Copa Príncipe 2002: El Lucentum se lleva el título


En el año 2002, con Julio Lamas como técnico, y recién descendidos de la ACB, el Lucentum se plantó en la Copa Príncipe como cuarto clasificado de la liga regular al final de la primera vuelta, a cuatro victorias del líder Manresa que estaba siendo claramente superior en esta primera fase de liga.

El llegar a la Copa fue un premio deportivo, pero económicamente supuso un problema para las siempre maltrechas arcas lucentinas, y días antes de la competición se podía leer en la prensa que el entonces secretario técnico del Lucentum, Miguel Cano declaraba que "jugar la Copa Príncipe es ahora mismo un problema" en referencia a la falta de liquidez para afrontar el viaje y las primas pactadas a los jugadores.



Por su parte, Julio Lamas confiaba en derrotar al potente Manresa en las semifinales ya que "a un partido puede pasar cualquier cosa" y también comentaba que le había pedido al equipo "toda la ambición para ganar la Copa".

En la previa del partido ante el Manresa de Ricard Casas el entrenador del Lucentum declaraba que "para llegar a la final hay que jugar el mejor partido del año", mientras que el técnico del club manresano se mostraba cauto y comentaba que "tenemos que jugar el partido con la máxima concentración porque los alicantinos tienen un bloque muy compacto y cualquier jugador puede anotar".


Al final el Lucentum sorprendió al Manresa y se impuso por 67-74 en un partido poco vistoso con muchos errores y donde las defensas se impusieron a los ataques. El Lucentum comandaba el marcador desde el primer cuarto con ventajas que rondaban los diez puntos, pero en el tercer cuarto el Manresa, liderado por Ferrán Laviña se puso por delante en el marcador (53-52), pero cuando parecía que el signo del partido iba a cambiar el Lucentum endosó un parcial 0-8 que dio la tranquilidad necesaria para jugar los últimos minutos con ventaja.

En definitiva, el Lucentum se plantó contra pronóstico en la final, donde esperaba el Tenerife que había sorprendido al equipo anfitrión ganando a Ourense por 67-81.


En la final el partido ante Tenerife comenzó muy igualado, pero en el segundo cuarto el Lucentum se vio superado por los tinerfeños que tenían en sus filas a jugadores de la calidad de Larry Lewis y Savane. Al descanso se llegó con 33-40 favorable a los isleños.

Tras un tercer cuarto igualado, dio comienzo el decisivo último periodo y un triple de Sabaté puso el 50-55 en el marcador a falta de siete minutos para el final de partido, pero, ¡esa resultó ser la última canasta del Tenerife!. A partir de entonces el Lucentum fue una apisonadora y, con la enorme dirección de Pablo Prigioni y la efectividad de Anthony Douglas (27 puntos) infringió un severo parcial de 23-0 que dejó un marcador final de 73-55, tras presenciar uno de los mejores cuartos de la historia del Lucentum.

Resumen de artículos publicados en ACB.com en referencia a la Copa Príncipe 2002:

Previa de la Copa Príncipe 2002
Copa Príncipe: Lucentum, primer finalista tras eliminar al Manresa
Copa Príncipe: El Tenerife acaba con el anfitrión (67-81)
Lucentum derrota al Tenerife y se alza con la Copa Príncipe


Comentarios

Entradas populares de este blog

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

Adiós a Miguel Ángel Zapata, ¿y ahora qué?