VÍDEO | La polémica jugada que dejó al Lucentum sin ascenso ACB en 1995 - Lucentum Blogging

Lucentum Blogging

Desde 2007 hablando del Lucentum Alicante

ÚLTIMAS NOTICIAS

Home Top Ad

Post Top Ad

11 abril 2020

VÍDEO | La polémica jugada que dejó al Lucentum sin ascenso ACB en 1995


La elaboración de la serie sobre las Historia de los ascensos a ACB sigue ofreciendo tesoros que están ocultos en Youtube. En esta ocasión, he podido ver por primera vez las imágenes de una jugada que pudo cambiar la historia del Lucentum. Sucedió hace 25 años en Gijón.

Temporada 1994-95. El Lucentum acababa de fundarse y afrontaba su primera temporada en EBA. El conjunto alicantino compitió en una liga recién creada y compitió la primera fase en la Conferencia Sur, donde acabó cuarto clasificado. En la segunda fase, tras quedar segundo en su grupo lograron el pase a la fase final que se disputaría en Gijón.

En esa fase final, el equipo dirigido por Luis Casimiro eliminó a Leymakao Coruña en cuartos de final y se jugaría el ascenso a ACB ante un Trébol Gijón que jugaba ante su afición.

Aquel Lucentum (denominado entonces Ernesto Electrodomésticos) se quedó a un paso de la historia y perdió por 69-68 en un emocionante partido que se decidió en una polémica acción final sobre la que había leído mucho, pero que nunca había podido ver (hasta hoy).



Con el vídeo delante, ?fue o no fue falta?

Así se describía aquel polémico final en el Diario Información:

"Faltaba once segundos para terminar el encuentro cuando Ibarra roba un balón y se va directo hacia la canasta del Gijón mientras un jugador gijonés recula, corre de espaldas a su canasta, intentando defender al pivot alicantino. Cuando Jose María consigue encestar, el arbitro principal Murgui sanciona al jugador alicantino con una falta personal en ataque más que dudosa porque el asturiano parecía tener los pies en movimiento. De un posible 67-68 y un tiro libre para Ibarra, se pasó a un 67-66 y dos tiros libre para el Gijón"

Tras este dramático final, el vestuario alicantino era un mar de lágrimas. El presidente del Ernesto, Paco Pastor, dijo que el arbitraje "ha sido una vergüenza", mientras que Luis Casimiro fue mucho más comedido al declarar que "los árbitros han estado aceptables aunque ha habido una jugada puntual en los últimos segundos que pudo cambiar el resultado".




No hay comentarios:

Post Bottom Ad

Pages