Movimientos en la plantilla: ¿Garantía de éxito?


Comienza la segunda vuelta de la liga, y los equipos con urgencias mueven ficha y echan mano de los recursos económicos de los que disponen para intentar revertir la situación deportiva en la que están inmersos.

Del éxito de estos movimientos dependerá en gran medida el futuro inmediato de los equipos, ya que el que acierte con los fichajes puede entrar en una dinámica positiva que le haga salir del pozo, mientras que si estas incorporaciones no cumplen con lo esperado, dejan a los equipos en una situación complicada, con menos tiempo de respuesta y con menos "cash" en sus arcas.

En esta tesitura se encuentra ahora Meridiano Alicante que tomó la decisión de apartar a Mario Austin para incorporar a Pape Sow y buscar así mayor intensidad en la pintura, y mejorar también en el aspecto reboteador. Tras un debut poco alentador, debido en parte al escaso tiempo de adaptación, se espera que para este domingo ante Granada ya pueda aportar más al equipo.

Los rivales del Meridiano Alicante no andan a la zaga y Bilbao Basket también ha movido ficha incorporando a Axel Hervelle, reforzando de esta forma su juego interior con un jugador muy versátil y de mucha calidad que en los dos encuetros que ya ha disputado ha rayado a buen nivel. A esta incorporación se une la llegada de Fotis Katsikaris al banquillo, lo que siempre puede crear un punto de inflexión en la dinámica del equipo vizcaíno.

El colista, CB Murcia también mueve ficha y ha incorporado a Josh Asselin, que comenzó la temporada en Cajasol y que es un interior de mucha calidad. También ultiman en Murcia la llegada de un alero, de Amara Sy, que se puede cerrar en las próximas horas. Dos incorporaciones que buscan revertir una situación muy complicada.

Estos cambios en la plantilla suelen llegar acompañados de una mala situación deportiva, y el resultado de estos fichajes no ha sido siempre el deseado, vamos a repasar los movimientos en las plantillas del Lucentum en sus temporadas complicadas en ACB (2000-01, 2003-04, 2005-06 y 2006-07):

Temporada 2000-01:

En la primera temporada ACB del Lucentum los problemas se centraron en el juego interior, donde ninguno de los jugadores fichados para ser referencia en la pintura, Diego Osella y Ammal McCaskill, llegaron a serlo, y lo que es peor, sus sustitutos tampoco consiguieron llevar al equipo a la salvación.

El primero en caer fue McCaskill, que a pesar de firmar unos números bastante buenos (15 pts, 8 reb, 21 valoración), fue cesado tras 11 jornadas de liga, creo recordar, por motivos extradeportivos y falta de disciplina (si algún lector del blog puede aportar más luz a mi memoria se lo agradezco).

En su sustitución llegó Marlon Maxey, un jugador que venía tocado por las lesiones y que tampocó llegó a aportar lo que necesitaba el equipo y fue cortado en la jornada 20 y sustituido por el excéntrico Terquin Mott, que si que insufló algo de sangre y de energía al equipo, pero cuando ya era demasiado tarde y no pudo conseguir la salvación a pesar de algunas actuaciones muy destacadas, como la que tuvo ante Joventut en la penúltima jornada (28 pts, 15 reb, 36 valoración).

En la jornada 17 fue cortado el argentino Diego Osella, que nunca llegó a adaptarse a la liga y que firmó unos números muy pobres (6 pts, 2 reb, 4 valoración). Fue sustituido por Dusan Jelic.

El resultado final de esa temporada fue el descenso a la Liga LEB.



Temporada 2003-04:

Tras un comienzo horrible de liga, la primera víctima fue Anthony Stacey, que fue cortado en la jornada 11 después de firmar 9 puntos y 2 rebotes de promedios. Su sustituto, en lugar de reforzar el perímetro, fue el pivot DeMarco Johnson, lo que descompensaba totalmente aquel equipo, y tras la llegada de Trifón Poch, se le dio la baja en la jornada 17, para incorporar al alero Quincy Lewis.


