Las cuentas empiezan a no salir

Con la derrota del domingo se rompió la buena racha de victorias en casa, y la dinámica de vencer en los partidos en los que no había que fallar, y ésto lo que hace es que empiece a ser cada vez más imperioso vencer a domicilio, algo que será complicado en lo que queda de primera vuelta (visitas a DKV Joventut, Cajasol y Regal FCB).

Así las cosas, las cuentas empiezan a no salir y la situación se está complicando a pesar de que la igualdad en la clasificación no dé esa sensación. En casa quedan dos partidos vitales, ante un Xacobeo que cada día está más asentado y con más confianza y ante un Estudiantes que vendrá quizás luchando a muerte por entrar en la Copa del Rey, lo que le convierte en un rival temible.

Con este calendario a la vista, el objetivo de acabar la primera vuelta con 7 victorias está lejano y se podría dar por bueno llegar con 6-11 en el casillero.

Este balance obligaría a repetirlo en la segunda vuelta para llegar al menos a las 12 victorias, cifra en la que puede estar la salvación aproximadamente, pero con la diferencia de que en la segunda vuelta donde va a haber que rascar las victorias será a domicilio, ya que en casa el calendario se complica sobremanera, y siendo objetivos, será complicado vencer a muchos de los rivales que nos vienen a visitar (Real Madrid, Unicaja, Cajasol, Power Electronics Valencia, DKV Joventut, Regal FCB), como visitas de obligada victoria viendo este calendario, creo que hay que ganar sí o sí a Granada, Bilbao, Fuenlabrada, pero a esto hay que sumar al menos 3 o 4 victorias más, que deben de salir de alguna victoria en casa ante alguno de los cocos que he citado antes y también de las visitas a los rivales directos (CB Murcia, Xacobeo, Granca, Manresa...).

Queda mucha liga y todo puede dar vueltas, así que hay que empezar pronto a mejorar y a ver si ante DKV Joventut podemos dar la primera sorpresa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

HLA Alicante ocuparía una plaza vacante en LEB Oro si Bilbao compra la plaza de Araberri

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración

LEB Plata 2018-19: Un primer análisis de los dos grupos