Previa del Blancos de Rueda Valladolid-Meridiano Alicante: Luchar contra las adversidades


 Foto: Aitor Bouzo - enCancha.com
Meridiano Alicante viajará hoy viernes hasta Valladolid con "un buen trabajo del equipo, teniendo en cuenta las ausencias pero con la misma ilusión de hacer un buen partido y ser competitivos los 40 minutos”. Así definía Txus Vidorreta el ánimo del equipo ante este encuentro.

La llegada de Vidorreta a Alicante ha aligerado mucho la tensión en el entorno del equipo y, a pesar del 1-8 que marca la clasificación, la afición confía en que Vidorreta pueda revertir la dinámica del equipo, aunque lógicamente esa "calma" no durará mucho si las derrotas se siguen sucediendo, de ahí lo vital del partido ante Valladolid.

Muchos son los factores que marcan el partido del sábado, y vamos a intentar desgranar algunas de las claves del encuentro:

Se multiplican los problemas de Meridiano Alicante

Los problemas se le multiplican a Meridiano Alicante, y a la baja de Axel Weigand, se ha unido esta semana la de Serkan Erdogan, que estará tres semanas de baja por un desgarro muscular, y la duda de Carlos Cazorla que se retiró del entrenamiento de ayer con molestias en el dedo pulgar de su mano izquierda, aunque como ha explicado el técnico “viajará con el equipo e intentará probar mañana en el entrenamiento”.

 Foto: Aitor Bouzo - enCancha.com
Así las cosas, y a la espera de que Cazorla pueda participar en el partido, el perímetro de Meridiano Alicante se reduce a Mario Stojic y Álex Urtasun. Precisamente dos jugadores que no están rindiendo al nivel esperado de ellos esta temporada, y que se encuentran ante una ocasión crucial para reivindicarse y es de suponer que Vidorreta habrá trabajado mucho a todos los niveles con ellos para que puedan liderar el juego exterior de Meridiano Alicante.

Alternativas a Erdogan

Mientras el club sondea el mercado en busca de un refuerzo exterior, lo cierto es que el equipo pierde a su máximo anotador. Una de las opciones que se pueden plantear sería que Heurtel disputara minutos como escolta para reforzar el perímetro, jugando simultáneamente con Llompart en algunas fases del partido.


Es probable también que el club desplace al joven base kosovar de pasaporte francés Elios Sadiku, que llegó a prueba hace unos meses y que puede tener minutos para completar la dirección de juego del equipo.

Sin refuerzo interior

Se ha hablado mucho esta semana sobre la posible llegada de un refuerzo interior. Martin Rancik es el nombre que más suena. Nada de nada. El equipo tendrá que continuar con la tripleta Sow-Andriuskevicius-Doellman como referencia y con Rejón para cubrir problemas puntuales.

Vidorreta habrá tenido especial trabajo con sus pivots para intentar mejorar el aspecto reboteador del equipo y también para preparar movimientos que permitan un juego más equilibrado en el conjunto y evitar la sobredependencia de un tiro exterior mermado sin la presencia de Erdogan.

El técnico quiere sacar partido a Andriuskevicius, y eso empieza por conseguir centrarlo mentalmente. Vidorreta ya sabe lo que es trabajar con hombres muy altos, lo hizo con Weis en Bilbao, recuperándolo después de varios años de ostracismo en Málaga.

 Foto: Aitor Bouzo - enCancha.com

Consolidar la mejoría del equipo

En el artículo de Darío Cornejo publicado el lunes se apuntaban mejorías del equipo tras la llegada de Vidorreta, y en Valladolid es el momento de refrendar esa buena línea, por encima de las lesiones. 

Mantener esa mejor circulación de balón para buscar mejores opciones, seguir generando buenas inversiones de balón para desequilibrar las defensas rivales, mantener la intensidad defensiva... Esos puntos serán claves para la confianza de los jugadores y estar en partido.

Los puntos a mejorar durante esta semana deben haber sido la mejor actitud para el rebote y poder evitar así la generación de múltiples segundas opciones para los rivales, también reducir las pérdidas de balón y sobretodo el seguir buscando opciones y soluciones tácticas para que los interiores puedan recibir más balones cerca del aro y poder generar espacios para que lleguen situaciones de ataque más variadas.

Pisuerga, territorio prohibido

El indudable buen arranque de Blancos de Rueda Valladolid se ha basado sobretodo en la solvencia en su cancha, donde no ha perdido ningún partido, consiguiendo victorias meritorias ante rivales complicados como DKV Joventut (+19), Power Electronics (+7) Bizkaia Bilbao Basket (+8) y Asefa Estudiantes (+13), lo que da una muestra de lo difícil que será sacar algo positivo de Pisuerga.

El balance histórico no invita al optimismo tampoco. Una victoria en ocho visitas al Polideportivo Pisuerga, un pabellón que presentará un gran ambiente para ver a un Blancos de Rueda que querrá volver a la senda del triunfo tras las dos últimas derrotas a domicilio, frente a Real Madrid y Unicaja.

 Foto: J. Alberch - enCancha.com

Blancos de Rueda, un equipo que crece

Porfi Fisac ha consolidado un proyecto que mantiene todavía el bloque que ascendió hace dos temporadas y que ha apuntalado con las incorporaciones de esta temporada. 

La llegada de Stanic ha reforzado la dirección de juego, mejorando la aportación de Brian Chase la pasada temporada y complementándose bien con Dumas. Con Jason Robinson han encontrado otra referencia de garantías para el perímetro, permitiendo liberar a Fede Van Lacke al aumentar las opciones ofensivas. Por dentro, Barnes-Báez-Slaughter-Martín, cuatro jugadores que suman 40 de valoración media, mientras que los interiores de Meridiano no llegana 26.

Uno de los puntos claves del encuentro será ver si Meridiano Alicante es capaz de parar la velocidad del juego vallisoletano, con jugadores como Van Lacke o Diego García, que imprimen mucha velocidad al juego. Para ello será clave la concentración en los balances defensivos y que estos jugadores se encuentren dos líneas defensivas antes de llegar sin oposición al aro.

 Foto: J. Alberch - enCancha.com
En definitiva, parece que son muchos los condicionantes que hacen que el partido sea muy complicado para Meridiano Alicante, pero no se puede dar el partido por perdido, hay que contar con que todavía dure la motivación que ha insuflado Vidorreta al equipo y hay que aprovechar las opciones que nos brinde el partido. A pesar de todo, el rival no es el peor posible, están en buen momento, con confianza y con ilusiones de alcanzar objetivos como llegar a la Copa y, aunque Porfi Fisac no estará por labor de permitir relajaciones en su equipo, lo cierto es que una de las opciones de Meridiano pasa por que haya un poco de confianza y relajación en Valladolid. Soñar es gratis. Hay que seguir luchando.







Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

Importante triunfo de HLA Lucentum basado en el dominio en la pintura