En la jornada 14 se incorporó a Pepe Sánchez en el puesto de base, sustituyendo a Jesús Lázaro, lo que supuso un enorme salto de calidad que fundamentó la gran segunda vuelta del equipo.

Con la llegada de Quincy y de Pepe Sánchez, unida a la recuperación para el equipo de Oriol Junyent, se consiguió revertir una situación muy mala y llegar a obtener una salvación irrepetible.

Esta temporada fue un ejemplo positivo de que con dos incorporaciones de calidad se puede revertir la dinámica de todo un equipo.

Temporada 2005-06:

El primer movimiento en esta temporada fue la baja de Doremus Bennerman, un jugador que no
llegó a aportar en casi ningún apartado y fue cortado en la jornada 12, coincidiendo con una lesión de Britton Johnsen y se incorporó a Johnny Taylor durante tres jornadas (hizo -3 de valoración en todos los partidos).

Tras la recuperación de Johnsen, se prescindió de Taylor y no fue hasta la jornada 22 cuando se decidió dar un golpe de timón al equipo con la baja de Johnsen y el fichaje de Jimmy Hunter.

La llegada de "Snap" Hunter si que supuso una clara mejora en el juego, al tener una referencia clara en el perímetro y a un jugador muy intenso en defensa y con capacidad reboteadora. Hunter promedió 15 ptos, 4 rebotes y 11 valoración en los 12 partidos que disputó, destacando su actuación en Granada (35 pts, 4 reb, 7 faltas recibidas, 34 valoración) que valió la salvación matemática del equipo a falta de una jornada.

En esta temporada la incorporación de Hunter fue decisiva para conseguir la salvación.

Temporada 2006-07:

En esta temporada se dio un fenómeno curioso, la única baja que se dio fue una baja relativa, ya que se le dio a Digbeu, pero realmente Digbeu estuvo apartado del equipo desde el comienzo de la liga.

En la jornada 18 se incorporó a Josh Fisher para reforzar la dirección de juego después del pésimo rendimiento ofrecido por Mous Sonko, en ese aspecto se mejoró algo, pero no lo suficiente.

Fue una temporada que acabó con el descenso, pero de una manera "dulce", ya que no se estuvo en posiciones de descenso hasta la jornada 33, por lo que la sensación de urgencia no se percibió desde el club hasta demasiado tarde, y fue en la jornada 30 cuando se incorporó a Ademola Okulaja para intentar conseguir cerrar una salvación que se escapo en los últimos encuentros de liga.


Después de este repaso podemos ver que los dos descensos que jalonan la historia del Lucentum tuvieron mucha diferencia en cuanto a movimientos de plantilla, mientras que en 2000-01 se intentaron bastantes movimientos, todos ellos infructuosos, en la 2006-07 apenas se movió la plantilla, ni el banquillo, y el final fue el mismo.

Sin embargo en las temporadas con final feliz, sí que se puede observar que unas buenas incorporaciones a mitad de temporada fueron decisivas.

Esperemos que este año podamos tener un final feliz, y que Pape Sow sume al proyecto, ya que, en mi opinión, el bloque es mucho mejor que el de las otras temporadas en las que se descendió.

Comentarios

Alberto Chilet Rumí ha dicho que…
No se mucho de Sow, pero la verdad es que la ACB este año está muy reñida y sobre todo si los equipos de abajo empiezan a reforzarse tan bien. Os deseo suerte y seguro que no sufrís con el descenso!

pd: Ramón, para la liga supermanager los pasos son muy sencillos. Si aún no estás registrado en Supermanager, entra en el link de mi blog (parte de abajo) y regístrate. Una vez registrado, crea un equipo nuevo (ponle el nombre de Meridiano Alicante) y elige a los jugadores. Una vez creado el equipo entra en el apartado de ligas privadas, inscribirte en ligas privadas, busca DesdeElPerímetro y inscribe a tu equipo. Si tienes dudas pregunta! Un abrazo!
Anónimo ha dicho que…
Si cortan a quintana, seguramente el entrenador que venga, mejorará el rendimiento de la plantilla y nos ahorraremos dinero de cortes de jugadores

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración