Temporada 2003-04, el año bipolar del Lucentum (IV): El paso por la ULEB Cup


La temporada 2003-04 arrancaba como histórica por el hecho de ser la del debut del Lucentum en una competición europea, fruto de la gran campaña anterior, y lo cierto es que acabó siendo histórica, pero por motivos muy distintos a los que se esperaban.

En esta entrada vamos a hacer un repaso de la trayectoria de aquel Etosa Alicante por la ULEB Cup:

El debut se producía el 11 de noviembre y llegaba con el equipo sumido en una gran crisis y dos días después de encajar en casa una derrota ante un rival directo como era Polaris World Murcia (58-62), que dejaba al Etosa Alicante con 2-8 en su casillero.


Pero lo que podía ser una via de escape a la crisis sirvió para ahondarla con una derrota en Letonia ante Ventspils (95-81).

Una semana después el Centro de Tecnificación era testigo por primera vez de un partido de competición europea del Lucentum, fue ante el Metis Varese y se volvió a escenificar la mala temporada del equipo, con un final de encuentro, que muchos recordarán, con el Etosa Alicante ganando de 5 puntos a falta 1 minuto para el final de la prórroga, pero una serie de errores tremendos acabaron con un 80-83 y la segunda derrota europea del Etosa.



En la tercera jornada el Etosa Alicante consiguió un triunfo histórico en el Pabellón Pionir de Belgrado (87-89), en un encuentro en el que jugó el recién incorporado DeMarco Johnson y que retrasó un poco la anunciada y prevista destitución de Luis Casimiro.

Cuarta jornada y nueva derrota, esta vez ante Charleroi (55-59), en el primer encuentro tras el cese de Luis Casimiro, y que fue dirigido por Alfredo García. La mala imagen del equipo siguió presente y el partido acabó con una nueva pitada.

Como si de una pesadilla se tratara, la ULEB continuaba, quinta jornada y nueva derrota, esta vez ante Gravelines (85-71). El equipo ya contaba con Trifón en el banquillo, y con Pepe Sánchez recién fichado, pero a pesar de eso no se pudo lograr la victoria en una competición que seguía lastrando al equipo.



En la sexta jornada, el equipo logró una victoria ante Ventspils (84-76) casi dos meses después de lograr el último triunfo.

En Varese el equipo dijo adiós a sus opciones de pasar de fase, con una derrota por 93-78, ya con Quincy Lewis en la plantilla.

Con el equipo ya eliminado y pensando en la liga, se recibía en el Centro de Tecnificación al Estrella Roja y se vivió un partido curioso, ya que el Etosa llegó a ir perdiendo por 46-63, hasta que apareció Héctor García anotando cuatro triples consecutivos que levantaron al público de sus asientos, aunque finalmente la victoria se fue para el equipo serbio (78-81).

En la penúltima jornada el equipo viajaba a Bélgica para cumplir el expediente y reservarse para los decisivos encuentros de liga y cayó ante Charleroi (80-64).

El cierre se puso en casa ante Gravelines, con una victoria (89-81) tras remontar un partido que se llegó a perder por 21 puntos, pero aquello era lo de menos en vísperas de momentos decisivos en la ACB.

En definitiva, que lo que era un premio por el buen trabajo se convirtió en una pesadilla que casi todos queríamos que acabara cuanto antes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración