Historia del Centro de Tecnificación de Alicante (II): Conflictos matrimoniales retrasaban las obras y la leyenda del derrumbe de otro edificio de Miralles

 

En la primera entrega de esta serie descubrimos, entre otras cosas, que Santiago Calatrava era el arquitecto elegido para construir el Centro de Tecnificación y que el proyecto comenzaba a gestarse desde 1985.

Retrasos y encarecimiento del proyecto
Mientras seguían corriendo los meses, el precio del proyecto se iba encareciendo y lo que empezaba siendo un presupuesto de unos 150 millones de pesetas se iba engordando y en octubre de 1988 ya se hablaba de unos 700 millones de pesetas de presupuesto.


Un fecha clave es el 16 de junio de 1990. Ese día se firma el convenio entre el Ayuntamiento de Alicante y la Generalitat Valenciana para la construcción del Centro de Tecnificación de Gimnasia (junto con la pista de atletismo). En dicho convenio se hablaba de que las obras se culminarían en el año 1992 y que sería una infraestructura clave para la lucha por organizar los Juegos del Mediterráneo de 1997. En dicho convenio se hablaba de que el CT sería cedido al Ayuntamiento por 25 años y que los 1165 millones que costaría los sufragaría la Generalitat Valenciana. Sigue subiendo el presupuesto.

En mayo de 1991 y en pleno periodo electoral  se seguía hablando del proyecto pero no se iniciaba su construcción. Nuevo incremento del presupuesto. 1300 millones de pesetas

Apenas un mes después se hace público que Alicante iba a acoger el Campeonato del Mundo de gimnasia rítmica en 1993, para lo que el Centro de Tecnificación era una infraestructura básica. A falta de poco más de dos años para su inauguración se volvía a incrementar el coste hasta los 2000 millones de pesetas.

El tramo final de 1991 sirvió para que Alicante '93 fuera presentado oficialmente en Atenas. Se trataba del evento deportivo más importante para la ciudad desde el Mundial de Fútbol de 1982. En dicha presentación se dieron a conocer por el arquitecto del proyecto, Enric Miralles, todos los detalles del Centro de Tecnificación.

Y se descubrió el motivo de los retrasos


Pasaban los meses y no empezaban las obras. El proyecto arrastraba en 1992 cerca de dos años de retraso. ¿El motivo? Un conflicto matrimonial entre los dos arquitectos responsables de la redacción del proyecto. Resulta que el proyecto estaba a cargo de Enric Miralles y su esposa Carme Pinós, que eran socios en su estudio de arquitectura. Al separarse en 1990 entraron en unos litigios por el que ambos se iban repartiendo los proyectos que tenían en marcha, entre ellos el Centro de Tecnificación, con los consiguientes retrasos en las ejecuciones. Tras esa separación, Enric Miralles trabajó solo entre 1990 y 1994, fechas en las que se hizo el Centro de Tecnificación y a partir de 1995 ya trabajó con su segunda esposa, Benedetta Tagliabue, hasta su fallecimiento en el año 2000.

El concejal de deportes, Javier Gallego declaraba que "es tan tonta la explicación de la Consellería sobre el retraso del pabellón, que no tenemos más remedio que creerla".

Además, se tuvieron que hacer una serie de revisiones a instancias técnicas, debido a las dudas existentes, sobre todo en materia de seguridad de las gradas", es en dichas modificaciones donde tal vez se gestaron las ya famosas columnas que se encuentran en medio de las butacas.


La leyenda atribuía esas columnas al derrumbe de un pabellón similar construido por Miralles en Huesca, pero tras indagar podemos ver que ese derrumbe se produjo en abril de 1993, con el Centro de Tecnificación en plena construcción, así que, en principio no parece que ese fuera el motivo.

En 1993, Enric Miralles también tenía en construcción el polideportivo de Huesca y en abril se desplomaba la cubierta de dicho pabellón. La empresa constructura denunciaba a los arquitectos por esas deficiencias. Aquí podéis leer más sobre el derrumbe del Pabellón de Huesca.




Para cerrar esta segunda entrega os dejo un vídeo de una conferencia dedicada en exclusiva al Centro de Tecnificación, durante un curso de la Escola Tècnica d'Arquitectura de Barcelona (UPC) en la que se habla desde un punto de vista técnico y arquitectónico sobre la construcción del CT. Algo interesante si queréis dedicar un ratillo.



Con esta "curiosa" causa de los retrasos y con ese pabellón "gemelo" de Huesca dejamos esta segunda entrega. En la próxima entrega abordaremos ya el inicio de las obras del CT.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración