía que había fichado muy bien para aspirar al ascenso en este curso. Y no tuvo ninguna necesidad de cambiar. El alero Bill Varner promedió 27,7 puntos y estuvo entre los máximos anotadores. Un alero de enorme categoría, que emigró a Bélgica para ser jugador de Euroliga (o de Liga Europea que se llamaba) y hacer destrozos al Barça y al Real Madrid años más tarde con el Racing Malinas. Regresó a nuestro país, a la ACB, para triunfar en Ourense y hacer un más que notable papel en Pamesa Valencia. Atlético, tirador… siendo más joven en esta 1ª B, toda una delicia. Wally West era el pívot anotador y resolutivo que dio consistencia bajo tableros y como nota, que un año después a Ray Smith por su lesión, ya en ACB. Una excelsa pareja con gran rendimiento.

VALVI GIRONA El  conjunto catalán lograba el ascenso el 7 de mayo de 1988 después de derrotar a Cajamadrid en el tercer partido de una serie que comenzó con derrota pero que consiguieron levantar. El capitán de aquel equipo era Pep Pujols recordaba en un artículo publicado en el Diari de Girona que "Fue un hito histórico, no se había conseguido nunca llegar a la ACB y aquel ascenso provocó que mucha gente, entendiese o no, se acercase al baloncesto para ver el espectáculo".



Pujols destacaba el carácter modesto del club que subió derrotando a un "Cajamadrid que tenía mucho más presupuesto que nosotros, jugadores experimentados como los americanos o Ansa y otros que acabarían siendo muy importante en el baloncesto como Juan Orenga, Llorente o Quique Villalobos".

L'anònim trentè aniversari del Valvi Girona a l'ACB

Extracto del artículo de Antonio Rodríguez sobre la 1ª B de 1987-88:

Pues sí, creemos que en A Coruña debieron lamentarse y echar de menos la figura de Jimmy Wright, fichado este año por Valvi Girona. Jugador del Bosco un año antes, volvió a ser el puntal ofensivo en su nuevo equipo (27,2 puntos en temporada regular). Tal fue su rendimiento, que fue renovado por el club este verano de 1988, en su salto a la ACB, por primera vez en la historia. Ya saben, ala-pívot de buen tiro exterior y más que notable uno contra uno, muy habilidoso. El trabajador en las zonas era Greg Sims, pívot de 2,07 de estatura, renovado del año anterior y ahora, manteniéndose como un gran reboteador y un gran ladrón de balones. Nada menos que 13,8 rebotes y 4,7 recuperaciones de balón -al menos lo que dicen las estadísticas de la época- sumó por choque. El rubio pívot lo tenía claro. ”En el equipo tenemos grandes tiradores. Por eso es más necesario que me concentre en el rebote que en la anotación. En 1ª B, nuestro papel como foráneo, tiene más responsabilidad. En ACB -donde jugó el año anterior en Manresa un par de meses, supliendo la baja por lesión de Clyde Mayes-, podemos ser más sustituibles, porque tus compañeros nacionales tienen más calidad”. En el juego interior, tuvieron la inestimable ayuda de Herminio San Epifanio, que realizó una excelsa campaña.

No hay comentarios:

Post Bottom Ad

Pages