Historia del Centro de Tecnificación de Alicante (III): Una construcción contrarreloj desde la primera piedra hasta la última

Historia del Centro de Tecnificación de Alicante (I): Todo empezó en 1985

Historia del Centro de Tecnificación de Alicante (II): Conflictos matrimoniales retrasaban las obras y la leyenda del derrumbe de otro edificio de Miralles



En la anterior entrega de la serie dejábamos el Centro de Tecnificación todavía sin empezar a construirse y con un presupuesto al alza que multiplicaba por diez el inicial previsto. De hecho todavía no había ni salido a concurso la adjudicación de las obras. Todo eso a falta de año y medio del Campeonato Mundial de Gimnasia Rítmica.

En junio de 1992 el proyecto se encontraba sometiéndose a revisión por el INTEMA (Instituto Técnico de Materiales) y dicho instituto había reclamado a Enric Miralles que ampliase su informe sobre las gradas y cubiertas del mismo debido a su diseño modernista.

El 23 de septiembre de 1992 terminaba el plazo de presentación de empresas para la construcción y el plazo de ejecución quedaba fijado en 12 meses y veinte días con un presupuesto de 1774 millones de pesetas.

Diecisiete empresas constructoras se presentaron al concurso y la elegida finalmente fue Cubiertas y MZOV, que reducía el tiempo de ejecución a 11 meses y veinte días y el presupuesto lo redujo a 1319 millones de pesetas. El acuerdo de la Generalitat incluía una cláusula por la que después de 20 años la instalación pasaría al Ayuntamiento de Alicante.


El 31 de octubre de 1992, con más de cuatro años de retrasos, se puso la primera piedra del Centro de Tecnificación. Comenzaba así una carrera contrarreloj para que el edificio estuviera listo para que a comienzos de noviembre de 1993 pudiera celebrarse el Mundial de Gimnasia Rítmica. Más adelante iremos viendo que las prisas no son buenas consejeras.

 
Nueve meses después, en julio de 1993 el Secretario de Estado para el Deporte, Javier Gómez Navarro, visitaba las obras del Centro de Tecnificación y, sobre la marcha de las obras, manifestaba que "el Centro de Tecnificación va a pasar apuros, pero estará acabado a tiempo".


Las obras iban avanzando y se marcaba el día 20 de octubre (quince días antes del arranque del Mundial) como fecha de finalización de las obras.

A la par que la construcción del CT se iban conociendo detalles del Mundial, como el precio de las entradas, que oscilaría entre 1500 y 3000 pesetas de la época.

La dimensión del evento era importante. Se esperaba la participación de 200 gimnastas pertenecientes a 54 paises.  En la rueda de prensa de presentación del Campeonato se apuntaba que a pesar de que el presupuesto inicial del CT era de 1300 millones el coste se iba a elevar hasta los 1800 millones de pesetas. 

El presupuesto del Mundial ascendería a 138 millones de pesetas. Como nota curiosa, se apuntaba que como consecuencia de la crisis (en ese 1993 la peseta sufría su tercera devaluación) los premios para las gimnastas españolas que suban al podio iban a reducirse.


Un aspecto importante en la construcción de una infraestructura de estas magnitudas es el valorar el uso futuro y la rentabilidad que se le puede sacar. Ese ha sido un tema que ha estado al margen durante todos estos años y, es a menos de una semana para su finalización cuando el Director General de Deportes de la Generalitat, Jose Antonio Chapa, respondía a la pregunta de si le parecía excesivo el coste de mantenimiento que iba a tener el CT, de cerca de 100 millones de pesetas anuales. Su respuesta era que "cuando sepamos las horas que va a funcionar al día y con qué intensidad de luz, sabremos si son cien o no. Si lo tenemos 24 horas diarias funcionando va a ser una inversión importantes, pero hay que saber cuánto personal hace falta y cuáles son los gastos corrientes."


Se acercaba el día de la entrega de las obras y tras una visita a las obras, Chapa se felicitaba y decía que "alguno se comerá las uñas cuando el día 20 nos entreguen la obra", como desaire a todos los que pusieron en duda el que pudiera construirse en plazo. El propio Chapa declaraba que "la pista central está preparada para cualquier deporte de sala y, además esta previsto dotar a la instalación de material oportuno para la práctica de varias modalidades deportivas, con lo que el centro tendrá una rentabilidad total."


Como hay cosas que no han cambiado con los años, en aquellos tiempos también se llevaba la batalla política. Hay que resaltar que todo el periodo de gestación del CT es bajo gobierno del PSOE tanto en la ciudad de Alicante (Lassaleta y Luna) como en la Generalitat con Joan Lerma. Y claro, el Partido Popular, criticaba desde la oposición que el CT tendría que cerrar después del  Mundial para terminar la construcción.


21 de octubre de 1993. Manuel Fonseca, director general del Consejo Superior de Deportes inauguraba el Centro de Tecnificación. Durante la visita inaugural, el alcalde de Alicante afirmaba que "una instalación de estas características no puede estar desaprovechada y nos saldría más cara tenerla cerrada que abierta."
 
Y ya tenemos el Centro de Tecnificación inaugurado. ¿Acaba aquí su historia?... Ni mucho menos. En el siguiente capítulo más "aventuras" de esta instalación deportiva

Historia del Centro de Tecnificación de Alicante (I): Todo empezó en 1985

Historia del Centro de Tecnificación de Alicante (II): Conflictos matrimoniales retrasaban las obras y la leyenda del derrumbe de otro edificio de Miralles

Share on Google Plus

About Ramón Juan

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :