Historia del Centro de Tecnificación de Alicante (IV): Goteras, Mundial y, de nuevo, cerrado por obras

 

    Seguimos con la serie de artículos en la que recordamos la azarosa historia que tiene detrás el Centro de Tecnificación de Alicante. En la última entrega acabamos dejando el CT recién inagurado a pesar de años y años de retrasos, de encarecimientos y de otras curiosidades que jalonaron su historia desde su concepción allá por 1985.

    En una situación normal, tras la inauguración del Centro de Tecnificación tocaría hablar de los eventos y usos que ha tenido una infraestructura que costó alrededor de 2000 millones de pesetas y que iba a ser la insignia de las instalaciones deportivas de esta ciudad, pero el Centro de Tecnificación es especial, y su historia también. Y aquí la seguimos recordando:


    Cinco días después de la entrega de las instalaciones comenzaban los entrenamientos de la selección nacional de gimnsia rítmica. Eso sí, con ruido de fondo de martillos y maquinaria de obreros terminando las obras. La seleccionadora nacional declaraba que "es una construcción maravillosa, pero creo que le falta algo de funcionalidad, porque la sala de entrenamiento de las gimnastas no está aislada y ello puede repercutir en que el constante trasiego las distraiga". Primeras valoraciones negativas a una instalación pensada específicamente para el alto rendimiento deportivo.

    A falta de una semana para la ceremonia inaugural y tras una intensa lluvia en Alicante, aparecieron numerosas goteras por todas las instalaciones, desde la Pista Central hasta las escaleras, pasando por la sala de entrenamientos. Además, el agua caída en el exterior se colaba por la puerta de servicio que da acceso directo a la pista central.

    Las primeras explicaciones que se dieron era que "restaban por poner unos pequeños remaches y silicona, pero ya está todo arreglado".

    Otros "defectillos":

    Dado que las puertas tenían un cierre de diseño se permitía que desde el exterior se veía el cuerpo de las personas que hacían sus necesidades por lo que se tuvo añadir unos cierres de madera.

    Los operadores de televisión pronto se dieron cuenta de que la claridad que entraba por las cristaleras dificultaba las retransmisiones, por lo que hubo que colocar unas lonas para controlar esa luz entrante.

    La seleccionadora se quejaba de que desde los voladizos de la grada principal se podían ver los entrenamientos de la pista anexa, con lo que se tuvo que poner guardas para que los espectadores no llegaran allí.


    La verdad es que las justificaciones ofrecidas por José Antonio Chapa, director general de deportes de la Generalitat, eran "divertidas". El titular que veis en la imagen creo que lo deja claro.


    Más goteras

    Con el Mundial en marcha volvió a llover en Alicante y volvieron a aparecer nuevas goteras en las instalaciones que obligaron incluso a retrasar el inicio de la primera jornada del Mundial.

    Y a pesar de todas estas incidencias, se pudo celebrar con cierto éxito el Campeonato Mundial, aquí os dejo una lista de vídeos de aquel evento:


    Y tras la conclusión del Campeonato, continuaban las historias:

    Recordemos que, aunque ahora nos parece una anécdota, el Centro de Tecnificación fue concebido como una instalación muy especializada para la gimnasia artística y rítmica. Pues bien, a los pocos días de acabar el campeonato podemos leer que la pista de entrenamiento carece de las medidas exigibles para el trabajo de élite, según Antonio Esteban, miembro de la Federación Provincial de Gimnasia.

    Esteban aseguraba que "lo único que podemos montar en esa sala es una pista de suelo,  ya que hay una zona donde los gimnastas pueden golpearse la cabeza contra el techo al ejecutar sus ejercicios".

    El propio Esteban destacaba que los arquitectos del Centro en ningún momento se asesoraron con consultas a los técnicos sobre las medidas necesarias.



    Para acabar vamos a dejar el Centro de Tecnificación cerrado durante al menos dos meses para que se concluya definitivamente la obra de manera que pudiera estar lista para la finalidad para la que fue concebida, es decir, el entrenamiento de élite para gimnastas, algo que parecía complicado ante las numeros carencias que presentaba una instalación que costó más de 2000 millones de pesetas.

    En la siguiente entrega iremos hablando de los diversos usos que al final acabó teniendo la instalación, muy alejados de los que iba a tener cuando se construyó.

    Comentarios

    Entradas populares de este blog

    LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración

    Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

    Calendario LEB Plata 2017-18