Josep Maria Berrocal "El Breve"


Josep Maria Berrocal ya es historia en el Lucentum. Berrocal "El Breve" podríamos bautizarle. El 12 de agosto fue presentado y apenas dos meses después se marcha al aceptar una jugosa propuesta del BC Donetsk ucraniano. Deja a un equipo que se construyó alrededor de él, pero que en los dos meses que lleva en marcha no ha acabado de acoplarse ni de rendir al nivel que se esperaba de él.

Este tipo de situaciones siempre desatan controversias y opiniones encontradas entre los que creen que su marcha se debería de haberse dado en otras circunstancias, quizás después del importante partido en Burgos. Aunque estoy convencido de que la oferta del Donetsk tendría poco plazo para decidir.

Quiero pensar y creo que no hay nada más detrás de su marcha. Una oferta irrechazable tras el cese del técnico del Donetsk. Lo único que espero es que el Lucentum haya sacado rédito de la operación y que una parte de esa gran mejora contractual que se lleva Berrocal se quede en Lucentum. Es lo lógico. Si se cesa a un entrenador hay un entrenador hay que pagar. Si se marcha hay que recibir compensación.

Deportivamente es donde habrá que ver como afecta al equipo. De momento, deja un bloque que no ha acabado de conjuntarse y que tiene muchas carencias y lagunas en el juego. Probablemente eso se solucionaría con tiempo, o tal vez no habría mejorado. Nunca lo sabremos. La plantilla se confeccionó entorno a la figura de Berrocal y el entrenador que llegue tendrá que asumirla tal y como está. La plantilla tiene calidad de sobra y es una plantilla que querría cualquier entrenador, pero hará falta otro tiempo de ensamblaje al nuevo técnico.

Lo cierto es que el mercado de posibles entrenadores es amplio. Hay muchos sin equipo y todavía no han empezado los movimientos en los banquillos, ni ACB ni LEB, con lo que el Lucentum tiene la "suerte" de tener más entre donde elegir. Habrán entrenadores que quieran apurar sus opciones de ocupar un banquillo ACB  y otros que estarán más dispuestos a aprovechar la oportunidad que les brinda el banquillo del Lucentum. Y entre esa importante oferta es donde el Lucentum tendrá que poner sus condiciones económicas y ver cuáles están dispuestos a venir a Alicante.

Suenan nombres como Trifón Poch, Ricard Casas, Paco Olmos o Manolo Hussein, pero hay otros nombres que podrían dar el perfil, como Luis Guil, Gustavo Aranzana o Moncho López.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración