No queremos otra "muerte dulce"


Mirando la clasificación podemos ver que Meridiano Alicante conserva dos partidos de ventaja sobre el descenso, después de encadenar una serie de una victoria en siete partidos, una serie a la que le faltaría una derrota para igualar la que le costó el puesto a Óscar Quintana en el arranque de liga. Sin embargo las sensaciones no son comparables, y huelga decir que lo menos discutido ahora es el buen trabajo de Txus con el equipo. 

Pero esa virtual tranquilidad clasificatoria no nos debe hacer caer en la confianza. Los rivales pierden, sí, pero hasta que tal vez dejen de hacerlo.

Si miramos a nuestro último descenso, se puede decir que vivimos una auténtica "muerte dulce", ya que hasta pocas semanas antes del final de liga teníamos un colchón relativamente cómodo que evitó que se produjeran movimientos ni en el banquillo ni en la plantilla hasta que en la jornada 30, cuando la cosa pintaba ya mal, llegó Okulaja. A falta de sólo 6 jornadas el equipo era 12º clasificado con 11-17 y con ¡¡3 victorias!! de ventaja sobre Bruesa y Menorca que estaban igualados a 8-20.

Seguramente aquel Menorca de Moss, Stojic y Badzaric no es comparable al de este año, ni el Granada parece que tampoco haya conseguido revertir su dinámica a pesar de los movimientos de plantilla que ha hecho con su precaria situación económica que le ha llevado a declarar un concurso de acreedores, pero no podemos creernos que está todo encarrilado.

Aquella temporada los enfrentamientos particulares nos perjudicaban por todos los lados, y nos condenaron al descenso a pesar de estar igualado con otros dos equipos, algo que nos puede volver a pasar si Manresa se cuela en los posibles empates.

Esta temporada parece que la situación no tiene por qué repetirse, o tal vez sí. Menorca es un equipo acostumbrado a las salvaciones milagrosas. En la 2005-06 ya mandó a Ricoh Manresa a la LEB al vencerle en la última jornada (75-73). En la 2006-07 se salvó tras conseguir una victoria vital en la jornada 33 ante Estudiantes y gracias a nuestra derrota en Las Palmas.

Sin ir más lejos, hoy mismo el propio Menorca publica una nota en la que recuerda los casos en los que equipos han conseguido salir del descenso con grandes finales de temporada. Situaciones distintas, sí, pero cuidado.

Me da miedo solo el pensar en un final como el del último descenso, donde tuvimos tres partidos para salvar la categoría y no fuimos capaces de hacerlo. En parte, me consuela el hecho de saber que en la plantilla que tenemos ahora hay tres veces más "arrestos" que en la formada por los Vasic, Sundov, Kornegay, Sonko y compañía.

El domingo volveremos a tener otro partido en casa y hay que ganar ya de una santa vez. Con lesionados o sin ellos. Tenemos que despertar antes de que sea tarde y no darle más ocasiones a nuestros rivales, que a fuerza de nuestros pinchazos siguen creyéndose capaces de alcanzarnos.

Comentarios

ALC Alicante Airport ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ALC Alicante Airport ha dicho que…
Se están manteniendo vivos a 2 muertos como son Granada y Menorca, esperemos que no resuciten. Hay que ganar ya que el final de calendario tiene trampa. Manresa que se distancie que es al único que no le tenemos ganado el basketaverage.

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración

Adiós a Miguel Ángel Zapata, ¿y ahora qué?