Días difíciles para el Lucentum


Todo un día dándole vueltas a la delicada situación que vive el Lucentum y se me han pasado muchas cosas por la cabeza, he leído mucho sobre el tema y me resulta difícil saber como encauzar esta entrada en el blog.

Ayer pudimos escuchar en todos los medios las palabras de todas las partes implicadas, del presidente Miguel Cano, de Juan Seva como representante del Ayuntamiento, de Rejón como capitán,... Y estas son algunas de las frases que nos empujaban a cada minuto al abismo:

Seva:"El futuro del Meridiano no tiene visos de arreglo"
Cano: "No vamos a pasar la auditoría de la semana que viene" "si estamos con los pies en el suelo no veo salida" ...

A uno se le queda cara de tonto cuando después de terminar la liga todas las partes implicadas se citan para después de elecciones, nadie lanza ningún aviso sobre la amenaza que se cierne sobre nosotros aunque muchos ya sabíamos que la cosa no estaba bien. Da la sensación de que se ha estado tres semanas en un pacto de no agresión para que durante el periodo electoral no se hablara de este tema y luego se convoca por fin la reunión del Consejo de Administración con el resultado que ya sabemos.
Ahora resulta que no hay apenas tiempo para realizar ninguna maniobra ni buscar otras opciones que puedan dar viabilidad al club. No sé si la directiva ha pecado de ingenua esperando una nueva maniobra salvadora del Ayuntamiento pero es que me parece que nos están ofreciendo una muerte tan triste que me cabreo. No nos han dado ni la opción de buscar otras cosas, y apenas han dado tiempo para que nos indignemos.

Según comento Cano, realmente no hay ni tiempo para entrar en el Concurso de acreedores, porque eso lo tendrá que aprobar la asamblea de accionistas, en julio, demasiado tarde.

No se trata de que el Ayuntamiento tenga que pagar todo lo que cuesta el Lucentum, pero lo que no entiendo es que se haya erigido en salvador en otras ocasiones, invirtiendo gran cantidad de dinero para ahora hacer que no haya servido para nada y que no haya sido capaz de colaborar (como máximo accionista que es) en buscar otros compañeros de viaje para sacar el proyecto adelante.

Es triste que desde otras administraciones miren para otro lado, pero bueno, ahora está la crisis, que todo lo justifica.

Quiero mantener la esperanza. Hoy leo que el Alicante C.F. empieza a ver luz en su crítica situación (3.6 millones de deuda), unos empresarios andaluces parece que, bajo la mediación de Sonia Castedo, van a proponer un plan de viabilidad.

El Diario La Verdad dice que "En la reunión con Castedo, estos empresarios estuvieron muy interesados en la licitación de las obras de remodelación de Villafranqueza. Ése puede ser uno de los pilares del proyecto que tienen entre manos los futuros mandatarios."

Ojalá venga también una solución milagrosa de última hora que nos saque del atolladero, pero de momento está complicado.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración