El lento y creciente regreso de la 'Lucentumania' a Alicante - Lucentum Blogging

Lucentum Blogging

Desde 2007 hablando del Lucentum Alicante

ÚLTIMAS NOTICIAS

Home Top Ad

Post Top Ad

13 marzo 2019

El lento y creciente regreso de la 'Lucentumania' a Alicante


SÍGUENOS EN INSTAGRAM

Catorce triunfos consecutivos suma ya el HLA Alicante. Una racha histórica, récord en categoría profesional en la historia del club y que se sigue acercando al tope de 16 triunfos logrados con Kuko Cruza en el banquillo en Primera Nacional.

Este año está suponiendo un punto de inflexión en la historia reciente del Lucentum. Es el primer año en el que realmente se aprecia un crecimiento notable del club en masa social y en impacto mediático en la ciudad. 

Han sido muchos años en los que el club ha intentado de mil maneras potenciar la asistencia a los partidos, mejorar los números de abonados, pero ha habido siempre una sensación de que había un techo difícil de romper. Solo en ocasiones puntuales y en momentos decisivos se ha visto como las gradas presentaban buen aspecto. 

Añadir leyenda

Es curioso que el punto de inflexión vino con el Playoff del año pasado, especialmente en la serie final ante Canoe. Aquellos partidos atrajeron a mucha gente al pabellón y aquel quinto partido nos dejó el inolvidable aspecto de unas gradas casi llenas para ver un partido del Lucentum. Aquello acabó en un doloroso jarro de agua fría que podía apagar aquella llama, sin embargo ese espíritu y esa inercia se extendió hacia esta temporada.

La asistencia al pabellón ha sido mayor ya desde comienzo de temporada y la tendencia ha sido siempre al alza. Más allá de los buenos resultados, que siempre ayudan, está siendo el espíritu y el juego del equipo el que está enganchando a la grada. Es precioso ver como en partidos de liga regular hay gente en casi todas las gradas ya. También se nota mayor colorido, muchas bufandas azules vuelven a poblar las gradas y la Kali consigue cada vez más animar al resto de gradas a sumarse a sus cánticos. Es como si el engranaje de lo que fue este pabellón volviera a querer engranarse de nuevo.  Aún tenemos recientes las imágenes de aficionados solo en las dos gradas laterales durante la gran mayoría de partidos en estas últimas temporadas en LEB Plata.


La expectación que generó la Copa LEB Plata, las colas que es habitual ver en las taquillas antes de los partidos, el centenar de nuevos abonados para esta fase de ascenso... son síntomas de que el Lucentum vuelve a sonar en la ciudad.

El impacto en los medios también ayuda. El Diario Información hace un seguimiento mucho mayor en los últimos dos años y además hace un exquisito trato al patrocinador del club, cuidando siempre la denominación HLA. En este sentido hay que destacar también el importante apoyo de HLA al club, porque es evidente que el apoyo integral tanto en patrocinio como en esas tareas de que la marca HLA se cuide también en las crónicas es muy imporante. Ojalá el patrocinio se pueda extender y mejorar en caso de un posible ascenso a Oro.


Aunque estamos en tiempos de redes sociales, la presencia visible y regular en las ediciones impresas del principal (y ahora único) rotativo de la ciudad es algo clave para que se vuelva a hablar del Lucentum en los corrillos de la ciudad. Igual de importante que es la regular presencia en programas de radio y televisión locales. Todo suma.

He de reconocer que, personalmente, me alegro de ver el aspecto que tienen las gradas y esa sensación de que la gente se vuelve a enganchar al Lucentum. Me alegro por esa Kali Nord que ha estado partido tras partido acompañando al equipo en estos años difíciles. Me alegro también por una directiva que lleva seis años desde que cogieron el club y asumieron el reto de hacerlo resurgir desde Primera Nacional en lo deportivo y de conseguir cerrar aquel pufo de concurso de acreedores heredado. Imagino que a lo largo de estos casi seis años habrá sido incluso frustrante ver que era casi imposible hacer que creciera el impacto o la masa social del Lucentum.


La Copa LEB Plata supuso un primer 'premio' para todo el club después de los jarros de agua fría recibidos ante CBC Valladolid en 2017, ante Granada en la Copa 2017 o ante Canoe en 2018. Falta el 'premio gordo', pero caminamos por la buena senda. Ojalá todo se redondee con un ascenso, pero nos queda mucho todavía.

En cualquier caso, es innegable que estamos ante una ocasión de oro para coger impulso de nuevo. Un ascenso a LEB Oro supondría la consolidación del proyecto y nos devolvería a una LEB Oro mucho más competitiva y con mayor nivel que hace 4 o 5 años.

Pero como siempre se ha dicho desde el club: Hay que tener los pies en el suelo. Nuestro siguiente paso es poder ganar a Juaristi ISB este viernes para seguir caminando hacia el ascenso. La enorme racha que llevamos no nos ha servido ni para ser líderes en solitario, así que hay que seguir centrados. Aunque como afición tenemos todo el derecho a ilusionarnos, a disfrutar y a soñar con un ascenso que ya nos toca.

Ahora llegan esos momentos en los que nos jugamos el ascenso de verdad. Esos momentos en los que la afición acude al pabellón al olor de cosas en juego. Pero este año se llega con una base fuerte de aficionados, algo que nos hace tener que ser optimistas y pensar que vamos a vivir unos últimos partidos de liga con grandes ambientes. Ojalá esa gente que llega nueva o que regresa después de algunos años se enganche de nuevo y podamos volver a teñir de color el pabellón.

No hay comentarios:

Post Bottom Ad

Pages